Trucos para eliminar los insectos de la harina

Trucos para eliminar los insectos de la harina

Carol Álvarez

Los ácaros de la harina y los gorgojos son plagas comunes en cualquier cocina que suelen encontrarse en despensas y alacenas de comida seca. Es importante localizarlos a tiempo para evitar que se introduzcan en varios alimentos.

Los bichos de la harina prosperan en condiciones oscuras y húmedas, lo que hace que el armario de la cocina sea el caldo de cultivo perfecto. Si hemos descubierto pequeños insectos en la harina, puede ser bastante alarmante.

¿Cómo son los gorgojos?

Los ácaros de la harina y los gorgojos son plagas completamente separadas, aunque muestran hábitos bastante similares. Los ácaros de la harina son insectos muy pequeños en la harina que son casi invisibles a simple vista. Tienen el cuerpo blanco y las patas de color marrón y suelen vivir en harinas, granos y cereales.

En cambio, los gorgojos son más grandes que los ácaros de la harina y, por lo tanto, son más fáciles de detectar. También tienen un cuerpo más oscuro, siendo de color marrón. Son una forma de escarabajo, delgados y de forma ovalada, con escamas o pelos brillantes en el cuerpo. Los gorgojos adultos tienen una nariz distintiva en forma de hocico y miden entre 3 mm y 10 mm de largo.

¿Es seguro comer harina con insectos?

Ni los gorgojos ni los ácaros de la harina muerden, pican o envenenan, por lo que no son peligrosos al tacto. Pero, ¿qué sucede si comemos ácaros de la harina o gorgojos?

Si comemos harina con gorgojos es poco probable que nos hagan daño, así que no debemos preocuparnos si hemos usado el producto contaminado con anterioridad. Si estamos utilizando productos para hornear, las altas temperaturas ayudarían a que la harina fuera segura para comer. Dicho esto, no se recomienda hacer de esto un hábito: si encontramos algún producto con ácaros o gorgojos, es mejor desecharlo de inmediato y tomar medidas para asegurarse de que se solucione la infestación.

Los ácaros de la harina pueden propagar esporas de hongos y causar moho, por lo que es posible que las personas se enfermen si usaste un producto contaminado. También es posible ser alérgico a los ácaros, que pueden causar picazón en la piel y, en casos muy raros, inflamación de la garganta y dificultad para respirar si se consumen.

¿Cómo entran?

Tanto los ácaros de la harina como los gorgojos habrán entrado en su cocina a través de los productos de harina o trigo. Unos cuantos insectos de la harina pueden poner muchos huevos, y si sus productos se almacenan durante mucho tiempo, estos huevos pueden eclosionar y causar una infestación.

Otros factores, como el calor, pueden aumentar la tasa de reproducción de los ácaros y gorgojos de la cocina, empeorando el problema.

bichos de la harina

Cómo eliminarlos

La mejor manera de erradicar por completo el problema es tirar cualquier paquete en el armario o despensa que pueda haber estado en contacto con la infestación, ya que los insectos de la harina podrían haberse metido en cualquiera de los envases y comenzar otra infestación.

Limpiaremos a fondo el armario con agua jabonosa (podemos usar lejía) y haremos un esfuerzo para llegar a las esquinas del armario. El pesticida es la forma más efectiva de deshacerse de las plagas, aunque puede ser muy peligroso usar el químico alrededor de los alimentos y solo debe ser manipulado por un profesional.

Prevención

Para evitar que el problema vuelva a ocurrir, guardaremos los productos en recipientes herméticos limpios. Incluso podemos probar algunos remedios caseros simples, como congelar los productos durante unos días para matar los insectos de la harina presentes y evitar que los huevos eclosionen, o agregar algunas hojas de laurel a sus productos de trigo, lo que actuará como elemento disuasorio para las plagas.

Otros métodos efectivos son:

  • Limpieza profunda. Retirar todo de la despensa y tirar los recipientes abiertos y los artículos que hayan sido infestados. Aspiraremos los estantes, luego usaremos un rociador multiusos para eliminar plagas, agua jabonosa caliente o un rociador de limpieza natural para limpiar bien todo antes de reemplazar los alimentos secos recuperados.
  • Usar recipientes adecuados. Almacenar la harina, el azúcar, los cereales y otros granos en recipientes de almacenamiento adecuados ayuda a mantener a raya a los bichos de la harina. Elegiremos recipientes y frascos herméticos para obtener los mejores resultados.
  • Congelar. Si los insectos adultos no se han apoderado de la harina, la guardaremos en el congelador durante cuatro días. La congelación mata los huevos y las larvas, evitando que se conviertan en un ejército en toda regla. Congelar los alimentos secos después de traerlos del mercado a casa es una buena medida preventiva.
  • Usar un insecticida. Los insecticidas no tóxicos están disponibles específicamente para los insectos de la despensa. Emiten vapores, por lo que es importante mantener alejados a los niños y las mascotas hasta que el olor se disipe.
  • Disuasivos naturales. Los dientes de ajo y las hojas de laurel son alternativas naturales para mantener alejados a los gorgojos. Colocaremos dientes de ajo y hojas de laurel secas en sus estantes recién limpios para disuadir a estos insectos desagradables.
¡Sé el primero en comentar!