Beneficios del té rojo

Beneficios del té rojo

Carol Álvarez

Tomar infusiones a diario puede ayudarnos a tratar muchos aspectos de nuestra salud de una forma natural. Las diferentes propiedades de la gran cantidad de tés, nos permiten complementar una buena alimentación y un estilo de vida saludable. El Té Rojo es un poderoso aliado de nuestro organismo.

¿Qué es?

El té rojo es también conocido como Pu-erh. Aunque se parece al Rooibos, no es el mismo tipo de infusión. Es un tipo único de té fermentado que se elabora tradicionalmente en la provincia china de Yunnan. Está hecho de las hojas de un árbol conocido como el “árbol viejo salvaje”, que crece en la región.

Aunque hay otros tipos de té fermentado como la kombucha, el té pu-erh es diferente porque las hojas mismas se fermentan en lugar del té preparado. El té rojo se vende en «tortas» comprimidas de hojas de té, pero también se puede vender como té suelto. Mucha gente lo bebe porque no solo proporciona los beneficios para la salud del té, sino también los de los alimentos fermentados.

El Té Rojo tiene una gran cantidad de propiedades que benefician nuestra salud de una forma natural. Se trata de una infusión antioxidante, digestiva, diurética, hepatoprotectora, depurativa, estimulante y antihistamínica, entre otras. Como podemos observar sus aportaciones abarcan una gran cantidad de ventajas para favorecer una salud óptima. Además de todas estas propiedades, contiene vitaminas del grupo B, C y D; y minerales como potasio, magnesio, yodo y zinc. Aporta fibra y polifenoles.

té rojo contraindicaciones

Ventajas

El té rojo tiene numerosos beneficios en la salud. Por eso es conveniente consumirlo de forma frecuente.

Promueve la pérdida de peso

Hay algunas pruebas limitadas que respaldan el uso del té rojo para bajar de peso. Este té puede ayudar a sintetizar menos grasas nuevas mientras quema más grasa corporal almacenada, lo que puede conducir a la pérdida de peso.

Sin embargo, dada la falta de estudios en humanos sobre el tema, se necesita más investigación. Además, el té rojo se fermenta, por lo que también puede introducir probióticos saludables, o bacterias intestinales beneficiosas, en el cuerpo. Estos probióticos pueden ayudar a mejorar el control del azúcar en la sangre, que desempeña un papel clave en el control del peso y el hambre.

Mejora el colesterol

Varios estudios han observado que la suplementación con extractos de té rojo beneficia los niveles de grasa en la sangre. Los extractos de té Pu-erh pueden ayudar a reducir los niveles de colesterol de dos maneras. En primer lugar, el té rojo aumenta la cantidad de ácido biliar ligado a la grasa de la dieta que se excreta en las heces, lo que evita que la grasa se absorba en el torrente sanguíneo.

En segundo lugar, también disminuye la acumulación de grasa. Juntos, estos efectos pueden disminuir el riesgo de enfermedad cardíaca.

Inhibe el crecimiento del cáncer

En estudios de probeta, los extractos de té rojo han matado células de cáncer de mama, cáncer oral y cáncer de colon. Aunque estos hallazgos ofrecen un punto de partida prometedor para futuras investigaciones, el té rojo no debe usarse como tratamiento contra el cáncer.

Estos estudios involucran la aplicación de extractos altamente concentrados directamente a las células cancerosas, que no es como beber té rojo interactuaría con las células cancerosas en el cuerpo. Se necesita más investigación para comprender cómo el consumo de té rojo afectaría a las células cancerosas.

Mejora la salud del hígado

Debido a que puede ayudar a disminuir la acumulación de grasa, esta infusión roja puede ayudar a prevenir o revertir la enfermedad del hígado graso no alcohólico, una enfermedad en la que el exceso de grasa se acumula en el hígado. Sin embargo, esto solo se ha observado en la investigación con animales hasta ahora.

Otro estudio en animales también encontró que el extracto de té rojo puede proteger al hígado del daño causado por el medicamento de quimioterapia cisplatino.

té rojo beneficios

Contraindicaciones

La mayoría de los efectos secundarios del té rojo provienen de su contenido de cafeína. Dependiendo de la fuerza de la infusión, el té Pu-erh puede contener de 30 a 100 mg de cafeína por taza. La mayoría de las personas pueden tolerar hasta 400 mg de cafeína al día, pero algunos de los efectos secundarios del exceso de cafeína pueden incluir:

  • Insomnio
  • Mareo
  • Cambios en el ritmo de su corazón
  • Deshidratación
  • Diarrea o micción excesiva

Debido a que los alimentos fermentados pueden afectar las concentraciones de bacterias intestinales, el té rojo también puede afectar a la digestión y potencialmente causar algún malestar digestivo.

Aunque las mujeres embarazadas no tienen que eliminar por completo la cafeína de la dieta, no deben excederse. Los expertos recomiendan no más de 200 mg de cafeína al día durante el embarazo. Como el té rojo puede tener hasta 100 mg por taza (240 ml), se puede añadir a la dieta de una mujer embarazada con moderación, siempre y cuando no consuma regularmente ninguna otra bebida con alto contenido de cafeína.

Las mujeres que amamantan también deben limitar su consumo de cafeína a alrededor de 300 mg por día, ya que pequeñas cantidades de cafeína pueden pasar a la leche materna.

¿Cómo se prepara?

Puede tomarse tanto frío como caliente. En el caso de tomarlo fría, es recomendable añadir más cantidad de té durante la preparación y servir en un vaso con hielo.

La mayoría de las personas pueden beber con seguridad hasta 3 tazas (710 ml) de té rojo al día, a menos que también consuman grandes cantidades de otras bebidas con cafeína. Faltan investigaciones sobre la cantidad que debemos beber diariamente para experimentar sus beneficios potenciales de pérdida de peso, pero 1 o 2 tazas (240 a 480 ml) al día es un buen punto de partida.

Para preparar este tipo de té necesitamos:

  • Té rojo: una sola torta o 3 a 4 gramos de té de hojas sueltas por taza que planeemos preparar
  • Agua hirviendo
  • Una tetera con un colador
  • Tazas de té o tazas
  • Extras opcionales, como crema, leche o edulcorante

Los pasos a seguir son:

  1. Colocaremos la torta de té rojo o las hojas sueltas en la tetera y añadiremos suficiente agua hirviendo para cubrir las hojas, luego desecharemos el agua.
  2. Repetiremos este paso una vez más, asegurándonos de desechar el agua. Este “enjuague” ayuda a asegurar un té de alta calidad.
  3. Llenaremos la tetera con agua hirviendo y dejaremos reposar el té durante 2 minutos. Según nuestras preferencias de sabor, podemos dejar reposar durante un período más largo o más corto.
  4. Verteremos el té en tazas y añadiremos extras según queramos.
¡Sé el primero en comentar!