Alimentos que suben la tensión rápido

Alimentos que suben la tensión rápido

Carol Álvarez

La presión arterial hace referencia a la fuerza con que fluye la sangre por el cuerpo. Cuando es muy elevada, la salud cardíaca se puede ver comprometida, y es necesario que se hagan algunos cambios en el estilo de vida y la alimentación.

En el caso de que la tensión sea muy baja, la salud también corre peligro, por lo que se debería buscar la forma efectiva de regularla.

En ambos casos, los alimentos pueden influir en el aumento de la tensión arterial. Es interesante que conozcamos algunos de ellos para reducir su consumo o introducirlos, dependiendo de cuál sea nuestro caso.

Comidas para subir la tensión

Cuando tenemos una bajada de tensión es importante conocer cómo subirla rápidamente. Existen ciertos alimentos que ayudan a subir la presión arterial en poco tiempo.

Tomar sal

Contrariamente al consejo popular, las dietas bajas en sodio no son buenas para todas las personas con problemas de presión arterial. Las personas con la tensión baja deben considerar aumentar moderadamente su ingesta de sodio para ayudar a elevar la presión arterial.

Una alimentación con exceso de sal puede ser una de las principales razones del aumento de la tensión arterial. Cualquier ultraprocesado, encurtidos o productos deshidratados poseen un alto contenido de sal. Por eso, en las bajadas de tensión es mejor tomar algo salado que azucarado.

Beber mucha agua

La deshidratación a veces puede conducir a una presión arterial baja. Algunas personas pueden tener hipotensión incluso con deshidratación leve. También podemos deshidratarnos si perdemos agua demasiado rápido. Esto puede ocurrir a través de vómitos, diarrea severa, fiebre, ejercicio extenuante y sudoración excesiva.

Los medicamentos como los diuréticos también pueden causar deshidratación. Se recomienda beber más agua usando una botella de agua portátil. Incluso, podemos usar una alarma o un temporizador para acordarnos de tomar un sorbo.

Lácteos

Aunque los productos lácteos proporcionan una rica fuente de calcio, también contienen sodio de forma natural. Una taza de leche baja en grasa contiene aproximadamente 100 mg de sodio.

Algunos quesos tienen un alto contenido de sodio añadido. Se recomienda elegir quesos que tengan 140 miligramos de sodio o menos por porción. Los quesos mozzarella y emmental o suizo a menudo tienen el contenido de sodio más bajo por tipo.

Embutidos y carnes grasas

Los embutidos (salchichón, chorizo, salchichas o jamón) están muy relacionados con la sal. Tienen un gran porcentaje de sodio, por lo que influye de forma directa tensión arterial. Si tenemos la tensión alta, se deben controlar y reducir al máximo su ingesta. Es más conveniente que elijamos productos bajos en sodio, como el pollo o el pavo.

Las carnes grasas, con más de un 10% en su contenido, también aumentan la presión arterial. Aunque consumiéndolas con moderación, no existe especial peligro. Si sufrimos de hipertensión, es mejor que optemos por las carnes magras (pollo, pavo, conejo, ternera y cerdo).

Café

La tensión arterial también puede verse comprometida por bebidas con cafeína, como el café, refrescos o té. Su riqueza en cafeína y teína aumentan el ritmo cardíaco y afecta en el aumento de la presión arterial.

Las personas con hipertensión deben limitar su consumo de cafeína. En el caso de ser un amante del café, podemos cambiar a un café descafeinado. También hay tés sin cafeína disponibles y ciertas variedades de té tienen cantidades muy bajas de cafeína de forma natural. Sin embargo, cuando se nos baja la tensión, un refresco con cafeína puede ayudar.

Refrescos azucarados

Junto con la cafeína mencionada anteriormente, los refrescos están llenos de azúcar procesada y calorías vacías. Las bebidas con alto contenido de azúcar están relacionadas con mayores tasas de obesidad en personas de todas las edades.

Normalmente, las personas que tienen sobrepeso u obesidad tienen un mayor riesgo de desarrollar presión arterial alta. Sin embargo, cuando se baja la tensión, un refresco con azúcar puede ayudar a recuperar unos niveles adecuados. No obstante, es preferible tomar algo salado en vez de con azúcar.

Chocolate

Para desgracia de muchos, el chocolate también puede aumentar la frecuencia cardíaca debido a su contenido de teobromina. Siempre se recomienda consumir un chocolate con más del 70% de cacao, ya que tiene un bajo aporte graso y puede aportar beneficios al organismo.

En general, cualquier alimento que posea demasiado azúcar, estará favoreciendo a un aumento de la tensión arterial. En los casos de querer subir la tensión baja, puede ser una buena opción.

coca cola para subir la tension rapido

Consejos para evitar la tensión baja

Lo mejor es que un médico o un nutricionista nos asesore sobre alimentos saludables para incluir en la lista de la compra. Hay formas en que podemos modificar los comportamientos diarios para evitar que se baje la tensión. Si sospechamos que podemos tener anemia, nos aseguraremos de ir al médico y conseguir un tratamiento.

Aumentar la ingesta de B12

La vitamina B12 desempeña un papel fundamental para ayudar al cuerpo a producir glóbulos rojos saludables. La falta de esta importante vitamina puede provocar anemia, lo que reduce la presión arterial y puede provocar un sangrado excesivo, así como daños en los órganos y los nervios.

Los alimentos ricos en vitamina B12 incluyen huevos, pollo, pescado como el salmón y el atún, y productos lácteos bajos en grasa.

Tomar ácido fólico

El folato (también conocido como vitamina B9) es otra vitamina esencial que se encuentra en alimentos como los espárragos, el brócoli, el hígado y las legumbres como las lentejas y los garbanzos.

Una deficiencia de folato puede tener muchos de los mismos síntomas que una deficiencia de vitamina B12, causando anemia que conduce a una disminución de la presión arterial.

Hacer comidas pequeñas

Es posible tener presión arterial baja después de comer una gran comida, aunque esto es más común en adultos mayores. Esto sucede porque la sangre fluye hacia el tracto digestivo después de comer. Normalmente, el ritmo cardíaco aumenta para ayudar a equilibrar la tensión.

Podemos prevenir la presión arterial baja comiendo comidas más pequeñas. Además, limitaremos los carbohidratos, que puede ayudar a mantener la presión arterial más estable después de comer.

Usar medias de compresión

Las medias o calcetines elásticos pueden ayudar a evitar que la sangre se acumule en las piernas. Esto ayuda a aliviar la hipotensión ortostática o postural, que es la presión arterial baja debido a estar de pie, tumbado o sentado demasiado.

Las personas que están en reposo en cama pueden necesitar aparatos ortopédicos de compresión para ayudar a bombear la sangre de las piernas. La hipotensión ortostática es más común en adultos mayores.

¡Sé el primero en comentar!