Alimentos bajos en fibra para dieta blanda

Alimentos bajos en fibra para dieta blanda

Sofía Pacheco

La fibra es buena, eso lo sabemos, pero no todos somos iguales ni estamos sanos todos los días. Hay momentos en la vida en los que necesitamos alimentos bajos en fibra y aquí es donde entra este artículo. Además, también es interesante para aquellas personas que han sido operadas de los intestinos, que tiene un tumor, tienen estrechamiento del intestino, reciben tratamiento que daña sus intestinos, tiene una enfermedad inflamatoria, etc.

La fibra promueve el tránsito intestinal, aparte de que ayuda a limpiar el organismo de toxinas e incluso reduce el nivel de azúcar en sangre. Pero no todos tenemos la misma salud, así que es importante conocer los alimentos bajos en fibra para cuando lo necesitemos.

Según la tolerancia o la condición de salud que tengamos, nos puede interesar llevar una dieta baja en fibra, por eso hoy nos hemos propuesto especificar qué alimentos de todos los que tenemos a nuestro alcance tiene menos fibra.

No deberíamos llevar una alimentación baja en fibra si no nos lo indica un médico, ya que hay una serie de contraindicaciones que pueden poner en riesgo nuestra salud. Por ejemplo, al reducir el consumo de fibra, iremos menos al baño, podríamos sufrir diabetes, cáncer de colon, problemas cardiovasculares, estreñimiento, diverticulosis, gases, dolores, etc.

Un adulto normal debe consumir unos 70 gramos de fibra al día, y si consumimos demasiada fibra lo sabremos porque tendremos diarreas, la absorción de los nutrientes se reduce, tendremos distensión abdominal, malestar, dolor abdominal, gases, etc.

Un hombre con alimentos bajos en fibra

Alimentos bajos en fibra

Si pensamos en una alimentación o dieta baja en fibra, es bastante probable que pensemos en una alimentación NO saludable. Y eso es bastante cierto, pero, aunque estemos reduciendo drásticamente el consumo de frutas y verduras, así como de legumbres, cereales y semillas, debemos cuidar nuestra salud y saber muy bien cómo cocinar los alimentos bajos en fibra para no aumentar de peso ni poner en riesgo nuestra salud.

Frutas y verduras

Sí, podemos comer frutas y verduras, pero mucho cuidado, ya que no vale cualquier fruta ni cualquier verdura. Por ejemplo, podemos comer lechuga, cebolla, pepino, calabacín, calabaza, berenjenas, zanahorias, remolacha, judías verdes, espárragos, etc.

Con respecto a las frutas, podemos comer albaricoques (que estén muy maduros), plátanos, melón sin pepitas, papaya, nectarina, melocotón y ciruela. Las frutas enlatadas si podemos comerlas, al igual que las verduras enlatadas. Al final del artículo indicamos las frutas que debemos evitar en una dieta sin fibra.

Panes y cereales

Lo único que tenemos que verificar es que tengan menos de 2 gramos de fibra por cada ración o porción de 100 gramos, así que tocar leer etiqueta por etiqueta. Y ya que estamos, hacemos un llamamiento a la cordura, una cosa es elegir alimentos bajos en fibra y otra cosa es olvidarnos de las grasas y los azúcares.

Los productos grasientos y azucarados no nos hacen nada bien cuando se trata de procesos diarreicos. Es por eso que las dietas blandas rara vez aceptan pan blanco, en todo caso pan de calidad (no integral) y tostado, pero sin mantequilla ni aceite de oliva, ni nada azucarado como mermelada o Nutella.

Carnes, pescado y mariscos

Si queremos alimentos bajos en fibra hay que elegir carnes, como, por ejemplo, la carne de cerdo, vacuno, buey, cordero, pollo con piel, pavo, conejo, etc. La carne ha de estar bien cocinada, de lo contrario podría ser contraproducente y provocarnos diarreas, vómitos y otras consecuencias igual de desagradable.

Los pescados blancos y pescado azul también son bien recibidos en este tipo de alimentación baja en fibra. Son alimentos saludables y los podemos consumir a diario sin problemas. Mucho cuidado al cocinarlos, han de estar bien hechos y hay que cuidar los condimentos y acompañantes en el plato para que sean bajos en fibra. Por ejemplo, el plato de la foto inferior sería perfecto, siempre y cuando el brócoli no lo comamos y lo cambiemos por pepino, calabacín o espárragos.

Pescado con brócoli

Aceites y lácteos

Los huevos son alimentos esenciales en nuestro día a día, al igual que los lácteos. Podemos comer leche entera de vaca, quesos curados y de todo tipo, yogures naturales (sin frutos secos y sin frutas), así como un máximo de 2 huevos al día. Si podemos comer huevos, siempre cuidando nuestra salud, los niveles de colesterol, sobre todo.

Podemos tomar aceite de oliva virgen extra y aceite de girasol, pero debemos evitar abusar, ya que causará el efecto contrario. También podemos tomar mantequilla y margarina, pero recomendamos controlar los ingredientes y que sean lo más saludables posibles, es decir, evitar los azúcares, el exceso de sal y los aceites de mala calidad.

Debes evitar estos alimentos

Como es obvio, debemos evitar los alimentos ricos en fibra como, por ejemplo, todo tipo de legumbres; los cereales integrales; las semillas de todo tipo, incluso las de las frutas y verduras; las frutas como la piña, las fresas, frambuesas, higos, ciruelas pasas y la gran mayoría de las verduras; los frutos secos; todos los panes integrales y harinas integrales; comidas picantes o con muchas especias; alimentos fritos con mucho aceite; zumos con pulpa (sin pulpa sí podemos); ni coco ni ningún derivado de él; patata con piel (sin piel si podemos, pero no fritas ni aceitosas); café y derivados; alimentos que ya sabemos que nos descomponen el estómago, etc.

Otras cosas que debemos evitar son las calorías, ya que en una alimentación baja en fibra hay muchos alimentos grasos. Esto puede dar lugar a un aumento de peso, aumento del nivel de azúcar en sangre, aumento de los niveles de colesterol malo, etc. En definitiva, tenemos que cuidar nuestra salud más que nunca.

También debemos evitar todos aquellos alimentos que no toleremos por alergias alimenticias, porque nos causen mal, no nos gusten o porque vayan en contra de otras dietas que estemos siguiendo como puede ser una alimentación vegana o vegetariana.

Los azúcares en momentos de diarreas son muy negativos, por eso recomendar bebidas como Gatorade o Aquarius es negativo para nuestra flora intestinal. Aunque parezca que este tipo de bebidas isotónicas nos ayudan a cortar las diarreas y los vómitos, en realidad empeoran el estado de nuestra salud estomacal.

¡Sé el primero en comentar!