¿Es bueno tomar alimentos picantes?

¿Es bueno tomar alimentos picantes?

Carol Álvarez

Hay quienes disfrutan con un buen chorretón de Sriracha o algunos trozos de jalapeños en la pizza, mientras que otros no pueden tolerar el mínimo picante. Independientemente del tipo de persona que seas, la ciencia asegura que los alimentos picantes son algo fascinante.

Los expertos defienden que los efectos secundarios de los alimentos picantes no son tan negativos para la salud. Parecen tener ciertos beneficios sobre la acidez de estómago, la longevidad y la aceleración del metabolismo. Así que introducir este tipo de alimentos en tu dieta habitual puede favorecer más allá de un sabor extra en el paladar.

¿Por qué hay alimentos que tienen sabor picante?

Damos por hecho que hay alimentos picantes, pero no todos sabemos a qué se debe este sabor. La respuesta clave está en la capsaicina, un compuesto químico que se encuentra en los alimentos de este tipo, como la pimienta de cayena, que es responsable de esa sensación de ardor que experimentamos cuando los comemos.

Pero resulta que este ingrediente se une a un tipo de receptores dentro de nuestra boca llamados VR1. Una vez que la capsaicina se une a estos receptores, la neurona sensorial se despolariza y envía una señal que indica la presencia de estímulos picantes. Los receptores VR1 no fueron diseñados para detectar esta sustancia, tan solo vinculan a la comida picante por accidente. El verdadero propósito de los receptores VR1 es la termorrecepción o detección de calor. Esto significa que se supone que deben evitar que consumamos alimentos que quemarán nuestra piel sensible. Como resultado, cuando los receptores son activados por la capsaicina, la sensación que experimentamos está ligada a la percepción de la temperatura. Pero ese dolor es solo un efecto, ya que en realidad no hay nada «picante» en la comida picante.

Aunque a muchos no les gusta el calor que emite la capsaicina, este compuesto cuenta con beneficios para la salud. Por ejemplo, puede servir como analgésico o antiinflamatorio. Como medicamento tópico, se usa específicamente para aliviar el dolor de los nervios. Los problemas de las articulaciones como la artritis reumatoide y las afecciones de la piel como la psoriasis también se pueden tratar con ungüentos o geles que contengan capsaicina.

Esta especia se concentra principalmente en las semillas de los pimientos. Así que si no quieres que un alimento sea demasiado picante, quítale las semillas antes de comerlos o cocinarlos. De esta manera se puede reducir el calor y el ardor instantáneo que aparece justo después de masticarlo. Comer plátanos junto con pimientos picantes también puede ayudar a reducir el factor de especias.

alimentos picantes en una mesa

Efectos de los alimentos picantes en el cuerpo

La manera en la que el cuerpo responde a los alimentos picantes es completamente personal. Aunque a algunas personas se les aconseja limitar la ingesta de alimentos picantes, es importante tener en cuenta que los niveles de tolerancia varían en cada persona. A continuación descubriremos las consecuencias más significativas de tomar picante en la comida.

Acidez estomacal

Hay varias condiciones médicas que pueden exacerbarse por la ingesta de alimentos picantes. Por ejemplo, la enfermedad por reflujo gastroesofágico (ERGE). Esta enfermedad se caracteriza por el reflujo del ácido del estómago hacia el esófago. Este puede causar una sensación de ardor en el tracto gastrointestinal superior y el pecho.

Realmente no se cree que los alimentos picantes sean una causa principal de ERGE, pero sí pueden empeorarla. Aunque se desconoce el mecanismo, los alimentos picantes pueden irritar el esófago afectado, provocando acidez y malestar.

Además, la capsaicina puede ralentizar la velocidad con la que se mueven los alimentos a través del estómago, lo que aumenta el riesgo de reflujo, como consecuencia. Sin embargo, es un error habitual pensar que los alimentos que pican pueden aumentar el riesgo de úlceras de estómago. De hecho, el pimiento puede reducir la producción de ácido del estómago. Como resultado, los alimentos picantes, y especialmente los que contienen pimiento, en realidad pueden ayudar a mejorar los síntomas en las personas con úlceras pépticas.

Pueden ayudar a perder peso

Hay teorías sobre cómo los alimentos picantes pueden contribuir a adelgazar. La ciencia sugiere que los ingredientes picantes podrían aumentar calorías y quemar grasa o reducir el apetito. Aunque algunos de los estudios informaron aumentos ligeros (alrededor del 10 por ciento) en la quema de energía, los resultados generalmente no fueron duraderos.

Aunque la evidencia sugiere que la ingesta de pimiento puede aumentar el gasto de energía y promover la pérdida de peso, debemos tener en cuenta que este aumento es muy ligero y no es probable que cause una pérdida de peso significativa sin otros factores. Los cambios de peso también pueden depender del peso inicial de una persona y del porcentaje de grasa corporal.

Es decir, no confíes en que los jalapeños son un super alimento para perder los kilos que te sobran. Piensa en un enfoque saludable sostenible a largo plazo, constituida por una dieta bien equilibrada y ejercicio habitual para obtener beneficios para la salud a largo plazo.

Los alimentos picantes pueden aumentar la longevidad

Hubo un estudio científico que analizó qué pasaba si las personas comían alimentos picantes casi a diario. Se observó que tenían una mayor probabilidad de vivir más tiempo que las personas que comían alimentos picantes menos una vez a la semana.

A pesar de el estudio fue observacional, es posible que las propiedades antiinflamatorias y antioxidantes de la capsaicina contribuyan a estos posibles beneficios de longevidad. Sin embargo, estas propiedades pueden encontrarse en otros alimentos. Así que no es necesario pasar el mal trago de tomar picante, si no nos apasiona.

Podrían mejorar el colesterol

Los alimentos picantes pueden ser buenos para el corazón y el colesterol. Se descubrió que los adultos que comían alimentos picantes con más frecuencia y en grandes cantidades tenían niveles más bajos de colesterol LDL.

Así que si los niveles más bajos de colesterol LDL se asocian con un menor riesgo de desarrollar enfermedades cardíacas, podríamos suponer que tienen grandes beneficios en los lípidos. Sin embargo, el estudio también observó que comer más alimentos picantes también se asocia con niveles más altos de triglicéridos en la sangre.

Los investigadores creen que los triglicéridos más altos podrían deberse a que los ingredientes picantes se suelen usar para agregar sabor a almidones simples como el arroz. Pero el exceso de carbohidratos se convierte en grasa en el cuerpo y, por lo tanto, puede contribuir a niveles más altos de triglicéridos.

¡Sé el primero en comentar!