Propiedades del té blanco
Lifestyle

Las infusiones tienen grandes beneficios para nuestra salud. Conocer las propiedades de cada una de ellas, nos dota de una mayor capacidad para elegir aquellas que nos convienen. Si eres de los que, a menudo, disfrutan de una buena taza de té, prepárate porque hoy te presentamos al té blanco y sus increíbles aportaciones.

Sea cual sea nuestra necesidad, seguro que encontramos alguna infusión que pueda ayudarnos a contrarrestar las molestias o a favorecer ciertas situaciones. Existen algunas que favorecen la pérdida de grasa, otras ideales para la retención de líquidos; están aquellas que contribuyen a la relajación o las que ayudan en el funcionamiento del aparato digestivo. Si todavía no has descubierto el maravilloso mundo de estos remedios 100% naturales, ¿a qué estás esperando?

¿Qué es?

Se trata de la variedad de té menos procesada. Debido a que las hojas de té blanco no sufren a penas oxidación, mantiene sus propiedades de una forma más intensa que el resto de tés. Su aroma y sabor son suaves y delicados, siendo una infusión con matices dulces que son una delicia para el paladar. Su contenido en cafeína es mucho menor que otros como el té verde o el negro.

El té blanco se elabora a partir de las hojas de la planta Camellia sinensis. Esta es la misma planta que se usa para hacer otros tipos de té, como el té verde o el negro. Se cosecha principalmente en China, pero también se produce en otras regiones, como Tailandia, India, Taiwán y Nepal.

Este tipo de té es uno de los tés mínimamente procesados. También se cosecha cuando la planta aún es joven, lo que da lugar a un sabor muy distinto. El sabor del té blanco a menudo se describe como delicado y ligeramente dulce, y dado que no se enrolla ni se oxida como otros tipos de té, tiende a tener un sabor mucho más ligero.

Al igual que otros tipos de té, el té blanco es abundante en polifenoles, catequinas y antioxidantes. Por esta razón, se ha asociado con una serie de beneficios para la salud, desde aumentar la quema de grasa hasta combatir las células cancerosas.

té blanco beneficios

Beneficios

El té blanco es el menos procesados. Debido a esto, retiene una gran cantidad de antioxidantes. Se cree que esta es una de las razones por las que los estudios han relacionado el té blanco con muchos beneficios para la salud. Por ejemplo, puede ayudar a reducir el riesgo de enfermedades cardíacas, combatir el envejecimiento de la piel e incluso ayudar a perder peso.

Poderoso antioxidante

El té blanco es el que mayor nivel de catequinas y polifenoles presenta. Por ello, tiene un importante poder antioxidante. Los antioxidantes presentes en éste, luchan contra los daños ocasionados por los radicales libres, protegiendo así a nuestro organismo del envejecimiento celular. De este modo, ayuda a prevenir gran diversidad de enfermedades. Además, se le ha asociado también la capacidad de reducir el riesgo de sufrir cáncer.

Los polifenoles son moléculas de origen vegetal que actúan como antioxidantes dentro del cuerpo. Los antioxidantes protegen las células del daño causado por compuestos llamados radicales libres. Demasiado daño de los radicales libres puede tener efectos dañinos en el cuerpo. Está relacionado con el envejecimiento, la inflamación crónica, un sistema inmunológico debilitado y una variedad de enfermedades dañinas.

Afortunadamente, el té blanco parece ser uno de los mejores tipos de té para combatir los radicales libres. De hecho, los estudios sugieren que el té blanco tiene beneficios antioxidantes similares a los del té verde , conocido por sus beneficios para la salud.

Si bien los estudios son prometedores, se necesitan más investigaciones basadas en humanos sobre el té blanco y sus beneficios antioxidantes.

Ayuda a adelgazar

La mayoría de los tés son muy favorecedores en dietas para perder peso. Estos son diuréticos e hidratantes y favorecen las digestiones. Asimismo, ayudan a disminuir la retención de líquidos. Sin embargo, el té blanco, además de todo ello, tiene efecto saciante. De esta manera, tomado entre horas, evita que caigamos en picoteos y atracones.

El té verde es a menudo el primer té que te viene a la mente cuando pensamos en tés para bajar de peso. Sin embargo, el té blanco puede ser igual de efectivo cuando se trata de quemar grasa. Ambos tienen niveles similares de cafeína y catequinas como el galato de epigalocatequina (EGCG), un compuesto en el té verde relacionado con la quema de grasa. Juntos, estos compuestos parecen tener un efecto sinérgico.

Por ejemplo, un estudio de probeta encontró que el extracto de té blanco podía estimular la descomposición de la grasa y prevenir la formación de nuevas células grasas. Una revisión de los estudios también sugiere que el té blanco puede ayudar a impulsar su metabolismo en un 4-5% adicional. Esto puede equivaler a quemar entre 70 y 100 calorías adicionales por día.

Tal vez porque el té blanco no es muy popular, no hay investigaciones sobre los efectos del consumo de té blanco y la pérdida de peso a largo plazo.

Salud cardiovascular

Su alto contenido en flavonoides ayuda a reducir la hipertensión. Al reducir la presión arterial, favorece la salud cardiovascular, cuidando de nuestro corazón y reduciendo el riesgo de sufrir enfermedades cardíacas.

Los polifenoles como los que se encuentran en el té blanco pueden ayudar a reducir el riesgo de enfermedades cardíacas de varias maneras. Por un lado, varios estudios han encontrado que los polifenoles pueden ayudar a relajar los vasos sanguíneos y aumentar la inmunidad. Otros estudios han encontrado que los polifenoles pueden evitar que el colesterol LDL «malo» se oxide, que es otro factor de riesgo para la enfermedad cardíaca.

En un análisis de cinco estudios, los científicos descubrieron que las personas que bebían tres tazas de té o más al día tenían un 21 % menos de riesgo de enfermedad cardíaca. Aunque estos resultados sugieren que el té blanco puede ayudar a reducir el riesgo de enfermedad cardíaca, también es importante realizar otros cambios en el estilo de vida para tener un corazón sano. Estos incluyen comer más frutas y verduras, hacer ejercicio con regularidad y descansar lo suficiente.

Apto para diabéticos

La insulina es una hormona increíblemente importante. Ayuda a mover los nutrientes del torrente sanguíneo a las células para usarlos o almacenarlos para más adelante. Sin embargo, como resultado de varios factores, incluido el alto consumo de azúcar, algunas personas dejan de responder a la insulina. Esto se llama resistencia a la insulina.

Lamentablemente, la resistencia a la insulina es muy común y está relacionada con muchas afecciones de salud crónicas, como la diabetes tipo 2, las enfermedades cardíacas y el síndrome metabólico. Curiosamente, los estudios han encontrado que los polifenoles como los del té blanco pueden reducir el riesgo de resistencia a la insulina.

Protege a los dientes

El té blanco es una gran fuente de flúor, catequinas y taninos. Esta combinación de moléculas podría ayudar a fortalecer los dientes al combatir las bacterias y el azúcar. El fluoruro puede ayudar a prevenir las caries dentales al hacer que la superficie de los dientes sea más resistente a los ataques ácidos de las bacterias en combinación con el azúcar.

Las catequinas son antioxidantes vegetales que abundan en el té blanco. Se ha demostrado que inhiben el crecimiento de las bacterias de la placa. Los taninos son otro tipo de polifenoles en el té blanco. Los estudios muestran que la combinación de taninos y fluoruro también podría inhibir el crecimiento de bacterias que causan la placa.

Combate el envejecimiento de la piel

A medida que las personas envejecen, es normal que la piel se arrugue y se afloje. El envejecimiento de la piel ocurre de dos maneras principales: envejecimiento interno y envejecimiento externo. El envejecimiento externo ocurre cuando los factores ambientales dañan la piel y promueven el envejecimiento. Por ejemplo, los rayos UV del sol pueden dañar la piel con el tiempo a través de la inflamación.

El envejecimiento interno también se conoce como envejecimiento natural. Es causado por el daño de una variedad de factores dentro de su cuerpo, como los radicales libres y ciertas enzimas. Las enzimas llamadas elastasa y colagenasa pueden dañar la red de fibras de la piel, lo que normalmente ayuda a que se mantenga firme y tersa.

Los compuestos del té blanco pueden ayudar a proteger la piel de los efectos del envejecimiento interno y externo. En un estudio, los científicos descubrieron que la aplicación de extracto de té blanco en la piel ayudó a protegerla contra los efectos nocivos de los rayos UV del sol. Muchos estudios han encontrado que los polifenoles, que se encuentran en el té blanco, pueden suprimir varios componentes celulares que pueden dañar la red de fibra que ayuda a que la piel se mantenga tersa y firme.

té blanco como tomar

¿Cómo se prepara?

El té blanco no solo es saludable, también es muy fácil de preparar. Simplemente añadiremos té blanco suelto a una tetera y verteremos agua caliente sobre las hojas de té. Dejaremos reposar las hojas durante cinco a ocho minutos, luego colaremos y serviremos el té.

Idealmente, el agua debe estar entre 75 y 85 °C. Evitaremos usar agua hirviendo porque puede arruinar el delicado sabor del té blanco. En su lugar, herviremos el agua y luego la dejaremos reposar durante uno o dos minutos para que se enfríe. El té blanco tiene un sabor sutil pero refrescante. Se puede disfrutar tanto caliente como frío.

Si preferimos un té más fuerte, podemos agregar más hojas secas si lo deseamos. Lo mejor es experimentar hasta que creemos el equilibrio de sabor adecuado para nuestras preferencias de sabor. Podemos comprar hojas de té blanco online o en la tienda local de alimentos saludables.

Alternativamente, podemos comprar bolsas de té blanco prefabricadas en un supermercado local. Estas bolsitas se pueden remojar en agua caliente durante dos o tres minutos y luego se retiran, dejándonos con un delicioso té.

¡Sé el primero en comentar!