¿Tan malo es comer pan de molde?

¿Tan malo es comer pan de molde?

Sofía Pacheco

El pan de molde es muy habitual en todas las casas y aunque la gran parte de la población sabe que es muy insano, se sigue consumiendo. En este texto vamos a ver por qué es tan insano, cómo elegir uno de mejor calidad, algunos beneficios o ventajas de consumirlo a diario, así como las desventajas y aprenderemos a conservarlo adecuadamente para que no se estropee.

Siempre hemos comido pan de molde y no pasa nada, pero hoy entenderemos que no pasa nada si hacemos un consumo reducido, tenemos una dieta muy variada normalmente, hacemos deporte, evitamos azúcares, o tenemos un metabolismo rápido.

Este tipo de panes está elaborado con harinas refinadas, aceites refinados, azúcares y otros elementos poco saludables a corto y largo plazo para nuestra salud. Por ejemplo, para ir entendiendo algunos inconvenientes del consumo de pan de molde, tenemos los hidratos de carbono de este pan y son de rápida absorción creando picos de glucosa en sangre.

También está la versión saludable de estos panes, y son los panes de molde integrales, pero más adelante entenderemos que hay muchos tipos de «integrales» y solo vale uno, dentro de los «panes saludables».

La magia de la publicidad, la confianza que depositamos los consumidores en los fabricantes y la ignorancia de no saber identificar un pan de calidad de otro que es refinado No hay que fiarse, aunque en el envoltorio ponga «integral» en grande y bien legible. La letra pequeña nos desvelará la verdad y nos va a sorprender bastante.

¿Por qué el pan de molde es tan malo?

Principalmente es por su elaboración, más concretamente por sus ingredientes y valores nutricionales. El pan industrial es bajo en nutrientes y alto en calorías y azúcares, por lo que siempre es mejor elaborar nosotros nuestro propio pan o fijarnos bien en los ingredientes y que sea harina 100% integral, bajo en sal y azúcar, hecho con aceite de oliva y si tiene semillas, mejor.

Los valores nutricionales del pan de molde estándar nos muestran que tiene unas 280 kilocalorías por cada 100 gramos, casi 50 gramos de carbohidratos de los cuales casi todo es azúcar, 3,8 gramos de grasas, 3,5 gramos de fibra y 7 gramos de proteínas.

Siguiendo con los valores nutricionales, el pan de molde también nos aporta vitamina B1, B2, B3, B5, B6, B7, B9, E y K, aparte de minerales tan importantes como fósforo, calcio, hierro, potasio, yodo, magnesio, sodio y zinc.

La versión de pan de molde integral tiene sus trucos y es que la legislación española en materia de publicidad es un poco débil, ya que permite anunciar que un producto es integral si tiene como mínimo un 5% de cereales integrales o harina integral. Por lo tanto, con ese escaso porcentaje, realmente sigue siendo un pan de molde convencional cargado de grasas y azúcares.

Además, hay otra mentira en la industria, y es que a veces usan ese 5% para conseguir teñir el pan de un color marrón oscuro y que parezca integral, y así llamar la atención de las clientes. Ese tinte natural se consigue con la cascara del cereal.

La clave está en leer las etiquetas y que haya mínimo 80% de harina integral o cereales integrales, que sea bajo en calorías, grasas, sales y azúcares, así como que esté elaborado con aceite de oliva virgen extra, o en su defecto, con aceite de girasol alto oleico.

Pan de molde saliendo de la tostadora

Ventajas e inconvenientes de este pan

Como todo en esta vida, hay un lado bueno y un lado malo, así que el pan de molde no iba a ser menos y ahora vamos a mostrar sus principales ventajas y los inconvenientes de consumir este tipo de panes en nuestro día a día.

Ventajas

  • Es perfecto para un tentempié rápido.
  • Es el mejor pan para sándwiches.
  • La textura y el sabor gusta a todo el mundo.
  • Es fácil de manipular.
  • Apto para todas las edades.
  • Es fácil de masticar y digerir.
  • Combina perfectamente con todo tipo de ingredientes, por lo que podemos comerlo a casi cualquier hora.
  • Si sabemos elegir uno saludable, podemos disfrutar de su versatilidad.
  • Es apto para veganos y vegetarianos.
  • Mucha variedad de panes, sobre todo los que tiene semillas.
  • Rico en fibra (si es 100% integral).

Inconvenientes

  • Alto en calorías.
  • Rico en azúcares.
  • No apto para dieta keto.
  • Poco nivel nutritivo.
  • Crea picos de glucosa.
  • Calorías vacías.
  • El proceso de elaboración es industrial.
  • Es un ultraprocesado.
  • Aceites refinados y harinas refinadas.
  • Sus ingredientes y valores nutricionales.
  • Muy bajo poder saciante.
  • No requiere mucha masticación, por lo que puede crear bola en el esófago y provocar asfixias.
  • Los alergenos no están bien señalizados.

Cómo conservar el pan de molde

El pan de molde, si alguna vez hemos dejado una rebanada fuera del paquete, habremos notado que se endurece con facilidad. Esto se debe a la escasez de humedad en su interior. Para evitar que se ponga duro y cree moho, hay que saber conservarlo bien.

Existen diferentes formas de conservar bien este tipo de panes tan volátiles. Lo más importante es alejarlo del sol y de una ventana donde esté en contacto con el viento y con cambios de temperatura. Hay que dejarlo en un lugar fresco y seco.

No es necesario meterlo en el frigorífico, tan solo tenemos que cerrar bien el paquete con una pinza de la ropa, un nudo, una pinza de bolsas de alimentos o similares. La cuestión es que debemos evitar la entrada de aire, por lo que recomendamos vaciar de aire antes de cerrar. También hay bolsas con cierre hermético y tupper para guardar rebanadas de pan de molde.

Si entra aire, las bacterias naturales de la materia orgánica empezarán a reproducirse, es decir, que comenzará la aparición de zonas verdes y blancas de moho. Si vemos una rebanada con esto, es probable que las cercanas a ellas también estén contaminadas, por lo que recomendamos deshacernos de ese pan si no queremos tener diarreas, malestar y vómitos entre otras consecuencias graves si ingerimos micotoxinas, que son sustancias producidas por algunos hongos que son tóxicas para nuestro organismo.

¡Sé el primero en comentar!