¿Qué comer para quemar grasa?

¿Qué comer para quemar grasa?

Carol Álvarez

Solemos identificar los «quemadores de grasa» con pastillas o píldoras milagrosas, pero no hace falta que recurramos a ellas si llevamos una buena alimentación. Existen algunos alimentos quemadores de grasa, sin efectos secundarios, que nos pueden ayudar a bajar de peso o reducir la grasa localizada.

Lo primero que tienes que saber es que una vida sedentaria, con poca actividad física y unos malos hábitos alimenticios propician la acumulación de grasa. Aunque tomases algún quemador de grasa en forma de píldora, sería bastante difícil eliminar lo que «te sobra». Así que antes de experimentar es mejor que empieces a consumir alimentos que contengan propiedades «quema grasas».

Normalmente esta acumulación de grasa se debe a una retención de líquidos, por lo que es muy recomendable beber agua de forma activa, eliminar las harinas refinadas, rebajar el consumo de sodio y empezar a realizar ejercicio físico.

Alimentos quemadores de grasa

Todos los alimentos que te vamos a aconsejar son totalmente naturales, pero te recomendamos que busques que sean orgánicos (libres de cualquier químico).

Tomates

Lo bueno de este alimento es que podemos encontrarlo fácilmente en cualquier época del año. Su alto contenido en fibra proporcionan una buena salud digestiva.

Contienen poquísimas calorías y mucha agua, lo que te ayudará a perder peso de forma rápida debido a la disminución de lípidos en sangre que producen. Por último, te contaré que es una fruta, aunque hayas pensado siempre que era una verdura.

Manzanas

Posiblemente es la fruta que más beneficios aporta a nuestro cuerpo. Son riquísimas en fibra y muy bajas en calorías y grasas, pero lo que las convierte en un perfecto «quema grasas» es la vitamina C, los flavonoides y el beta-caroteno. Además, se recomienda consumir 2 o 3 al día para notar sus virtudes.

El vinagre de sidra de manzana es un antiguo remedio popular con beneficios para la salud basados ​​en la evidencia. Se le atribuye la reducción del apetito y la disminución de los niveles de azúcar e insulina en la sangre en personas con diabetes. Además, se ha descubierto que el componente principal del vinagre, el ácido acético, aumenta la quema de grasa y reduce el almacenamiento de grasa abdominal en varios estudios con animales.

Incluir vinagre de sidra de manzana en la dieta puede ayudarnos a perder grasa corporal. Empezaremos con 1 cucharadita por día diluida en agua y aumentaremos gradualmente hasta 1 o 2 cucharadas por día para minimizar las posibles molestias digestivas.

Chocolate negro

El chocolate negro está repleto de ácidos grasos monoinsaturados que ayudan a acelerar el metabolismo. Y como resultado, quemaremos calorías más rápido. Sin embargo, cuando elijamos chocolate negro, verificaremos los ingredientes, ya que muchos todavía están llenos de azúcar.

Además, la ciencia ha demostrado que ceder a los snacks de chocolate por la noche podría funcionar a nuestro favor. En un estudio, las mujeres que comieron chocolate por la noche (en comparación con las que comieron durante el día) tuvieron un mejor metabolismo y perdieron peso alrededor de la cintura después de dos semanas.

Frutos secos

Su efecto saciante es conocidos por todos, pero también tenemos que saber elegir correctamente. Los frutos secos debemos consumirlos naturales; sin sal, azúcares o potenciadores de sabor. La cantidad perfecta que tenemos que tomar es la que nos quepa en un puñado normal.

De hecho, las almendras en concreto son algo así como un superalimento para quemar grasa, según un estudio. Los participantes con sobrepeso que disfrutaron de las almendras como parte de una dieta baja en calorías perdieron un 50 % más de grasa en general y alrededor del 18 % de su peso en comparación con el 11 % perdido por el otro grupo de prueba.

Aguacates

¿Cómo es posible que un alimento rico en grasa pueda contribuir a eliminarla? Su contenido en ácido oleico nos retrasa el apetito y nos ayuda a mantener una alimentación regular. También son ricos en fibra.

Un estudio descubrió que comer un aguacate al día, como parte de una dieta con control de calorías, ayudaba a los participantes a perder peso. También se ha descubierto que aquellos que comían este alimento para quemar grasa en el desayuno o el almuerzo tenían menos probabilidades de comer en exceso durante el resto del día.

Se intuye que los aguacates ayudan a estimular la leptina, nuestra hormona supresora del apetito, que nos ayuda a sentirnos más llenos y satisfechos.

Chiles

Los chiles hacen más que agregar calor a la comida. Sus poderosos antioxidantes pueden reducir la inflamación y ayudar a proteger las células del daño. Además, la investigación sugiere que un antioxidante en los chiles llamado capsaicina puede ayudarlo a alcanzar y mantener un peso saludable.

Lo hace al promover la saciedad y evitar comer en exceso. Además, este compuesto también puede ayudarnos a quemar más calorías y perder grasa corporal. Así que podemos pensar en comer chiles o usar pimienta de cayena en polvo para condimentar las comidas varias veces a la semana.

Yogur griego

El yogur griego entero es extremadamente nutritivo. Las investigaciones sugieren que los productos lácteos ricos en proteínas pueden aumentar la pérdida de grasa, proteger los músculos durante la pérdida de peso y ayudar a sentirnos llenos y satisfechos. Por lo tanto, podrían considerarse quemadores de grasa.

Además, el yogur que contiene probióticos puede ayudar a mantener el intestino sano y puede reducir los síntomas del síndrome del intestino irritable, como el estreñimiento y la hinchazón.

El yogur griego con toda la grasa también contiene ácido linoleico conjugado, que parece promover la pérdida de peso y la quema de grasa en personas obesas y con sobrepeso.

Pechugas de pollo

Como bien sabemos, la pechuga de pollo es baja en grasas y tiene un buen contenido de proteína. Si las condimentas con especias, obtendrás un combo en «quema grasas». Ya sea una pechuga, un muslo o un buen muslo de pollo, el pollo se ha ganado un lugar en nuestro resumen de alimentos para quemar grasa, y las investigaciones demuestran que esta popular ave puede ayudar a perder peso.

Un estudio de la Universidad de Navarra encontró que aquellos que comían pollo con frecuencia como parte de una dieta balanceada experimentaron una reducción de peso significativa principalmente debido a la pérdida de masa grasa.

Las fuentes de proteínas magras, como el pollo, en realidad requieren más energía (o calorías) para digerir que los carbohidratos simples. Comer proteína magra también protege a la masa muscular cuando tenemos un déficit de calorías, y la masa magra quema más calorías que la grasa.

cafe quemadores de grasa

Café

El café es una de las bebidas más populares a nivel mundial. Además, puede ayudarnos a quemar grasa. En un pequeño estudio que incluyó a nueve personas, los que tomaron cafeína una hora antes del ejercicio quemaron casi el doble de grasa y pudieron hacer ejercicio un 17 % más que el grupo sin cafeína.

La investigación ha demostrado que la cafeína aumenta la tasa metabólica en un impresionante 3-13 %, según la cantidad consumida y la respuesta individual. En un estudio, las personas tomaron 100 mg de cafeína cada dos horas durante 12 horas. Los adultos delgados quemaron un promedio de 150 calorías adicionales y los adultos anteriormente obesos quemaron 79 calorías adicionales durante el período de estudio.

Huevos

Aunque las yemas de huevo solían evitarse debido a su alto contenido de colesterol, en realidad se ha demostrado que los huevos enteros ayudan a proteger la salud del corazón en las personas con mayor riesgo de enfermedad. Además, los huevos son un alimento adecuado para perder peso.

Los estudios han demostrado que los desayunos a base de huevo reducen el hambre y promueven la sensación de saciedad durante varias horas en personas con sobrepeso y obesas. Los huevos también son una gran fuente de proteína de alta calidad, que aumenta la tasa metabólica en aproximadamente un 20-35 % durante varias horas después de comer, según varios estudios.

Comer tres huevos varias veces a la semana puede ayudarnos a quemar grasa mientras nos mantiene llenos y saciados.

Proteína de Whey

La proteína de suero de leche parece ser aún más efectiva para suprimir el apetito que otras fuentes de proteína. Esto se debe a que estimula la liberación de «hormonas de saciedad» y podría considerarse quemadores de grasa.

Además, el suero parece estimular la quema de grasa y promover la pérdida de peso en personas delgadas y con sobrepeso u obesidad. En un estudio de 23 adultos sanos, se descubrió que una comida con proteína de suero de leche aumenta la tasa metabólica y la quema de grasa más que las comidas con caseína o proteína de soja.

¡Sé el primero en comentar!