Estos alimentos son una fuente de selenio perfecta para la dieta

Es probable que pensemos que el selenio es perjudicial para la salud, pero en cantidades mínimas que muy beneficioso. Por ejemplo, este mineral tiene funciones antioxidantes como la vitamina E, ayuda a retrasar los efectos del envejecimiento, protege al cuerpo tras una vacunación, fortalece el sistema inmunitario, etc. Es por todo esto y mucho más que vamos a recomendar una serie de alimentos ricos en selenio para añadir a nuestra dieta diaria.

Volvemos a insistir en la importancia de llevar una vida saludable y tener una dieta variada y equilibrada, ya que es la única forma de darle al cuerpo todos los nutrientes que necesita cada día. Es importante conocer los nutrientes cada alimento, por eso hoy queremos dedicar el texto al selenio y hemos seleccionado una serie de alimentos imprescindibles en nuestra dieta para aportar esos mg de selenio que necesitamos para que la máquina siga funcionando con normalidad.

¿Por qué el selenio es importante?

El selenio es un nutriente que el organismo necesita porque de lo contrario no podría funcionar ni mantenerse sano. Todos los nutrientes trabajan en cadena, por lo que, si falta uno, hay varios procesos que no se completan adecuadamente y se convierte en fichas de dominó que van cayendo unas detrás de otras.

Por ejemplo, el selenio es importante para la creación del feto, para la reproducción del mismo, para que la glándula tiroidea funcione adecuadamente, para la produciendo ADN, protege al cuerpo de infecciones, etc.

La falta de selenio en el cuerpo nos pone en riesgo de padecer enfermedades como tiroides y psoriasis, incluso infertilidad en hombres y mujeres, debilidad muscular, sistema inmune debilitado, fatiga, falta de concentración, caída del cabello, entre otros, de ahí la necesidad de agregarlo a nuestra dieta diaria.

La cantidad de selenio que necesita un adulto medio es de 55 mcg, pero las mujeres embarazadas necesitan 60 y si están en periodo de lactancia necesitan 70 mcg de selenio al día.

Principales alimentos ricos en selenio

Un rodeo rápido por el supermercado y conseguiremos llenar la cesta de productos llenos de sabor y de salud, ya que estos alimentos, aparte de tener selenio, tienen otros nutrientes importantes para el normal funcionamiento del organismo. También debemos aclarar que cuanto más variada sea nuestra dieta menos nutriente nos faltarán, además, recurrir a suplementos no es la mejor opción salvo que sea un caso estrictamente indicado por un médico.

Champiñones

Si comemos 100 gramos de champiñones debemos saber que estamos consumiendo aproximadamente el 15% de la cantidad diaria recomendada de selenio. Esto convierte al champiñón en uno de los mejores alimentos, además la facilidad que tiene a la hora de ser digerido, lo saludable que es y lo fácil que es de cocinar, le hacen sumar cada vez más puntos.

Asimismo, los champiñones aportan vitaminas del grupo B, proteínas y minerales como potasio, fósforo y calcio, aparte del selenio. Los champiñones ayudan a controlar la presión arterial, previene los trastornos intestinales, tiene efecto saciante, estimula la formación de células asesinas, etc.

Varias nueces enteras en el suelo

Nueces

Hay dos tipos de nueces ricas en selenio, por un lado, tenemos las nueces normales que vienen con su cascaron duro y marrón y las nueces de Brasil que tiene forma de plátanos y son muy sabrosas. A las nueces de Brasil también se les conoce como coquitos y con solo comer unas 3 nueces de este tipo, hemos cubierto la cantidad diaria recomendada de selenio.

Sin embargo, si optamos por las nueces más «normales», deberemos comer varias más o incluso mezclarlo con otros alimentos para conseguir una cantidad de selenio significativa. En general, las nueces ayudan a mejorar nuestra piel y el cabello, contienen uchis antioxidantes, vitamina E, C y grupo B, así como muchas minerales y ácidos grasos esenciales.

Judías

Las judías son un alimento excelente para nosotros, de hecho, se recomienda su consumo diario. Esta legumbre es rica en minerales como potasio, calcio, magnesio, zinc, manganeso y selenio. Entre sus vitaminas principales tenemos A, C y K.

Además, las judías, son buenas para la piel y la salud visual, combaten el estreñimiento y nos mantiene saciados más tiempo por lo que suelen usarse en dietas de adelgazamiento. Algo que poca gente sabe es que la vaina de la judía es comestible, y cuando nos referimos a ella se considera verdura, pero cuando se habla de la judía seca (el fruto) es cuando se le denomina legumbre.

Semillas y cereales

Nos referimos a las pipas de calabaza y a la avena. En varios supermercados, físicos y online, venden packs de semillas que podemos usar en panes, bizcochos, yogures, ensaladas, cocktail de frutas, tostadas de aguacate, etc.

La avena puede comerse en crudo, o con leche, podemos optar por bebida de avena (la opción más saludable del mercado), en ingrediente dentro de un bizcocho, en sopas, caldos, etc. Con respecto a las semillas y pipas de calabaza, son ricas en ácidos grasos, vitaminas del grupo B y, aparte del selenio, también tienen zinc.

Pepino

El pepino tiene multitud de beneficios para salud e incluso beneficios medicinales, ya que reduce las orejas, ayuda a relajar la zona del párpado, sirve como calmante después de una quemadura, etc. Entre otras propiedades del pepino está su poder hidratante y saciante, ya que su alto contenido en agua ayuda a hidratar el cuerpo y a saciar la sed.

Este alimento es muy versátil, ya que se puede comer en cremas, zumos, crudo, a la plancha, al horno, etc. A demás se puede comer frio, a temperatura ambiente o caliente, el pepino es buena opción siempre que queramos.

Un ajo entero rico en selenio

Ajo

Un alimento milenario y también tiene propiedades medicinales, al igual que el pepino. El ajo es un poderoso antioxidante y eso es gracias al selenio. El ajo se usa para enriquecer las comidas y entre sus beneficios la reducción del colesterol, fortalece el sistema inmunitario, reduce la presión sanguínea, se considera un antiinflamatorio y un antibiótico natural, evita los resfriados, mejora el asma (solo en algunos casos), etc.

Ahí ya tenemos varias excusas para agregar ajo a la gran mayoría de nuestras comidas. Tampoco nos volvamos locos y le pongamos ajo a todo, ya que podríamos cargarnos algunas recetas y estropear sus sabores.

Tés y bebidas

Existen diferentes tés y bebidas que podemos tomar a diario si queremos aumentar los niveles de selenio en nuestro cuerpo. Un ejemplo claro es el té negro, también en el vino, la cerveza (por la levadura de cerveza que es rica en selenio), en el café y en el cacao puro.

Hay otro té que se sueñe beber cuando se quieren reponer las vitaminas y los minerales tras un esfuerzo físico muy fuerte y es el té de ortigas. Contiene vitaminas A, C y K, además de hierro y selenio. También es habitual tomarla en forma de suplemento, pero por raro que parezca el té de ortiga existe.