Aprovechando que muchos estaréis viendo el Tour de Francia o, al menos, dejáis la televisión puesta mientras os dormís una siesta; la alimentación de los ciclistas para aguantar cada etapa es fundamental y seguro que te mueres por conocer algunos de sus snacks saludables.

Solemos pensar que para recuperar energías mientras hacemos deporte o al terminar, es necesario consumir algún suplemento deportivo sin tener en cuenta los alimentos naturales. Te contamos 4 snacks sencillos y fáciles de llevar en tu bicicleta.

Plátanos y bananas

Para cualquier deportista, los plátanos son la barrita energética de la naturaleza. Lo habrás visto en tenistas y ciclistas, para recuperar energía antes de un siguiente asalto. Además, su envase natural es biodegradable, por lo que estaremos ayudando al reciclaje y la no contaminación.

Un plátano mediano tiene unas 100 calorías y 27 gramos de carbohidratos, siendo esta la cantidad perfecta para servir como combustible si salimos a dar una vuelta un par de horas. Esta fruta también devuelve a tu cuerpo los minerales que has sudado, como el potasio y el magnesio, además de aportar vitamina B6 y C, cobre y manganeso.

Si quieres un snack más completo aún, puedes añadirle un poco de mantequilla de frutos secos natural.

Pasas

Las pasas son también conocidas como los “caramelos de la naturaleza” y es gracias a su sabor dulce y por su parecido con las chucherías procesadas. Evidentemente, son 100% naturales y saludables, repletas de antioxidantes y azúcar saludable. Un puñado aporta unas 120 calorías y 29 gramos de carbohidratos.

Se ha demostrado científicamente que mejoran el rendimiento deportivo igual de bien que un gel energético, así que si quieres huir de los productos procesados, unas pasas harán tu snack perfecto.

Pepinillos

¿Prefieres un snack salado? Apostar por encurtidos te dará la vida. Su sabor salado te ayudará a reemplazar los electrolitos que has perdido en tu entrenamiento. Además, en un estudio publicado en Medicine & Science in Sports & Exercise, se demuestra que los pepinillos pueden llegar a prevenir e incluso detener los calambres musculares en solo 35 segundos.
Llévalos en una lata pequeñita o hazte una tortilla con ellos.

Rollitos de mantequilla de nueces

En caso de hacer rutas más largas, necesitarás snacks que aporten una buena cantidad de hidratos de carbono, proteína y grasas saludables.
Estos rollitos son fáciles y rápidos de crear. Tan solo tendrás que hacer la mantequilla de nueces casera (o el fruto seco que más te guste), mezclarla con un par de cucharadas de miel y untarla homogéneamente sobre una tortita de avena y claras.