Los arándanos son frutas saludables casi perfectas

Los arándanos forman parte de los llamados frutos rojos y son muy ricos en antioxidantes. A pesar de lo sanos que son, no se trata de la fruta más consumida en el mundo, ya que es el tomate (sí, es una fruta), seguido del plátano y la sandía, y en España es la naranja. Siguiendo con los arándanos, vamos a hacer un repaso por sus beneficios, cantidad máxima que se puede comer al día, dónde podemos usarlos y algunas de las contraindicaciones de esta fruta.

Esta fruta de característico sabor, ya se demostró mediante una investigación científica que se trataba del fruto con mayor cantidad de antioxidantes. Esto último es muy beneficiosos para el sistema inmune, los neuroconectores, todas las células del cuerpo, el tejido del corazón, la actividad del cerebro, etc.

Valor nutricional por 100 gramos de arándanos

Cuando se habla y se calcula el valor nutricional de un alimento siempre se usa la medida estándar de los 100 gramos, así pues, en este caso, 100 gramos de arándanos tienen entorno a unas 57 calorías, 0,33 gramos de grasa, 14,50 gramos de carbohidratos, 0,74 gramos de proteínas.

Asimismo, este fruto tan delicioso también dispone de 2,4 gramos de fibra soluble y casi 10 gramos de azúcar. Evidentemente se trata de azúcar natural y propia de la fruta, no azúcar libre y añadida que es la peligrosa para el cuerpo humano.

Al ser tan pequeño llama la atención la gran cantidad de agua que aportan 100 gramos de arándanos. Yes que estamos tomando más de 84 gramos de agua, es decir, que el 84% de ese alimento es hidratación pura y sana para nuestro organismo.

Estos familiares de los frutos rojos disponen de vitaminas y minerales esenciales para el normal funcionamiento de nuestro cerebro, músculos, huesos, corazón, etc. En concreto dispone de 54 mg de vitamina A, 9,7 mg de vitamina C, 19,3 mg de vitamina K y 6 mg de vitamina B9. Con respecto a los minerales, 6 mg de calcio, 77 mg de potasio, 6 mg de magnesio, 12 mg de fósforo y 1 mg de sodio.

Unas manos asujetando un puñado de arándanos

Beneficios de los arándanos

Las principales ventajas de los arándanos son los que vamos a indicar a continuación. Seguramente cuando conozcamos estos datos, vamos a querer comprar y comer arándanos todos los días, pero con respecto a la cantidad máxima que se puede consumir todos los días y los usos que tiene esta fruta, nos meteremos más adelante.

Cardiosaludable

Los arándanos y los frutos rojos en general son muy ricos en antioxidantes y eso se traduce en una mejor salud para todos los tejidos principales del organismo, incluyendo el corazón. Además, según varios estudios científicos, comer esta fruta, unida a una dieta variada y equilibrada reduce considerablemente la grasa abdominal, el riesgo de padecer diabetes, baja los niveles de colesterol y enfermedades cardiovasculares.

Esta frutita también es beneficiosa para mejorar la circulación sanguínea, al igual que otros frutos rojos. Esto se debe a su contenido en flavonoides que mejora la circulación favoreciendo el trabajo del corazón.

Salud de nuestra memoria

Gracias a las propiedades de la antocianina ayuda a revitalizar y reforzar la memoria, llegando incluso a evitar (o retrasar) la demencia y el deterioro cognitivo propio de la vejez que puede, o no, estar relacionado con algún problema genético o similar que desemboque en Alzheimer.

Antes hemos mencionado el poder de los antioxidantes de los arándanos y los frutos rojos en general. Estos antioxidantes lo que consiguen es retrasar el envejecimiento de todas las células de nuestro cuerpo, y las neuronas son células también. Los antioxidantes son muy beneficiosos para los neuroconectores, de esta forma se retrasa la demencia, al menos se intenta, ya que la genética siempre gana.

Protegen el tracto urinario

Los arándanos tienen otra ventaja esencial, tanto para mujeres como para hombres, y es que son capaces de proteger el tracto urinario y prevenir la aparición de enfermedades e infecciones urinarias. Esto es gracias a la abundancia de ácidos orgánicos aumenta la acidez de la orina impidiendo así la aparición y posible proliferación de las bacterias.

Además, la acción protectora de los flavonoides que hemos mencionado unos párrafos más arriba también actúa aquí desinflamando las paredes venosas e impidiendo que las bacterias y otros microorganismos se adhieran a las paredes y proliferen a sus anchas.

Una tarta decorada con arándanos

Cantidad máxima y usos

La cantidad máxima que podemos comer de esta fruta al día son entre 80 y 100 gramos, aunque hay estudios científicos que concluyen con la importancia de comer unos 150 gramos todos los días. Nosotros recomendamos no excedernos, ni volvernos loco, como tampoco obsesionarnos, ya que debemos tener una dieta variada.

Es decir, que tenemos que tonar otras frutas y verduras, así como frutos secos, legumbres y otros alimentos a lo largo del día. De esta forma completamos todos los porcentajes de vitaminas, minerales, proteínas y demás que nuestro cuerpo necesita todos los días para funcionar al 100%.

Un exceso de vitaminas, minerales, proteínas y demás puede provocarnos náuseas, mareos, pitidos de oídos, pérdidas de memoria, aturdimiento, temblores, falta de equilibro, problemas de visión, caída del pelo, debilidad, etc. Por eso hay que llevar u buen control de todo lo que comemos cada día.

Los arándanos suelen ser pequeños y redondos, los hay rojos y azules (o morados, cada uno los llamada de una forma), son ácidos y sabrosos, se usan principalmente para acompañar ensaladas, tortitas, decorar postres, se comen con yogur, mezclados con otras frutas, se añaden a zumos naturales, etc.

Contraindicaciones de los arándanos

Los arándanos son una fruta con pocas contraindicaciones, pero no se libra. Por ejemplo, si tenemos problemas con el azúcar en sangre y nuestros niveles de glucosa fluctúan, aparte de ir al médico de forma urgente, también debemos evitar los arándanos por que reducen los niveles de azúcar en sangre.

No nos olvidamos de las posibles reacciones alérgicas. Si al comer esta fruta notamos picores, barriga hinchada, garganta inflamada, urticaria y similares, es una señal inequívoca de que muy bien no nos sienta este fruto rojo. Además, otra pista con respecto a las alergias, es que, si ya de por sí somos sensibles o alérgicos a los alimentos que contienen taninos como las nueces, el chocolate, el café, los frijoles, el vino tinto, etc. entonces mejor no comamos arándanos.

Las embarazadas y en periodo de lactancia deberían evitar esta fruta, ya que no se ha podido demostrar al 100% que se beneficiosos y segura tanto para las embarazadas como para el feto.

¡Sé el primero en comentar!