¿Es realmente saludable comer arroz integral?

Poder tener toda la información a nuestro alcance puede ser un arma de doble filo. Por un lado sabemos que los granos de cereal entero son mejores que los refinados, ¿pero es 100% seguro que es más saludable y que debemos dejar de consumir los otros? El arroz es uno de los hidratos de carbono más consumidos por los deportistas, y siempre surge la duda de si podría ser mejor consumir arroz integral.

Es confuso, sobre todo cuando hay estudios que se contradicen continuamente. ¿A quién debes creer? A continuación analizamos los beneficios de arroz integral y los del arroz blanco.

¿Es más saludable el arroz integral?

Cuando hablamos de “integral” nos referimos al grano entero y en su forma más simple. Es decir, la forma menos procesada frente a la blanca. En un grano entero nos encontramos tres partes: salvado (contiene la mayor parte de fibra), germen (tiene la grasa saludable) y endospermo (es el hidrato de carbono).

Son muchas las investigaciones que muestran los beneficios que aportan a la salud los granos integrales. Como la reducción del colesterol, estabilización de los niveles de azúcar en sangre, mayor saciedad y una mejor salud gastrointestinal. Asimismo, el arroz integral se ha relacionado con una disminución en las posibilidades de padecer diabetes de tipo II.

Cuando un grano entero se refina, tanto el germen como el salvado se eliminan y se queda simplemente el hidrato de carbono.¿

Entonces, ¿es malo el arroz blanco?

En una dieta saludable y equilibrada se recomienda el mayor consumo de granos integrales, aunque no se prohíbe la ingesta de los hidratos de carbonos procesados. De hecho, para los deportistas de resistencia, el arroz blanco tiene una gran finalidad.

Si se trata de reponer energías antes y después de un entrenamiento, el arroz blanco es la mejor opción. ¿Por qué? Al haberse eliminado la fibra y la grasa, el arroz es más fácil de digerir. Es decir, el cuerpo puede absorber la energía más rápido y tendrás menos riesgos de padecer problemas gastrointestinales. Esto último suele suceder cuando se toma demasiada fibra antes de ejercitarnos.

Su forma refinada es mejor para reabastecer las reservas de glucógeno en los músculos gracias a su rápida absorción. Esto no quiere decir que puedas comer cualquier tipo de hidrato de carbono refinado, como bollería o galletas.
Además, otro beneficio de consumir arroz blanco es que aumentar la ingesta de calorías. Es decir, los deportistas suelen hacer un gran gasto calórico, pro lo que este tipo de alimento puede restablecer las demandas de calorías.

¿Por cuál decantarse?

De forma general, el arroz integral es la opción más saludable cuando quieres alimentarte bien sin necesidad de reabastecerte de energía. Recuerda que contiene las tres partes del grano integral, aportando fibra, grasa e hidratos.
Aun así, el arroz blanco también tiene un espacio en tu alimentación. Se absorbe más fácilmente, por lo que se puede evitar cualquier tipo de molestia estomacal por una ingesta de fibra. Además el aporte de energía es mucho más rápido y lo convierte en un perfecto alimento para deportistas.