Los alimentos más ricos en vitamina C

Los alimentos más ricos en vitamina C

Sofía Pacheco

La vitamina C es de las vitaminas más conocidas y codiciadas del mundo. Tanto es así que mucha gente toma suplementos cada día o alimentos enriquecidos con ella para doblar los beneficios, pero mucho cuidado con esto. La vitamina C no se acumula en el organismo, ni tampoco cuanta más tomemos, mejor, sino que tiene contraindicaciones severas por exceso.

Al hablar de la vitamina C siempre pensamos en la naranja o la mandarina, pero realmente el kiwi es de las frutas que más porcentaje de vitamina C tiene. A lo largo de este texto vamos a descubrir qué otros alimentos son ricos en este nutriente esencial.

La vitamina C es esencial

Se trata de una vitamina que nos sirve para multitud de funciones importante que realiza nuestro organismo a cada instante como la regeneración y reparación de tejidos, formar las proteínas que producen la piel, tendones, ligamentos y vaso sanguíneos, sanar heridas, cicatrizar heridas, protege frente a la pérdida de visión natural por la edad, reduce el riesgo de enfermedades, protege el corazón, mantiene sanos y fuertes a los huevos, dientes y cartílagos, actúa como antioxidante y previene de enfermedades degenerativas como Alzhéimer, nos previene de la arterioesclerosis y la mutación celular que da lugar al cáncer.

Como vemos es un nutriente esencial, y encima es algo que nuestro organismo no sintetiza, por lo que necesitamos ingerirla a diario. Aquí es donde llegan los problemas, ya que no es bueno superar la cantidad máxima ni crear un déficit.

Para los adultos se ha establecido una cantidad de 65 mg a 90 mg diarios, y el exceso, por encima de los 2.000 mg diarios puede causar diarreas (incluso agudas), náuseas, vómitos, dolor de estómago, cólicos y acidez estomacal, insomnio, dolores de cabeza, etc.

Un déficit de vitamina C (de forma grave) produce escorbuto, que es un trastorno grave que provoca hemorragias, anemia y sangrado de encías. Aunque por norma general no se llega a ese nivel, sino que un déficit «normal» de vitamina C puede provocar debilidad, cansancio, irritabilidad, dolor indefinido, inflación articular, encimas inflamadas, etc.

Un bol lleno de frutas ricas en vitamina C

Principales alimentos ricos en vitamina C

Llevamos toda la vida creyendo que las naranjas son el alimento que más vitamina C tienen, y no es cierto. Son muy saludables, por supuesto, y las recomendamos en zumos y enteras, pero existen otros alimentos con mayor riqueza de este nutriente y vamos a conocerlos.

Pimiento picante y pimiento dulce

Un enfrentamiento donde gana el pimiento picante por goleada, ya que nos aporta 120 mg el pimiento verde picante y el chili rojo 225 mg frente al pimiento rojo dulce que son 152 mg.

Por lo tanto, si nos gusta la comida picante y exótica estamos bien nutridos de vitamina C, pero mucho cuidado, ya que suelen ser comidas que a la larga provocan problemas de salud. Es por esto por lo que conviene crear unos hábitos de vida saludables con una dieta muy variada.

Hierbas aromáticas

Nos referimos al perejil que se puede usar en casi cualquier momento, la albahaca, al tomillo y al cebollino. Estas hierbas aromáticas aportan vitamina C y casi tanta cantidad como las naranjas.

Por su parte, el perejil nos aporta hasta 190 mg por cada 100 gramos de peso, evidentemente nadie toma esa cantidad de perejil, pero si echamos un poco varias veces al día, tendremos una cantidad decente de vitamina C en el cuerpo, unido al resto de alimentos que comamos a lo largo del día.

El cebollino tiene 60 mg por cada 100 gramos de producto y la albahaca 61,2 mg de vitamina C por cada 100 gramos de producto y el tomillo tiene 45 mg. Por lo que el perejil gana por goleada.

Grosella negra

¿Existe un fruto rojo más exquisito que este? No, no existe y es que se puede hacer casi de todo con las grosellas negras, desde comerlas enteras, hacer mermelada, machacarlas y crear una cobertura para los postres, hacer helado con grosellas, echarlas a un yogur con otras variedades de frutas, salsa de grosellas para algunos tipos de carnes y pescados, etc.

Pues bien, este fruto exótico y delicioso nos aporta casi 160 mg de vitamina C por cada 100 gramos de producto por lo que con una cucharada o dos de su mermelada ya vamos bien de esta vitamina por un día.

Papaya y kiwi

Fresa, kiwi, melón y papaya

Son 4 frutas que se encuentran con cierta facilidad en fruterías y en la sección de frutería de los supermercados, pero también hay otra fruta que es más exótica que se llama guayaba. Estas 5 contiene una cantidad interesante de vitamina C por cada 100 gramos de producto.

El melón aporta 67 mg, las fresas 60 mg, el kiwi 59 mg, la papaya 64 mg y la joya de la corona es la guayaba que nos aporta 273 mg de vitamina C por cada 100 gramos de esta fruta exótica. Así que, si queremos aumentar la ingesta de este nutriente, va siendo hora de buscar guayabas.

Naranja y limón

Son los sabores más comunes en refrescos, granizados, helados y similares, pero cuando se trata de comerse la fruta, gana la naranja por motivos obvios. En cuanto a valores nutricionales, ambas son muy necesarias y en lo que respecta a la cantidad de vitamina C que contienen, gana ligeramente el limón frente a la naranja.

100 gramos de naranja nos aportan 50 mg de vitamina C, mientras que el limón tiene 53 mg de vitamina C por cada 100 gramos de esta fruta, o 200 ml de zumo natural de la fruta.

Verduras de hojas verdes

Tenemos el brócoli, las coles de Bruselas, judía verde plana, el kale y los berros. El abanico es grande y tenemos donde elegir, aunque en general las verduras de hojas verdes son muy nutritivas y una excelente opción para consumir a diario, por lo que nuestro organismo estará siempre bien nutrido.

Las coles nos aportan 110 mg de vitamina C por cada 100 gramos de producto, el brócoli un tanto de los mismo, sin embargo, el kale solo nos aporta 62 mg de vitamina C por cada 100 gramos de producto. Por último, los berros aportan 60 mg por cada 100 gramos de productos y las judías 107 mg.