Açai: la fruta exótica que necesitas desayunar

Las bayas de açaí son frutas parecidas a las uvas o arándanos que provienen de las palmeras en las selvas tropicales de América del Sur. Normalmente se promociona como un superalimento y contienen antioxidantes (que pueden proteger su cuerpo de sustancias dañinas llamadas radicales libres), fibra y ácidos grasos saludables.

El açaí es ligeramente ácido y normalmente se vende como puré congelado, polvo seco o jugo; es inusual encontrar bayas frescas. El açaí se usa comúnmente para hacer batidos o tazones.

¿Qué es?

Las bayas de acai son frutas redondas de 2,5 cm que crecen en las palmeras en las selvas tropicales de América Central y del Sur. Tienen una piel de color púrpura oscuro y una pulpa amarilla que rodea una semilla grande. Contienen semillas como albaricoques y aceitunas, pero no son una baya, sino una drupa. Sin embargo, se les conoce comúnmente como bayas.

En la selva amazónica, las bayas de acai suelen acompañar las comidas. Para hacerlos comestibles, se remojan para suavizar la dura piel exterior y luego se machacan para formar una pasta de color púrpura oscuro. Tienen un sabor terroso que a menudo se describe como un cruce entre arándanos y chocolate sin azúcar.

Las bayas de acai frescas tienen una vida útil corta y no están disponibles fuera de donde se cultivan. Como exportación, se venden como puré de fruta congelada, polvo seco o jugo prensado. También se utilizan a veces para dar sabor a los productos alimenticios, incluidos los caramelos de goma y los helados.

Las propias bayas de açaí, que se echan a perder rápidamente. La versión que se importa suele estar disponible en tres formas:

  • Polvo: las bolsas de açaí en polvo están disponibles en la mayoría de los supermercados. Este polvo se puede mezclar en batidos, tazones, avena, yogur, productos horneados y otros platos. Por lo general, contiene una cantidad concentrada de nutrientes y fibra.
  • Puré: suele venderse congelado y suele ser especialmente sabroso. Es popular para hacer batidos.
  • Jugo: el jugo de açaí se suele mezclar con otras frutas, como la granada o el arándano. Revisaremos la etiqueta para asegurarnos de que no se haya añadido azúcar adicional.

Propiedades

Las bayas de açai tienen un perfil nutricional único para una fruta, ya que son algo altas en grasas y bajas en azúcar. Estas bayas no son una fuente importante de ninguna vitamina o mineral.

Por cada 100 gramos de puré de açai encontramos:

  • Energía: 60 calorías
  • Grasa: 5 gramos
  • Carbohidratos: 6 gramos
  • Fibra: 3 gramos
  • Azúcares: 0 gramos
  • Proteína: 2 gramos
  • Sodio: 7 mg
  • Potasio: 105 mg
  • Hierro: 0,6 mg
  • Calcio: 35 mg

Una porción de 100 gramos de puré de açai normalmente contiene 6 gramos de carbohidratos. Tiene 3 gramos de fibra, y está libre de azúcar. También aporta 5 gramos de grasa por cada 100 gramos de bayas de açaí. La fruta es rica en grasas poliinsaturadas (4,4 gramos), incluidos ácidos grasos como el oleico, palmítico y linoleico. Además, contiene 2 gramos de proteína por cada 100 gramos, por lo que la fruta no debe ser la principal fuente de proteína.

Una porción de 100 gramos contiene alrededor de 0,6 miligramos de hierro o el 3,5 % del valor diario, 35 mg de calcio (2,6 %) y 105 mg de potasio (2,2 %).

En la misma cantidad solo aporta 60 calorías. Una cantidad similar (110 ml) de jugo de açaí tiene aproximadamente la misma cantidad de calorías.

bol de açai con frutas

Ventajas

Muchas frutas y verduras ofrecen una variedad de beneficios para la salud, y el açai no es una excepción.

Ayuda a perder peso

Aunque esta fruta puede encajar en un plan de pérdida de peso, no hay investigaciones que respalden las afirmaciones de que por sí solo promueva la pérdida de peso rápida. Sin embargo, contiene cero gramos de azúcar, lo cual es notable para una fruta,. Eso significa que si estamos siguiendo una dieta baja en carbohidratos, el açai es una buena manera de incluir frutas en la dieta. Para endulzar las cosas, añadiremos un edulcorante sin azúcar.

Incluso si estamos siguiendo una dieta cetogénica, aún podemos incluir esta fruta, ya que contiene solo un gramo de carbohidratos netos, lo que nos permite obtener la fibra que tanto necesitamos.

Rica en antioxidantes

Los antioxidantes son importantes porque neutralizan los efectos dañinos de los radicales libres en todo el cuerpo. Si los radicales libres no son neutralizados por los antioxidantes, pueden dañar las células y provocar una serie de enfermedades, como diabetes, cáncer y enfermedades cardíacas.

Esta fruta tiene una cantidad increíblemente alta de antioxidantes, superando a otras frutas ricas en antioxidantes como los arándanos y los arándanos. El contenido de antioxidantes de los alimentos generalmente se mide mediante una puntuación de Capacidad de Absorción de Radicales de Oxígeno.

Esta actividad antioxidante proviene de varios compuestos vegetales del acai, incluidas las antocianinas. Tanto la pulpa de açai como el puré de manzana elevaron los niveles de antioxidantes de los participantes, lo que significa que los compuestos antioxidantes se absorben bien en el intestino.

Mejora el colesterol

Los estudios en animales han sugerido que podría ayudar a mejorar los niveles de colesterol al disminuir el colesterol total y LDL. Y es posible que pueda tener un efecto similar en los humanos.

Un estudio hizo que 10 adultos con sobrepeso tomaran batidos de açai dos veces al día durante un mes. En general, tenían un colesterol LDL total y «malo» más bajo al final del estudio.

Aunque se necesita más investigación, es posible que las antocianinas en el açai puedan ser responsables del impacto positivo en los niveles de colesterol, ya que los estudios han relacionado este compuesto vegetal con mejoras en el colesterol HDL y LDL. Además, el acai contiene esteroles vegetales, que evitan que el cuerpo absorba el colesterol.

açai triturado

¿Cómo se toma?

Dado que las bayas de açai frescas tienen una vida útil corta, se exportan principalmente y están ampliamente disponibles en tres formas principales: purés, polvos y jugos.

El jugo está cargado de antioxidantes, pero también es el más alto en azúcar y carece de fibra. Aunque, si se filtra, el jugo puede contener menos antioxidantes. El polvo brinda la cantidad más concentrada de nutrientes, brindándole fibra y grasa, así como también compuestos vegetales.

Dicho esto, el puré es probablemente la mejor manera de disfrutar el sabor del açai. Para hacer un tazón de açai, mezclaremos el puré congelado sin azúcar con agua o leche para convertirlo en una base similar a un batido para coberturas. Los aderezos pueden incluir frutas en rodajas, coco rallado, mantequillas de frutos secos, semillas de cacao o semillas de chía.

También podemos hacer un cuenco con polvo de açai. Lo podemos mezclar con nuestra receta favorita de batidos y luego cubrirlo con nuestros complementos favoritos.

No hay una cantidad recomendada de açaí. Pero muchas recetas de tazones o batidos requieren dos paquetes mezclados y congelados. Puede ser un ingrediente costoso, por lo que se recomienda usar un solo paquete para estirarlo aún más. Lo que importa es que disfrutemos comiéndolo.

¡Sé el primero en comentar!