¿Cuáles son las carnes magras?

¿Cuáles son las carnes magras?

Sofía Pacheco

Muchas veces hablamos de carne magra y carne roja, pero hay quienes no tiene claro qué animales pertenecen a cada tipo de carne. Es por esto por lo que hemos decidido escribir este texto y dejar claro qué es la carne magra, por qué se le dice magra, qué la característica y qué animales la dan. Un texto muy interesante donde a partir de ahora haremos la compra con más conciencia.

Podemos comer todo tipo de carne incluso de camello o cocodrilo, aunque en España no sea tan normal. Ahora vamos a centrarnos en las carnes que tenemos en España y es que aquí principalmente hay 2 tipos de carnes, por un lado, las carnes rojas y las carnes blancas.

Las carnes rojas están en el punto de mira tras numerosos estudios científicos que las relacionan con la aparición de cáncer en diferentes partes del cuerpo, como el cáncer de colon. Sin embargo, las carnes blancas tienen mejor fama por haberse vendido como «carnes saludables». Ni unas son tan malas, ni las otras tan buenas.

Realmente la culpa no es de la carne en sí, sino de la frecuencia. Es decir, si comemos carne todos los días es más probable que desarrollemos algún tipo de enfermedad como cáncer o enfermedad cardiovascular. Sin embargo, si nuestra alimentación se basa principalmente en vegetales, semillas, frutas y alimentos saludables, y dejamos la carne para 2 o 3 veces a la semana, reducimos drásticamente el riesgo de sufrir enfermedades graves.

Características de la carne magra

La carne magra se caracteriza por tener menos del 10% de grasas por cada 100 gramos de producto, y también son carnes muy ricas en proteínas. Lo curioso de esto es que en este grupo entran tanto carnes rojas, como carnes blancas, y depende del tipo de corte de la carne. Para ser magra deben ser cortes libres de mucha grasa, de fácil digestión y sin nervios, cartílagos, tocinos y demás.

Se le llama carne magra porque está constituida casi al 100% por fibras musculares, por lo que no entra la grasa ni otros elementos, como hemos visto en el párrafo anterior.

Siempre que vayamos a comer carne deberemos elegir carne magra, de esta forma estaremos ahorrándonos casi el 80% de las grasas. Por lo tanto, sería más saludable para nuestro organismo. También es importante ver cómo la cocinamos, ya que hay que huir de las carnes quemadas, porque son cancerígenas; de las salsas por sus cantidades de calorías vacías y de las carnes crudas por los peligros sanitarios a los que nos enfrentamos.

Un hombre cortando carne

¿Cuáles son las carnes magras?

Hay que tener en cuenta muchas cositas diferentes, ya que dependiendo de cómo se cocine, el tipo de corte y el animal del que provenga la carne será magra o no. Por ejemplo, el pollo con piel no es magro, sin piel, sí lo es. Son detalles en los que ahondaremos a continuación y nos van a hacer entender toda amalgama de información.

Carne maga de pavo

Los muslos del pavo son las partes con menos grasas de este tipo de carne, además, el pavo es muy rico en proteínas. La carne de pavo se incluye en dietas saludables por estos motivos, aun así, si queremos perder peso de forma seria habría que reducir la ingesta de carnes y aumentar la ingesta de verduras.

La pechuga del pavo también es carne magra, por lo que es una muy buena opción si queremos agregar el pavo a nuestra dieta semanal. Suele ser un trozo de carne muy sabroso y jugoso, aunque para ser magro de verdad, debemos consumirlo sin piel.

Carne magra de conejo

Los conejos con carne magra por excelencia, ya que son carnes ricas en proteínas y muy bajo aporte calórico. Una vez más decimos que depende mucho de cómo lo cocinemos, que una cosa es que este tipo de carnes tenga menos de 10% de grasas por cada 100 gramos de carne, y luego pongamos varias salsas y consumamos ultraprocesados.

Lo bueno de la carne de conejo es que tiene mayor jugosidad y sabor que la carne de pavo y la de pollo. Antes hemos dicho que este tipo de animal tiene un bajo aporte calórico, pero realmente está algo por encima del pollo y del pavo, aun así, es de las más saludables.

Carne magra de pollo

Quizás la carne más consumida de España y el tema de la piel siempre se ha estado comentado. Es cierto, si queremos comer carne de forma saludable, lo mejor es cocinar el pollo al vapor o al horno y sin piel, ya que con su pellejo no se considera carne magra porque supera el 10% de grasas por cada 100 gramos de carne.

La pechuga y los muslos son las zonas más magras de este animal, al igual que pasa con el pavo y es que son animales muy similares, solo que el pavo es de mayor tamaño.

Suele ser la carne favorita de todas las personas que practican deporte y quieren cuidarse y comer sano, ligero y rápido, además, el pollo tiene muchas proteínas. Es por eso que es de las carnes más consumidas, además su relación calidad y precio ayuda.

Filete de pollo

Carne magra de cerdo

Sí, el cerdo ha estado en medio de un debate, ya que es carne roja, pero durante años la industria cárnica ha querido maquillar la realidad y vender que este tipo de carne es blanca y saludable. Queremos aclarara que la carne de cerdo es magra solo en algunas partes, el resto sigue siendo una carne muy alta en calorías.

Con esta carne también hay que tener cuidado con cómo la cocinamos, puesto que hay que huir de los fritos y rebozados, las brasas que termina quemando los filetes y situaciones similares. Lo mejor es vuelta y vuelta rápida en una sartén o al horno.

Las zonas magras de la carne de cerdo son el lomo con solo 3 gramos de grasas por cada 100 gramos de producto, y le siguen muy de cerca la paleta y el solomillo. El resto es carne no magra.

Carne magra de bovinos

Dentro de este grupo vamos a meter la ternera (toro y vaca inferior a 12 meses de edad), la res, el buey y la vaca (animal adulto de menos de 48 meses que ya ha parido). Son muchos animales con carne rica en proteínas y baja en grasas.

Los cortes más magros son de la ternera y el buey son el solomillo, la culata, el lomo alto y bajo. Sin embargo, de la carne de res hay muchísima más variedad, tanto es así que hay hasta casi 30 cortes diferentes (filete, lomo, bistec, etc.) y todos cumplen con el corte magro que explicábamos al principio.

¡Sé el primero en comentar!