Apenas llevamos unos cuantos días de septiembre y ya comenzamos a notar el cambio de estación. La temperatura ha bajado, los días empiezan a ser más cortos y en los supermercados vemos alimentos diferentes. En septiembre comienza una nueva temporada de frutas y verduras, llegando a ser uno de los meses más enviados de la huerta.

Aprovecha las diferentes opciones que puedes encontrar para aportar variedad a tu dieta. Además, te recordamos un artículo en el que ten contábamos por qué es importante consumir productos de temporada.

Castañas

Los amantes del frío están deseando de que llegue este mes para poder comprar cartuchos de castañas por la calle. Reconozco que soy una amante empedernida de este capricho, y más aún cuando paseo por la calle y el olor me llama. Estamos ante un snack totalmente saludable, un real food que a todos nos gusta. Las castañas son un fruto seco que destacan por su contenido en potasio, hierro, fósforo y zinc. Además son ricas en vitaminas C y A.

Calabaza

Evidentemente, estamos a poco menos de dos meses para que sea la noche de Halloween, y la calabaza es uno de los alimentos estrella de esta fiesta. Aunque podemos encontrarla durante todo el año, lo cierto es que ahora es cuando la tierra la da de manera natural y está en su punto más álgido.

Esta hortaliza destaca por la presencia de vitamina A, calcio, magnesio, hierro, potasio y vitamina C, entre otros muchos minerales. Además, en cada 100gr de calabaza hervida tan solo existen ¡20 calorías!

Nutella casera de calabaza

Patata

Es cierto, patatas hay todo el año, pero las de estos últimos meses del año son totalmente diferentes. Nos encontramos con la patata de estación y la vieja; siendo la primera útil para todo y la segunda perfecta para guisos. Es un hidrato de carbono muy saciante, cargada de energía y rica en nutrientes.
La mejora manera es consumirlas cocidas o al vapor, aunque buscar un toque crujiente con el horno es toda una delicia.

Setas y champiñones

Hay quien las ama y quien las odia, pero es evidente que a cualquiera le puede gustar salir al campo para echar la mañana recolectando hongos. La lluvia siempre es un factor determinante para saber si encontraremos buenos productos de temporada, aunque en el peor de los casos podremos recurrir a los champiñones.

Melocotones

Algunos lo relacionan con el verano, pero lo cierto es que en este mes alcanza su mejor versión. Es una de las frutas más versátiles, ya que podemos hacer helados, mermeladas, batidos o añadirla en las ensaladas para darle un toque especial. Los melocotones son ricos en vitamina K, B3 y potasio. Además, aportan poquísimas calorías: en tan solo 175 gramos encontramos 68 kcal.

Uvas

Con la finalización del verano, la vendimia comienza su temporada. A partir de este mes empezaremos a ver racimos de uvas en los supermercados y fruterías. Es una fruta ideal para cualquier merienda, aunque también lo es para combinarlo con queso. Son ricas en nutrientes esenciales, como el potasio y la vitamina C.