Es increíble la cantidad de azúcar que consumimos sin ser demasiado conscientes. Hace poco miré por curiosidad cuánta azúcar tenía una bolsa de ositos de golosina (esos de colores que todos conocemos) con estevia, y me llevé la sorpresa de que tan solo contenían 3 gramos. Y en total, no más de 90 calorías. Lógicamente, no te quiero incitar a que comas este tipo de productos ultraprocesados, pero es normal que de vez en cuando nos saltemos la ley de «comida real». Yo trato de limitar su consumo al máximo, pero me llamó la atención que unas golosinas tuvieran estevia.

Si eres de los que prueba alimentos endulzados con estevia, habrás notado que tiene un sabor diferente, como «falso». Si bien este edulcorante puede tener cero calorías, ¿es tan saludable como parece?

¿Qué es la estevia?

A diferencia de otros edulcorantes con cero calorías (sucralosa, aspartamo, sacarina), la estevia no es artificial. Existe la planta llamada stevia rebaudiana, que es de donde aparece este edulcorante natural. Las hojas de stevia son unas 300 veces más dulces que el azúcar, así que se necesita muy poco para endulzar un alimento o una bebida.

La estevia utilizada en los productos procesados es en realidad extracto de la hoja de stevia. Sus hojas y extractos crudos no están permitidos como endulzantes, por eso se crean extractos que no afecten en la salud de los humanos.

¿Es tan saludable como parece?

Entonces, ¿es mejor que el temido azúcar? Existen varios matices. El azúcar está en casi todo y es bastante difícil huir de ella en la alimentación. Una dieta con alto contenido de azúcar añadida (ese tipo de azúcar que no se encuentra naturalmente en un alimento, como la lactosa de la leche o la fructosa de la fruta) está vinculada con efectos negativos para la salud, como la obesidad, la diabetes tipo II, las caries y el síndrome metabólico.

Por eso, muchas personas piensan que eliminando el azúcar y eligiendo un edulcorante sin calorías es la mejor vía de vida. Evidentemente, todo dependerá de la cantidad de azúcar que consumas. Una pequeña dosis no supone ningún riesgo para la salud, aunque una alternativa saludable a esta sustancia sí puede ser la estevia. De hecho, es mucho más segura que el aspartamo o la sucralosa.

No obstante, si estás consumiendo tanta azúcar que necesitas pasarte a los edulcorantes sin calorías, es mejor que reduzcas la ingesta de azúcar en general. Lo recomendable es que comas más frutas y alimentos con azúcar presente de manera natural, en lugar de consumir edulcorantes. Es mucho más nutritivo y puede saciar tu ansia por comer algo dulce.

Pero, ¿los deportistas no necesitan más azúcar?

En parte es cierto. Los deportistas que realizan largos entrenamientos o competiciones duras, normalmente tienen un poco más de margen cuando se trata de comer azúcares simples (por ejemplo, pan blanco, pasta o dulces), ya que necesitan reponer las reservas de glucógeno de los músculos.

Por supuesto, la primer opción para estas personas siempre debe ser la fruta, verdura y cereales integrales, pero el azúcar añadida es algo «necesario» cuando estás haciendo un esfuerzo intenso. Muchos deportistas confían en productos con azúcar añadido como las bebidas deportivas, las barritas y los geles. En el caso de elegir unos que contengan estevia, no estarás incorporando el azúcar necesaria para que tus músculos afronten el ejercicio.

Así que si consumes más azúcar del recomendado, los sustitutos podrían ser buenas opciones a considerar. Sin embargo, sería mejor reducir el consumo de azúcar y optar por frutas enteras u opciones menos procesadas, como la miel y el jarabe de arce. Aunque no debes olvidar que estos dos también son azúcares.