El maíz es bueno para saciar el hambre

El maíz es bueno para saciar el hambre

Sofía Pacheco

Desde pequeños hemos visto y reconocido los granos de maíz, pues bien, ahora vamos a explicar todo lo que se sabe de él, las diferentes formas en las que podemos comer, si tiene gluten o no, qué propiedades nutricionales tiene, que beneficios nos aporta comer maíz, etc.

El maíz procede de las mazorcas de maíz y hay diferentes tipos, del mismo modo que hay diferentes formas de consumir maíz, solo en grano, en conserva y en palomitas, también hay harinas, cuscús y otros.

El maíz, lejos de servir para perder peso, sí que ayuda al organismo a estar más sano. A lo largo del texto vamos a saber sus valores nutricionales, cómo llego a Europa, cuál es la cantidad máxima que se puede comer en un día, así como sus principales beneficios.

¿Qué es el maíz?

Se trata de un cereal que se trajo a Europa tras el descubrimiento de América. Allí, se llegaron a cultivar hasta 200 variedades diferentes. En la tierra de origen, los indios lo llamaron «mahis» que significa «lo que sustenta la vida» y es que se convirtió en u elemento indispensable para la supervivencia.

En el siglo 17 se convirtió en el principal cereal forrajero en Europa, al principio no tuvo aceptación como alimento para humanos, pero poco a poco su uso se fue extendiendo.

El maíz está libre de gluten, por eso gran cantidad de los productos de alimentación actual viene con ingredientes basados en el maíz en lugar de usar otros cereales. Se trata de un cereal que no se digiere adecuadamente por eso a veces vemos granos enteros en nuestras heces.

Esto se debe a que este cereal de color amarillo es rico en celulosa y tiene fibra no soluble por eso pasa por todo nuestro sistema digestivo sin pena ni gloria. De ahí que lo defequemos entero. Para evitar esto, se recomienda masticarlo bien, de lo contrario tendremos dolencias estomacales.

Varias mazorcas de maíz

Valores nutricionales

Lo cierto es que el maíz dispone de ciertos nutrientes importantes y por eso debemos introducir este cereal en nuestra dieta semanal.

Se trata de un cereal con muchas calorías y altos niveles de hidratos de carbono, concretamente, 100 gramos de maíz aportan 365 kilocalorías y 74,3 gramos de carbohidratos. También tenemos nada de azúcar, 7,3 gramos de fibra, el 10% es agua y casi 10 gramos de proteínas por cada 100 gramos de maíz.

Siguiendo con los valores nutricionales, tenemos vitamina A, B3 y B9. Por parte de los minerales, tenemos calcio, hierro, potasio, magnesio, fósforo, selenio, zinc y sodio, todos en valores normales tirando a bajos.

Cantidad máxima y formas de comerlo

Los valores nutricionales del maíz son amplios, pero en porcentajes muy bajos por lo que solo habría que preocuparse de las calorías y la cantidad de hidratos de carbono. En otras palabras, no son aptos en dietas muy estrictas, como la dieta keto, donde solo se permiten un máximo de 30 gramos de hidratos al día.

A pesar de esto, el maíz es bueno para el organismo y se usa con mucha asiduidad en ensaladas, aunque realmente se trata del maíz dulce que le da mucho sabor a las comidas. Lo máximo que se permite son 200 gramos, pero es raro ver a alguien comiendo tanto, ya que normalmente comemos entre 50 y 10 gramos, y no es un alimento que se consuma a diario en nuestra dieta, sino que se consume de forma esporádica.

Hay decenas de formas diferentes para disfrutar del maíz más allá de abrir una lata o hacer palomitas. Por ejemplo, tortas de trigo o maíz rellenas y agregar maíz dulce, ensaladas de tomate, pasta y maíz (se le pueden agregar muchos más ingredientes), pizza hawaiana, arroz chino, crema de maíz, pan de elote, patas asadas rellenas de maíz, jamón dulce y queso, empanadillas de bacon, maíz y setas, etc.

Beneficios del maíz

Un alimento lleno de beneficios del que ya sabemos la cantidad máxima, ideas de recetas, cómo se introdujo en Europa y sus valores nutricionales. Ahora solo falta saber por qué es importante para nuestra dieta.

Previene la anemia

Hemos visto que este cereal tiene varios minerales importantes y varias vitaminas también, y aunque sea en porcentajes bajos, son igual de importantes porque se acumulan al resto de alimentos que tomamos en el día. Es decir, nuestra alimentación no se basa solo en maíz, sino que también comemos otros cereales, semillas, frutas, verduras hortalizas y poco a poco logramos llegar a las cantidades diarias que el organismo necesita para funcionar perfectamente.

Por lo tanto, este cereal de color amarillo nos ayuda a prevenir la anemia, sobre todo porque contiene hierro (15% por cada 100 gramos de maíz), y la anemia ferropénica es de las más comunes y se debe a escasez de hierro en el organismo.

Mantiene fuerte los huesos y los dientes

El contenido en calcio es del 1% por cada 100 gramos de maíz, un contenido muy bajo, es cierto, pero este mineral es tan importante que todo cuenta y suma para mantener nuestros huesos y dientes en perfecto estado. Además, también es importante para el cerebro y ayuda al aprendizaje y a la memoria.

El calcio es un mineral que se absorbe con la ayuda de la vitamina D, así que cuando tomemos lácteos, intentaremos que estos sean de calidad y si vienen suplementados con vitamina D, mejor y si además traen B12, mucho mejor aún.

Pimientos, maíz y pepinos

Mejora la salud ocular

Nuestros ojos son de los sentidos principales del ser humano, sin ellos, la vida se nos complica bastante. Cuidar de la salud ocular es algo a lo que prestamos atención cuando pasamos los 35, según un estudio, pero debemos hacerlo mucho antes.

Podemos ayudar a la salud ocular mediante nuestra alimentación, y ahí es donde entra el maíz, aparte de otros alimentos como la zanahoria. Este cereal proporciona el 7% por cada 100 gramos de maíz de vitamina A y esta es esencial para nuestros ojos y nuestra piel, ya que es un antioxidante que lucha contra los agentes oxidativos.

Reduce el riesgo de enfermedad cardíaca

Aquí realmente nos referimos al aceite de maíz, pero no lo recomendamos demasiado, además, es muy difícil de encontrar. En lo que respecta al propio grano de este cereal, dispone de fibra, y eso ayuda a la digestión e incluso a la evacuación de las heces con la consiguiente regulación de los niveles de azúcar y colesterol en sangre.

Para mantenerse sano, no es necesario obsesionar con este cereal, basta con introducirlo de vez en cuando en algún plato dentro de una dieta saludable y practicar deporte asiduamente.

Contraindicaciones de comerlo a diario

Según hemos visto en sus valores nutricionales, sí que tiene muchas vitaminas y minerales, pero también tiene muchos hidratos de carbono y muchas calorías, por lo que, si nuestra intención es bajar de peso, no es recomendable consumir este cereal muy a menudo.

Una curiosidad sobre este cereal es que no se recomienda su consumo en personas que fuman cigarrillos a diario. Esto se debe al alto contenido de betacaroteno y es que hay estudios científicos que aseguran que fumar tabaco y consumir altas dosis de betacaroteno aumenta las probabilidades de sufrir cáncer de pulmón.

¡Sé el primero en comentar!