La levadura de cerveza es un hongo unicelular que se emplea habitualmente en la fabricación de pan y otros alimentos. Además, sirve como complemento alimenticio ya que tiene un montón de propiedades muy positivas para nuestro organismo.

Propiedades de la levadura de cerveza

Es un alimento con un alto contenido en proteínas vegetales y fibra. Es rica en vitaminas del grupo B y minerales.

Beneficios de tomar levadura de cerveza

Regula el colesterol

Es muy recomendable para regular los niveles de colesterol y triglicéridos, debido a su contenido en ácidos grasos insaturados y lecitina.

Fuente de vitamina B

La vitamina B fortalece nuestras uñas, cabello y huesos. Además, refuerza el sistema inmunológico y aporta energía. Son necesarias para el óptimo funcionamiento de nuestro sistema nervioso, traduciéndose en un buen estado físico y emocional.

Contiene vitamina B1, B2, B3, B5, B5, B9 y puede estar enriquecida con vitamina B12.

Suplemento alimenticio

Su contenido en minerales y proteínas, convierten a la levadura de cerveza en un magnífico complemento de la dieta. Aporta energía y puede ayudar en casos de anemia o déficit de algunas vitaminas. Es fuente de potasio, hierro, cobre, magnesio, zinc y calcio.

Bueno para la piel

Su contenido en biotina, zinc y vitamina B, lo convierten en un aliado que favorece el estado de nuestra piel.  Ayuda en la regeneración celular de los tejidos de la misma.

Favorece el sistema inmunológico

Su contenido nutricional permite transformar las grasas, hidratos y proteínas en energía. De esta manera, ayuda a prevenir infecciones y algunas enfermedades. Asimismo, nos dota de vitalidad y ánimo para enfrentar con optimismo la rutina diaria.

Recupera la flora intestinal

Ayuda a recuperar el estado de nuestra flora intestinal cuando ésta se ha visto dañada, por ejemplo, por el uso de algunos medicamentos.

¿Cómo se utiliza?

Para introducirla en nuestra dieta como complemento alimenticio, es preferible hacerlo con levadura seca en polvo o copos. Aunque puedes encontrarla en formato líquido o en pastillas.

La encontrarás en tiendas ecológicas, aunque, en la actualidad, es posible dar con ella en muchos supermercados.

Espolvoréala en tu ensalada, yogur o batidos. Por lo general, suele tener un sabor amargo bastante fuerte, aunque, hoy por hoy, la comercializan tratada para quitarle esa sensación.

Es libre de gluten y lactosa, y es un complemento ideal plagado de beneficios para tu cuerpo. Así que ya sabes, en momentos de debilidad o de bajas energías, puede servirte de mucha ayuda. Igualmente, en temporadas en las que notes que tus uñas o cabello se muestran débiles y sin vida.