¿Cómo reutilizar los posos del café?

¿Cómo reutilizar los posos del café?

Sofía Pacheco

Para empezar, los posos del café también se conocen como deshechos o residuos y se trata de los restos del café molido. Esos posos del café de cada mañana y de cada merienda, tienen infinidad de usos, desde ser un exfoliante natural, hasta ser el mejor repelente de gatos y hormigas, o incluso nos ayuda a eliminar la humedad de los armarios.

Estamos acostumbrados a vaciar esos residuos en el cubo de la basura orgánica, pues ya va siendo hora de cambiar el «chip» y adoptar nuevas costumbres. No solo por nosotros que vamos a ahorrar dinero y a ganar calidad de vida, sino que le ahorramos esa basura al medioambiente.

Vamos a proponer un reto, seguir algunos de estos consejos durante una semana y que nos contéis en redes sociales, tanto en Instagram como en Twitter los resultados y reflexiones. Así crearemos un debate sano y seguro que llegaremos a algunas conclusiones interesantes.

Una mujer se exfolia la pierna con un cepillo

Cuidado personal

Los posos del café no son otra cosa que café natural y molido por el que ha pasado agua caliente para crear nuestro café por la mañana, así que sigue siendo un producto natural sin químicos.

Exfoliante natural

Las cremas exfoliantes que venden en supermercados no son más que un tipo de gel limpiador con partículas gruesas que ayudan a retirar las pieles muertes y a limpiar los poros. Eso mismo lo podemos hacer usando estos residuos de una forma sencilla, por ejemplo, mezclando una cuchara de café con 2 cucharadas de aceite de oliva o almendras (si es para el rostro) y añadir media taza de azúcar blanco (si es un exfoliante corporal).

También, con el pelo húmedo, podemos usar los posos del café y usarlos como exfoliante capilar. De esa forma limpiamos a fondo el cuero cabelludo y al masajear la zona mejoramos el riego sanguíneo y favorece el crecimiento del pelo.

Tinte para el pelo

Los tintes para el cabello y alimentos comerciales pueden contener cientos de sustancias químicas, muchas de las cuales pueden causar cáncer. Los posos de café usados ​​son una excelente alternativa no tóxica a los tintes tradicionales.

Preparamos un café negro molido y lo dejamos enfriar, después agregados 2 cucharadas de posos de café y una taza entera de acondicionados (sin enjuague). Mezclamos todo hasta conseguir una pasta oscura y lo untamos en el pelo limpio y húmedo. Cubrimos el pelo con un gorro o algo similar durante una hora y después enjuagamos.

No se trata de un tiente al uso, como en las peluquerías, pero sí que cubrirá las canas.

Reducir la celulitis

La celulitis es una afección que le da a la piel una apariencia abultada y con hoyuelos. Afecta al 80-90% de las mujeres adultas. Ocurre cuando los depósitos de grasa atraviesan el tejido conectivo debajo de la piel y se ven comúnmente en las nalgas y los muslos.

Cuando la cafeína como la del café molido se aplica tópicamente, puede ayudar a descomponer esta grasa y aumentar el flujo sanguíneo al área, disminuyendo así la apariencia de celulitis. Simplemente mezclaremos los posos de café con agua o aceite de coco y frotaremos durante 10 minutos dos veces a la semana en las zonas afectadas por la celulitis.

Antiojeras

La piel que rodea los ojos es extremadamente delicada y contiene muy poco tejido graso. Debido a esto, es uno de los primeros lugares donde puede ver signos de envejecimiento. Los posos de café parecen ser una solución prometedora debido a su alto contenido de antioxidantes y cafeína.

Los estudios demuestran que los productos para el cuidado de la piel que contienen antioxidantes y cafeína pueden ayudar a prevenir la aparición del envejecimiento y reducir las ojeras. En particular, la cafeína tiene propiedades antiinflamatorias y estimula la circulación sanguínea alrededor de los ojos, lo que puede ayudar a reducir la aparición de ojeras e hinchazón.

Los antioxidantes del café también pueden ayudar a combatir los radicales libres, que contribuyen al envejecimiento de la piel. Simplemente agregaremos agua o aceite de coco a los posos de café para formar una pasta. Aplicaremos la mezcla debajo de los ojos y la dejaremos reposar durante unos 10 minutos antes de enjuagar.

Bronceador natural

Después de la ducha, podemos usar los desechos del café y masajear nuestra piel con suavidad. Al final, y tras varios usos, conseguimos un tono de piel más oscuro con un toque dorado. Esto también se consigue con los restos del té negro.

Una hormiga de color negro sobre una mesa de madera

Jardinería y repelente de insectos

Los desechos del café mañanero pueden sernos útiles si queremos alejar a las hormigas y a los mosquitos de nuestra casa.

Adiós a hormigas y mosquitos

Tanto los mosquitos como las hormigas detestan el olor a café, es por esto por lo que recomendamos mezclar el café molido sobrante con agua y colocarlo en la zona donde quieres que desaparezcan y no molesten más. En el caso de las hormigas, basta con espolvorear los restos del café molido sin mezclarlo con agua.

Otra opción antimosquitos, algo más peligrosa, es quemar una lata que esté llena de restos de café molido o, en su defecto, usar papel de aluminio. De esta forma se crea un olor muy desagradable para los mosquitos.

Ciertos compuestos que se encuentran en el café, como la cafeína y los diterpenos, pueden ser altamente tóxicos para los insectos. Debido a esto, se puede usar café molido para repeler insectos. Son eficaces para disuadir a los mosquitos, las moscas de la fruta y los escarabajos, y también pueden ayudar a mantener alejadas otras plagas.

También puede mantener las plagas fuera de su jardín esparciendo posos de café alrededor de las plantas. Ayudan a crear una barrera por la que a las babosas y caracoles no les gusta gatear.

Elimina las pulgas

Las pulgas son un problema común en las mascotas domésticas y tratarlas puede ser costoso y llevar mucho tiempo. Hay varios productos para eliminar pulgas en el mercado, pero muchos contienen productos químicos agresivos y pueden producir efectos secundarios no deseados.

Afortunadamente, a las pulgas no parece gustarle el café, y es posible que desee considerar los posos de café como un tratamiento natural. Simplemente frotaremos los posos de café por todo el pelaje mascota después del champú. Luego, los enjuagaremos y dejaremos que nuestra mascota se seque como de costumbre.

Algunos dicen que hacer esto también puede agregar suavidad y brillo al pelaje, pero hay poca o ninguna investigación que respalde cualquiera de estas afirmaciones. Sin embargo, los posos de café pueden ser menos efectivos que un producto recetado, por lo que si su mascota tiene pulgas y este tratamiento no funciona, es posible que desee comunicarse con un veterinario para analizar opciones alternativas.

Además, si el gato del vecino viene una y otra vez a nuestra terraza o nuestro jardín, podemos espolvorear los posos del café en todo el perímetro. Si los mezclamos con cascaras de naranja y limón será más efectivo.

Abono para plantas

Es el uso más conocido de los desechos del café mañanero. Muchos estudios avalan los poderes regenerativos en el terreno tras el uso de posos del café. Si tenemos plantas en casa, podemos agregarles unas cucharas de café en polvo directamente en la tierra o añadir los desechos al compost.

Si no tenemos una necesidad inmediata de fertilizante, podemos compostar los posos de café para un uso posterior. El compostaje es un proceso natural que convierte elementos orgánicos como restos de comida y desechos del jardín en un material oscuro y rico llamado compost o humus.

Agregar abono al patio o jardín puede ayudar a que la tierra retenga más nutrientes y agua, mejorando así la salud de las plantas. Otros elementos para compostar incluyen recortes de césped, hojas, corteza, periódicos triturados, maleza, hierbas, cáscaras de huevo, pan duro y recortes de frutas y verduras. Se deben evitar el compostaje de restos de carne y pescado, productos lácteos, plantas enfermas, grasas y aceites.

Fertilizante

La mayoría de los suelos no contienen los nutrientes esenciales necesarios para un crecimiento óptimo de las plantas. Además, a medida que las plantas crecen, absorben nutrientes del suelo y finalmente lo dejan agotado. Por lo tanto, la mayoría de los jardines deben fertilizarse para garantizar que las plantas tengan la nutrición que necesitan para sobrevivir.

Los posos de café contienen varios minerales clave para el crecimiento de las plantas: nitrógeno, calcio, potasio, hierro, fósforo, magnesio y cromo. También pueden ayudar a absorber metales pesados ​​que pueden contaminar el suelo. Además, los posos de café ayudan a atraer gusanos, que son excelentes para el jardín.

Un hombre limpiando el suelo con una mopa

Usos para el hogar

A estas alturas hemos visto multitud de usos del café molido que nos ha sobrado del desayuno la merienda, pero es que sigue habiendo más trucos y usos útiles, sobre todo para el hogar.

Teñir ropa

Si tenemos una camiseta o un mantel al que le queremos cambiar el color, podemos remojar esa tela en una mezcla de posos del café y agua. Lo dejamos ahí durante 2 o 3 horas y al sacarlo, lo dejamos secar de forma natural y ya tendríamos una camiseta, sábana o mantel nuevo.

Ambientador y velas

El café absorbe los malos olores, así que podemos colocar los restos de café molido dentro de un saco de tela o calcetín y colocarlo en el coche, o en habitaciones. Siempre y cuando nos guste muchísimo el olor a café, de lo contrario terminaremos aborreciéndolo. Para hacer las velas, tenemos que derretir la cera de velas antiguas en una cazuela, agregar los restos del café y rellenar el recipiente de la vela dejando un poco de mecha por fuera. Encendemos y a disfrutar del olor a café.

Los posos de café contienen nitrógeno, que ayuda a eliminar un gas de azufre maloliente del aire cuando se combina con carbono. Se puede colocar un tazón de café molido en el frigorifico o congelador para neutralizar los olores de los alimentos en mal estado. También se pueden llenar calcetines viejos o medias con posos de café y atarlos para hacer ambientadores portátiles.

Incluso podemos dejar los posos de café junto al fregadero y usarlos para fregar las manos después de picar ajo o cebolla. Los posos ayudarán a eliminar el olor de tus manos.

Atrapa la humedad en los armarios

El café en polvo no solo absorbe los malos olores, sino que también elimina la humedad de un espacio concreto. El mismo truco del ambientados podemos usarlo para los cajones, armarios, trasteros y garajes, altillos, o habitaciones en desusos junto a objetos, ropa, cuadros o libros que queramos conservar por muchos años.

Tanto para ambientador como para eliminar la humedad, debemos secar muy bien los restos de café en polvo antes de guardarlos en un saquito de tela.

Ceniceros y chimeneas

Los posos del café húmedos para ceniceros y chimeneas son una gran solución para evitar que las cenizas vuelen. Sobre todo, cuando queremos limpiar una chimenea que es casi como barrer la arena de la playa o el polvo un día huracanado.

Las partículas del polvo del café se adhieren a las cenizas y por eso facilitan el limpiado de chimeneas e impiden que las cenizas de un cenicero vuelen sin control.

Ablandar la carne

La carne contiene fibras musculares y proteínas que pueden darle una consistencia dura. Ablandar la carne ayuda a descomponerlos, lo que da como resultado una textura más suave. La sal, las enzimas y los ácidos son tres tipos naturales de ablandadores de carne. El café contiene ácidos y enzimas naturales, lo que lo hace especialmente eficaz para ablandar la carne.

La naturaleza ácida del café también puede ayudar a mejorar el sabor de la carne. Simplemente añadiremos los posos de café usados ​​a nuestra receta favorita de frotación en seco y aplicaremos la mezcla a la carne dos horas antes de cocinarla. Los posos se cocinarán sobre la carne y formarán una costra oscura y crujiente.

Alternativamente, podemos volver a preparar los posos usados ​​para hacer café, dejar que se enfríe y usarlo para marinar la carne en el frigorífico durante 24 horas antes de cocinar.

Abrillantador de muebles

Con un trapo de microfibra humedecido en café o en agua, le añadimos el café en polvo que nos ha sobrado y le daremos un lavado de cara importante a los muebles de madera devolviéndoles la vida y el brillo que tenían unos años atrás.

Además, si tenemos muebles de madera, probablemente hayamos notado que se pueden rayar fácilmente. Varios productos pueden ayudar a minimizar la apariencia de arañazos, pero antes de ir a la tienda, es posible que queramos probar los posos de café. Primero, haremos una pasta espesa con café molido usado y agua.

Luego, frotaremos la pasta en el rasguño con un hisopo de algodón, la dejaremos reposar durante 5 a 10 minutos y luego limpiaremos con un trapo de algodón. Esto debería ayudar a pulir el rasguño y ocultarlo al teñir la madera expuesta de un color marrón oscuro. Continuaremos aplicando café en el rasguño con un hisopo de algodón hasta lograr el color deseado, esperando unas horas entre aplicaciones.

¡Sé el primero en comentar!