¿El pan naam es bueno para la salud?

¿El pan naam es bueno para la salud?

Sofía Pacheco

El pan naam actualmente se vende en casi cualquier supermercado, se trata de un pan plano que parece la base de una pizza y es de origen indio. Un pan muy particular que, aunque es perfecto para acompañar con diferentes platos, no es tan saludable como pueda parecer. Vamos a conocer su origen, cómo se prepara y se acompaña, sus valores nutricionales, si tiene beneficios para la salud y las contraindicaciones de este pan.

El pan naam se puede encontrar en Mercadona, Lidl, Carrefour, Ahorra Más, Aldi, en Supermercados El Corte Inglés, entre otros establecimientos. Un pan con muy poca miga donde su aspecto nos recuerda mucho a las bases de pizza caseras.

Se trata de un pan que pega con casi todas las comidas, por eso se le conoce como «pan servilleta», pero eso no lo convierte en un pan de calidad y muy saludable, ya que la mejor opción siempre es elegir pan con harina integral 100% y cereales integrales, en lugar de decantarnos por n pan blanco ultraprocesado con sakes y aceites refinados.

Historia del pan naam y cómo se prepara

Se trata de un pan tradicional de la India y que poco a poco se ha extendido a todos los rincones de Asia y después al resto del mundo. Es un pan plano y elástico, por lo que no está duro ni crujiente como las regañás de Andalucía, la miga es densa pero concentrada en poco espacio y sirve para acompañar todo tipo de platos salados.

Este pan tiene una historia tan antigua como la historia de la India, su preparación en su lugar de origen suele ser tradicional en muchos hogares y restaurantes. Se prepara en un horno llamado tandoor con forma cilíndrica y de barro. El horno se coloca en una fuente de calor, como una fogata y se cierra para que el calor se concentre en su interior. Ese calor es lo que permite que el pan naan forme su miga.

Dado lo fácil que es preparar este pan y lo bien que conjuga con diferentes ingredientes, se ha convertido en un pan muy versátil y que dependiendo de dónde lo comemos tendrá un sabor u otro. Los ingredientes básicos son harina de trigo, levadura, azúcar. yogur natural, mantequilla y semillas de sésamo.

Como curiosidad, naam significa pan y seguro que si vamos a nuestro supermercado más cercano lo encontraremos en la sección de panes, en la sección de Asia o en pasillos similares.

Miga de pan plano

Valores nutricionales

Desde ya decimos que muy saludable no es este pan plano, puesto que sus ingredientes no son saludables. Para que un pan lo sea, debe tener harina 100% integral, aceite de oliva virgen extra, muy poca sal, ni rastro de azúcar y semillas también integrales.

Volviendo a los valores nutricionales del pan naam, vemos que 100 gramos de este producto nos aportan 286 kilocalorías, 46,2 gramos de carbohidratos, 3,40 gramos de azúcar, 10,20 gramos de proteínas, 4,8 gramos de fibra y un 35% de este pan es hidratación.

Tmabién hay vitaminas y minerales importantes para nuestro organismo. En 100 gramos de naam tenemos 6 IU de vitamina A, 1,32 mg de vitamina E, 3,3microgramos de vitamina K, 3,6 mg de vitamina B3 y 16 microgramos de vitamina B9. Todos estos valores son normales tirando a bajos, pero en los minerales tenemos 1,40 mg de manganeso, que eso equivale al 70% de la cantidad de manganeso que un adulto necesita. Por lo demás, tenemos 11,4 microgramos de selenio, 1,24 mg de zinc, 467 mg de sodio, 188 mg de fósforo, 68 mg de magnesio, 185 mg de potasio, 1,73 mg de hierro y 59 mg de calcio.

Beneficios del pan plano

El pan plano indio no es muy saludable como hemos podido ver, pero tiene algunos beneficios que nos gustaría destacar en este texto. Estos beneficios son solo para aquellas personas que mantiene un ritmo de vida activo, que hacen deporte, comen saludable, tienen hábitos de vida saludables, etc. De lo contrario, no se debería de consumir un pan tan calórico como este.

Apto para dietas hipercalóricas

100 gramos de este plan plano son casi 300 kilocalorías, es decir, lo que viene siendo una comida normal. En dieta de adelgazamiento, este tipo de panes no son bienvenidos, puesto que suman muchas calorías extras. Sin embargo, en dietas hipercalóricas para ganar masa muscular, sí que se puede consumir este pan, siempre y cuando esas calorías las enviemos al entreno. Si tenemos una vida sedentaria, entonces este panecillo no es nuestro mejor aliado.

Proteínas vegetales

En este pan, al ser indio, es 100% de origen vegetal, salvo que agreguemos yogur, miel o algún derivado no apto en dietas veganas y vegetarianas. De forma aproximada, estamos hablando de unos 10 gramos de proteínas por cada bollito plano de naam, y eso se traduce en energía para nuestros músculos durante el entreno.

Recordemos que las proteínas no solo son buenas para las fibras musculares, sino que estos aminoácidos ayudan a formar otros tejidos, hormonas, enzimas, anticuerpos, neurotransmisores, etc. Por lo tanto, como mínimo, debemos consumir 0,8 gramos de proteínas por cada kilo de peso para no sufrir deficiencias.

Un hombre comiendo pan plano

Fácil de masticar

Es cierto que el pan naam o pan plano tiene pinta de ser duro, insípido, crujiente y difícil de masticas, pero no. Se trata de un bollo plano con miga densa y es elástico por loque se puede costar con facilidad y se puede masticar.

Es apto para todas las edades, aunque puede que aquellas personas que tengan pocas piezas dentales, encuentren ciertas dificultades a la hora de comer este pan a mordiscos, porque este bollo plano se puede comer solo si sabemos elaborarlo con aliños.

Combina con todas las comidas

Al naam o plan plano se le conoce como pan servilleta, tal y como hemos dicho anteriormente, porque combina muy bien con todo tipo de comidas, aunque sea con arroz blanco o una ensalada. Con lo que mejor combina es con carne en salsa y pescado con salsa.

Podemos usarlo para el curry, para untar; en menestras de verduras; con salsas dulces o picantes; con queso y especias, en sopas; para dipear con guacamole, queso crema o similares.

¿Quién no puede comer pan naam?

Si tenemos sobrepeso o una vida muy sedentaria este tipo de alimentos tan calóricos no son nada recomendables, mucho menos si tenemos un plan de alimentación estricto debido a alguna enfermedad en el sistema digestivo.

Si tenemos diabetes o algún tipo de desajuste de azúcar en sangre, tampoco se recomienda el consumo de este tipo de panes, puesto que sus carbohidratos se liberan rápidamente y provocan picos de glucosa en sangre.

Hay muchas versiones de estos tipos de panes, e incluso los hay con frutos secos o embutidos, pero casi todos pueden hacerse aptos para dietas veganas y dieta keto. Recordemos que la dieta vegana no admite ingredientes o alimentos de origen animal. Mientras que la dieta keto, la única prohibición que tiene es no sobrepasar la cantidad de hidratos de carbono. En este caso, de media, los panes naam tienen más de 20 gramos de carbohidratos cuando una dieta keto más o menos estricta no puede superar los 20 gramos al día.

¡Sé el primero en comentar!