Estas son las cantidades tóxicas de algunos alimentos

Tomar fruta es esencial, tomar lácteos es importantes, las verduras, ya sean cocidas o crudas, también son importantes, como también lo es el consumo de proteínas, ya sea de origen animal o vegetal. Pero todo esto hay que tomarlo con ciertos límites, ya que hay cantidades de algunos alimentos que pueden provocar efectos adversos graves, por eso se consideran cantidades toxicas, sí, incluso el agua.

Todo aquello que comemos y bebemos tiene un cierto riesgo, incluso el consumo de agua. A lo largo de este texto vamos a descubrir las cantidades tóxicas de los alimentos más comunes como los lácteos, el chocolate, la carne, la fruta, etc. No es que de por sí sean tóxicos, no, es que excedernos en el consumo puede traernos graves consecuencias para la salud.

¿El agua o la leche son tóxicos?

Para empezar, vamos a aclarar que es la toxicidad, y es que se trata del abuso de un alimento que termina provocando efectos adversos, alergias e intolerancias. Pero la cosa no que ahí, sino que muchos alimentos son propensos a crear toxicidad, por ejemplo, los huevos son los más conocidos, ya que dejarlos fuera de la nevera más de 2 horas, comerlos crudos, que la cascara no esté limpia, etc. puede dar lugar intoxicación.

También las patatas que deben estar maduras y bien limpias, aparte de cocinarlas a altas temperaturas para evitar riesgos. Las setas son otros alimentos con los que debemos tener mucho cuidado y no salir a recolectarlas sin una base fuerte de conocimientos en la temática, ya que las consecuencias pueden ser fatales.

El pescado a veces es alto en mercurio, y para eso están las autoridades sanitarias para hacer controles y limitar la pesca en ciertas zonas o avisar a la ciudadanía de no consumir ciertas especies de pescado y marisco. El mercurio afecta a la piel, el corazón, los pulmones, los riñones, los ojos y a todo el sistema digestivo.

Con respecto a los lácteos, en el último apartado trataremos el tema con algo más de profundidad, pero excedernos en la cantidad de leche, puede ser toxico para nuestro organismo provocando intolerancias y síntomas gastrointestinales a largo plazo.

Lo mismo sucede con el agua. Beber agua es de vital importancia, de hecho, de media se necesita entre litro y medio y 2 litro por persona adulta, sana y por día. Pero la hiperhidratación tiene consecuencias nefastas e incluso la muerte.

El consumo excesivo de agua puede causar intoxicación por exceso de agua en el cuerpo. Esto se nota porque empezaremos a tener náuseas, desorientación, fatiga, dolor de cabeza, etc. A estos límites se llega cuando se consume más agua de la necesaria.

Alimentos tóxicos en grandes cantidades

Vamos a ver los alimentos más comunes que cuando son consumidos en grandes cantidades pueden dar lugar a intoxicación. Dentro de cada alimento explicaremos por qué es peligroso, como afecta al organismo y los síntomas de ese exceso.

Marisco en un plato

Marisco

El marisco como consumo esporádico es bueno para la salud por sus minerales, sus grasas insaturadas y sus vitaminas, pero un consumo excesivo es bastante negativo para nuestra salud. Por ejemplo, aumenta los niveles de ácido úrico en sangre, provoca alergias y/o reacciones adversas y puede provocar intoxicaciones si está crudo.

Los síntomas de intoxicación por exceso de marisco son: diarreas, vómitos, dolor abdominal, alto nivel de ácido úrico, colesterol alto y migrañas, entre otros.

No es conveniente comer marisco a diario, pero sí 1 o 2 veces a la semana, y siempre poca cantidad, bien cocinados y acompañados de dieta saludable. Una comida, como un almuerzo, no puede y no debe estar basada solo en marisco.

Alcohol

Es conocido por todos que el alcohol es una droga legal que se metaboliza en el hígado y causa intoxicación en el organismo, de ahí la sensación de borrachera. Pues bien, un exceso de alcohol durante un periodo de tiempo tiene graves consecuencias en el organismo, por ejemplo, hipertensión, insuficiencia cardíaca, accidentes cerebrovasculares, daños en el hígado, aumento de los triglicéridos y el colesterol, etc.

Los síntomas más comunes de un exceso de alcohol son: estado de confusión, vómitos, mareos, convulsiones, dificultad para respirar, piel azulada o pálida, baja temperatura corporal, desmayos, entre otros.

Zumo de naranja

La naranja es una fruta muy saludable y rica en vitamina C, la cual es un excelente antioxidante para nuestro organismo, pero todo en exceso es malo. Tomar demasiado zumo de naranja tiene consecuencias negativas en nuestro cuerpo, por ejemplo, picos de azúcar en sangre con grandes bajadas, acidez estomacal, estimula la secreción de bilis, aumenta el riesgo de cáncer, ralentiza las digestiones, etc.

Los síntomas más comunes de que nos estamos excediendo con el consumo de zumo de naranja, mandarina o alguna fruta ácida son las diarreas por el exceso de fibra, náuseas, falta de apetito a veces, alto índice glucémico, gastritis, hinchazón abdominal, entre otros.

Carne y productos cárnicos proteínas

Tomar carne es saludable, siempre y cuando sea carne de calidad como la carne magra de pavo, pollo, conejo, aves y demás. Las carnes rojas están directamente vinculadas a la aparición de algunos tipos de cánceres, aparte de otros problemas de salud como niveles altos de colesterol, aumento de peso, problemas cardiacos, ateroesclerosis, accidentes cerebrovasculares, etc.

Los síntomas de esta mala costumbre son muy conocidos en la actualidad, ya que diversos políticos, movimientos sociales, personas influyentes, investigaciones, programas de televisión, y demás están haciendo hincapié en reducir el consumo de carne a 2 o 3 veces a la semana y que sea carne blanca y magra.

Estos son los síntomas del exceso: cáncer de colon, diabetes, colesterol, problemas de memoria, diarrea o estreñimiento, hinchazón abdominal, falta de energía, mal aliento, poca masa muscular, problemas cardíacos, sobrepeso, etc.

Chocolate

Nosotros, siempre que tenemos ocasión, recomendamos hacer pequeños cambios en nuestros hábitos. Sabemos que al principio no nos gustará, a nosotros tampoco nos encantaba al principio, pero reeducar el paladar es importante tanto en niños como en adultos.

Si cambiamos la leche de animal por leche vegetal sin azúcar sin aditivos, sales, aceites, espesantes y demás, y cambiamos el cacao soluble de marca blanca o Cola Cao o Nesquik, y empezamos con cacao puro en polvo, notaremos como estamos más saciados, nuestros niveles de energía mejoran, nuestro apetito se regula, tenemos menos ansiedad, la glucosa en sangre se regula, ya no tenemos estreñimiento, nuestra grasa abdominal se reduce, etc.

Es cierto que el cacao es calórico, ya que 100 gramos de cacao amargo o cacao negro tienen más de 500 calorías, pero una cucharada con leche o en un postre no llega ni a 30 gramos, así que no hay mucho de qué preocuparse.

Recomendamos empezar por cacao al 75%, la marca Valor lo tiene en polvo y en tableta, y cada mes ir aumentando hasta llegar al 100%. Nos lo agradeceréis.

Los síntomas por exceso son: problemas de hígado, daños en la vejiga, aumento de peso, diarreas, distención abdominal, migrañas, etc.

Ensalada con nueces

Vegetales

Los vegetales son indispensables en nuestra dieta, además dado lo versátiles que son podemos preparar infinidad de platos, desde empanados, revueltos, rellenos, etc. Los vegetales aportan muchas vitaminas importantes que rara vez se encuentran en otros alimentos, así como minerales tan importantes como el hierro y el calcio.

La dieta vegana es una alimentación basada en plantas. Queremos aclarar esto porque vamos a decir que un exceso de verduras es toxico para el organismo, y no queremos que nadie se agarre a esto para infravalorar a quienes llevan este tipo de dietas.

Un exceso de vegetales es negativo para el organismo porque lo estamos exponiendo a altos niveles de minerales vitaminas y fibra, sobre todo de este último. Eso da como resultado descomposición de las heces e irritación de los intestinos, por lo que no podrán funcionar adecuadamente y absorber los nutrientes. De manera que se crea una reacción en cadena donde terminamos desnutridos y deshidratados.

Los síntomas de un exceso de vegetales en nuestra dieta son: gases, flatulencias, heces líquidas, hinchazón estomacal, dolor de estómago, poca energía, mucha sed, etc.

Frutas

Con las frutas pasa exactamente lo mismo que con las verduras. Las frutas son muy necesarias en nuestra alimentación, ya que gracias a ellas conseguimos minerales y vitaminas claves que no logramos de otra forma. Pero un exceso de frutas es un exceso de fibra, y es que un adulto medio y sano no debería pasarse de los 35 gramos de fibra al día. Los expertos calculan que un exceso de fibra se considera cuando se consumen más de 60 gramos al día.

Esto da como resultado unos síntomas muy claros: distensión abdominal, diarreas, mala absorción de nutrientes, gases, dolores, debilidad, mucha sed, acidez estomacal, etc. Aparte de un exceso de vitaminas como la vitamina A que esto puede dar lugar a otro tipo de síntomas como: caída del pelo, piel seca, labios agrietados, mareos, huesos débiles, etc.

Legumbres

Las legumbres son alimentos muy saludables y nutritivos, de hecho, todos deberíamos consumir este grupo alimenticio, junto con los cereales y las semillas mínimo 3 veces a la semana para tener una dieta equilibrada y nutrir adecuadamente a nuestro organismo.

Pero como el resto de alimentos que hemos mencionado en este texto, las legumbres en exceso tienen consecuencias y son muy similares a las verduras y a las frutas, ya que este grupo alimenticio es rico en fibra. Por lo que los síntomas serán mareo, deshidratación, diarreas, malestar, debilidad, dolor de cabeza, entre otros.

Lácteos

Tomar lácteos es muy necesario por el calcio y la vitamina D, pero pocas personas saben que no son necesarios para obtener esos nutrientes que comentamos, ya que los logramos con otros grupos alimenticios. El problema de los lácteos es que mucha gente abusa de ellos y eso da lugar a alergias, intoxicaciones, intolerancias, etc.

Los lácteos en exceso provocan acné, náuseas, distención abdominal, malestar digestivo, sobrepeso, aumenta el riesgo de cáncer, problemas cardíacos, etc.

¡Sé el primero en comentar!