Llevar a cabo una dieta variada es muy necesario para el buen funcionamiento del organismo. Una alimentación completa, saludable y que cumpla con las exigencias nutricionales de tu cuerpo, te ayudará a gozar de una mejor calidad de vida. Si ya estás concienciado con la importancia de una correcta alimentación, atento a estos superalimentos que no pueden faltar en tu despensa.

Tomar consciencia de mejorar la dieta es un paso muy importante que puede llegar a cambiarte la vida. No, no exageramos. Un pequeño cambio es capaz de ayudarte a lograr aquellos objetivos que no acabas de alcanzar con el entrenamiento; puede favorecer la paz mental en momentos de ansiedad y nervios; e, incluso, previene una gran variedad de enfermedades en tu cuerpo. Sustituir ciertos hábitos por otros más saludables, y algunos alimentos por opciones naturales y sanas, definitivamente, marca la diferencia.

3 Superalimentos que no pueden faltar en tu nevera

1. Avena

En los últimos años, la avena ha ido adquiriendo una gran popularidad gracias a sus grandes propiedades. De hecho, es un integrante básico en la dieta de cualquier deportista. Se trata de un cereal con elevado nivel de proteínas, hidratos de carbono complejos y fibra. Es de fácil digestión y aporta una gran sensación de energía durante un tiempo prolongado. La avena favorece al sistema cardiovascular manteniendo equilibrados los niveles de colesterol en sangre. Además, sus propiedades antioxidantes protegen el organismo y fortalecen el sistema inmunitario.

2. Quinoa

La quinoa, al igual que la avena, ha ido adquiriendo mucha popularidad en nuestras cocinas. Es otro gran superalimento que constituyen una de las fuentes más ricas de proteína vegetal. La quinoa presenta todos los beneficios de los cereales: hidratos de carbono y vitaminas del grupo B, proteínas y micronutrientes. Es un alimento ideal para el rendimiento de deportistas. Su contenido en minerales como calcio, fósforo y zinc, contribuye a unos huesos fuertes y mejora la resistencia.

3. Arroz integral

El arroz integral es una opción adecuada cuando tratamos de escoger el tipo de arroz que más nos conviene. Éste mantiene su capa de salvado del grano original y dispone de algunas propiedades extra con respecto al blanco. Dispone de un elevado contenido en fibra y su aporte de vitaminas y minerales es mayor, ya que algunos se concentran en el salvado. Contiene vitamina A, B1, B3 y B12; y minerales como sodio, potasio, hierro, calcio y fósforo.  El arroz integral es fuente de hidratos de carbono y proteínas, y contiene grasa de origen vegetal, totalmente favorable para nuestro organismo.