Propiedades y beneficios del té verde

Irene Torres

Las infusiones forman parte de una vida sana y una dieta equilibrada. Estas tienen grandes propiedades y favorecen en gran medida a nuestra salud. Cuidarse y conocer los beneficios que nos aportan los alimentos que ingerimos, es imprescindible para estar sano y tomar decisiones saludables a la hora de construir nuestra dieta. ¿Sabías que el té verde es un gran aliado para tu salud?

Existen innumerables razones por las cuales el té verde es tan popular y forma parte de la dieta de muchas personas. Sea cual sea tu objetivo, seguro que existe una infusión que complementa perfectamente tu alimentación.

Nutrientes

En este caso, el té verde, es una bebida rica en antioxidantes y nutrientes que favorecen el funcionamiento de nuestro organismo. Supone un gran complemento que nos protege de ciertas enfermedades y mantiene a nuestras defensas fuertes. Además, esta infusión es muy conocida por sus propiedades que favorecen las dietas de pérdida de peso.

El té verde preparado sin azúcar contiene menos de 3 calorías por taza. Contiene una cantidad relativamente pequeña de cafeína (aproximadamente 29 miligramos por taza) en comparación con el té negro (alrededor de 47 miligramos por taza) y café (unos 95 miligramos). La cafeína en una taza de té puede variar según la duración del tiempo de infusión y la cantidad de té infundido.

Este tipo de infusión contiene una de las mayores cantidades de antioxidantes de cualquier té. El té verde contiene alrededor del 30% de polifenoles en peso.

té verde en taza

Beneficios

Esta famosa infusión tiene numerosos efectos positivos en el organismo. Por eso, es interesante introducirlo en la dieta habitual.

Poderoso antioxidante

Sus propiedades antioxidantes y antiinflamatorias lo convierten en un verdadero elixir de la eterna juventud. Y es que este tiene la capacidad de retrasar los signos del envejecimiento. Asimismo, su poder antioxidante, lucha contra los daños ocasionados por los radicales libres, protegiendo a nuestro cuerpo de desarrollar numerosas enfermedades.

El té es rico en polifenoles, que son compuestos naturales que tienen beneficios para la salud, como reducir la inflamación y ayudar a combatir el cáncer. Contiene una catequina llamada epigalocatequina-3-galato. Las catequinas son antioxidantes naturales que ayudan a prevenir el daño celular y brindan otros beneficios. Estas sustancias pueden reducir la formación de radicales libres en el cuerpo, protegiendo a las células y moléculas del daño. Estos radicales libres juegan un papel en el envejecimiento y muchos tipos de enfermedades.

El té verde también tiene pequeñas cantidades de minerales que pueden beneficiar tu salud. Intentaremos elegir una marca de té verde de mayor calidad, ya que algunas de las marcas de menor calidad pueden contener cantidades excesivas de fluoruro.

Salud cardiovascular

Una de las aportaciones del té verde sobre nuestra salud, es su capacidad de regular los niveles de colesterol en sangre. De este modo favorece la salud del corazón y reduce el riesgo de sufrir enfermedades cardíacas.

El té verde también aumenta la capacidad antioxidante de la sangre, lo que protege las partículas de LDL de la oxidación, que es una parte del camino hacia la enfermedad cardíaca. Dados los efectos beneficiosos sobre los factores de riesgo, puede que no sea sorprendente que las personas que beben té verde tengan hasta un 31 % menos de riesgo de morir por una enfermedad cardiovascular.

Reduce el mal aliento

Las catequinas de este tipo de también tienen beneficios para la salud bucal. Los estudios científicos sugieren que las catequinas pueden suprimir el crecimiento de bacterias, lo que podría reducir el riesgo de infecciones. Streptococcus mutans es una bacteria común en la boca. Provoca la formación de placa y es uno de los principales contribuyentes a las caries y las caries.

Los estudios indican que las catequinas del té verde pueden inhibir el crecimiento de bacterias orales en el laboratorio, pero ninguna evidencia muestra que beber té verde tenga efectos similares.

té verde en un cuenco

Estimula el metabolismo

El té verde estimula el metabolismo por lo que favorece la capacidad de quemar calorías. Además, su poder diurético, mejora el estado de retención de líquidos, ayudando a eliminar toxinas de nuestro organismo y ejerciendo sus propiedades depurativas.

Si observamos la lista de ingredientes de cualquier suplemento para quemar grasa, lo más probable es que el té esté entre ellos. Esto se debe a que, según la ciencia, el té verde puede aumentar la quema de grasa y aumentar la tasa metabólica. Sin embargo, algunos estudios sobre el té verde no muestran ningún aumento en el metabolismo, por lo que los efectos pueden depender de las personas.

La cafeína también puede mejorar el rendimiento físico al movilizar los ácidos grasos del tejido adiposo y hacerlos disponibles para su uso como energía.

Ayuda a perder peso

Como esta bebida puede aumentar la tasa metabólica a corto plazo, tiene sentido que pueda ayudarnos a adelgazar. Varios estudios muestran que el té verde puede ayudar a reducir la grasa corporal, especialmente en la zona abdominal.

Sin embargo, algunos estudios no muestran un aumento estadísticamente significativo en la pérdida de peso con el té verde, por lo que los investigadores deben realizar más estudios para confirmar este efecto.

Protector del hígado

Esta infusión bloquea la grasa almacenada en el hígado, mejora la función hepática y aumenta la velocidad con la que la grasa es transformada en energía por el hígado.

Las catequinas en el extracto de té verde también pueden ayudar a reducir la inflamación causada por algunas enfermedades hepáticas, como la enfermedad del hígado graso no alcohólico. Sin embargo, es importante que se controlen las funciones hepáticas con regularidad, ya que se ha demostrado que las cantidades excesivas de catequinas del té verde son dañinas para el hígado. Hablaremos con un profesional de la salud para determinar la dosis correcta para cada persona.

Mejora la función cerebral

El té verde nos mantiene en alerta y puede ayudar a estimular la función cerebral. El ingrediente activo clave es la cafeína, que es un estimulante conocido. No contiene tanta cantidad como el café, pero sí la suficiente para producir una respuesta sin causar los efectos nerviosos asociados con el consumo excesivo de cafeína.

La cafeína afecta al cerebro al bloquear un neurotransmisor inhibitorio llamado adenosina. De esta forma, aumenta el disparo de las neuronas y la concentración de neurotransmisores como la dopamina y la norepinefrina. Sin embargo, la cafeína no es el único compuesto que estimula el cerebro en el té. También contiene el aminoácido L-teanina, que puede cruzar la barrera hematoencefálica.

Debido a la L-teanina y la pequeña dosis de cafeína, el té verde puede darte un efecto mucho más suave y diferente que el café. Muchas personas comentan tener una energía más estable y ser mucho más productivas cuando beben té verde, en comparación con el café.

té verde en un tarro

¿Cómo tomar?

El extracto de té verde está disponible en forma líquida, en polvo y en cápsulas. Se puede encontrar en tiendas físicas u online.

El extracto líquido se puede diluir en agua, mientras que el polvo se puede mezclar en batidos. Sin embargo, ambos tienen un sabor fuerte. La dosis recomendada de extracto de té verde es de 250 a 500 mg por día. Esta cantidad se puede obtener de 3 a 5 tazas de té, o alrededor de 1,2 litros.

Pero es importante saber que no todos los suplementos de extracto de té verde son iguales. Algunos suplementos contienen solo hojas secas de té verde, mientras que otros contienen formas aisladas de una o más catequinas. Como muchos de estos suplementos no están regulados para garantizar la seguridad, la pureza o la verificación del contenido, solo se aconseja comprar suplementos que hayan sido analizados por un laboratorio independiente para verificar la pureza y el contenido.

La catequina más estrechamente relacionada con los beneficios para la salud del extracto de té verde es EGCG, por lo que querremos asegurarnos de que el suplemento que estamos tomando la contenga.

Además, lo mejor es tomar el extracto de té verde con alimentos. Tanto exceder la dosis recomendada como tomarla con el estómago vacío puede causar daño hepático grave.

Efectos secundarios

En los adultos, hay pocos efectos secundarios conocidos asociados con el consumo de este tipo de té. Sin embargo, es importante tener en cuenta los siguientes riesgos y complicaciones:

  • Sensibilidad a la cafeína: las personas con sensibilidad severa a la cafeína pueden experimentar insomnio, ansiedad, irritabilidad, náuseas o malestar estomacal después de beber té verde.
  • Daño hepático: el consumo de una alta concentración de extracto de té verde puede afectar negativamente la salud del hígado en casos raros.
  • Otros estimulantes: si una persona consume té verde junto con drogas estimulantes, podría aumentar la presión arterial y frecuencia cardíaca. La mayoría de la investigación ha sugerido que los raros casos de lesión hepática por el consumo de extracto de té verde son reacciones idiosincrásicas.

Se recomienda consultar antes con un médico para tomar cualquier hierba o suplemento con total seguridad.

¡Sé el primero en comentar!