¿Puede el café dar sueño?

¿Puede el café dar sueño?

Carol Álvarez

Cualquiera sabe que una de las bebidas que mejor funcionan para aportar energía es el café. Esta bebida amarga es una gran fuente de cafeína, aunque no siempre aporta energía en todas las personas. ¿Acaso hay organismos más tolerantes? ¿Por qué algunos se sienten más cansados?

La mayoría de los adultos beben café todas las semanas, y un gran porcentaje lo hace diariamente. Hay quienes no saben comenzar el día sin esa sacudida de energía necesaria nada más abrir los ojos. Ese impulso de energía es lo que esperamos del café, pero no siempre es así. Para algunos, el café puede hacer que se sientan somnolientos.

Un efecto que suele suceder en las bebidas energéticas es que al principio obtenemos un impulso de la cafeína, pero luego hay una caída en la energía conforme la cafeína desaparece y los niveles de azúcar en la sangre bajan. ¿Es por eso que el café a veces da sueño?

Causas

Si notamos una disminución en los niveles de energía después de tomar café, es interesante localizar el origen para poner remedio.

Consumo de azúcar y edulcorante

Una taza de café espresso contiene apenas dos calorías y no contiene grasas, carbohidratos ni proteínas. Aunque el café está naturalmente libre de azúcar, muchas personas disfrutan agregando varios edulcorantes para restarle sabor amargo. El contenido de azúcar en estos edulcorantes se introducen rápidamente y podría contribuir a los efectos secundarios de somnolencia después de tomar café.

Dependiendo de lo que la gente añade a su café, el edulcorante elegido puede o no generar a una montaña rusa de azúcar en la sangre. Esto suele parecer un estallido rápido de energía, seguido de una depresión al mediodía.

El azúcar en el café también afecta a los niveles de insulina, haciendo que nos sintamos exhaustos cuando los niveles de azúcar en la sangre caen en picado. El exceso de azúcar en el café hace que se libere un exceso de insulina y el papel de la insulina para disminuir los niveles de glucosa. Una vez que los niveles de glucosa bajen, es habitual sentirnos cansados y con sueño.

Libera el aminoácido adenosina

Los efectos estimulantes del café se deben en gran medida a la forma en que se une a los receptores de adenosina. La adenosina es un aminoácido esencial para dormir. La mayoría de las personas tienden a obtener una rápida explosión de energía inicialmente después de beber café con cafeína, pero si notan que beber café los hace sentir cansados ​​de inmediato, es probable que experimenten una liberación de adenosina en el cerebro.

La adenosina es un aminoácido involucrado en las vías del sueño. La cafeína inicialmente bloquea los receptores de adenosina, que es lo que induce una sensación temporal de energía y alerta. Cuando la cafeína se ha metabolizado, puede causar que algunas personas experimenten una oleada de adenosina de una sola vez.

Beber café con el estómago vacío

Si nos saltamos el desayuno, es probable que tomemos café con el estómago vacío. Beber café con sin alimentos en el estómago afecta significativamente en el control del azúcar en la sangre.

Hacer una comida, como el desayuno, antes de tomar café puede prevenir los niveles bajos de azúcar en la sangre, que se asocia con síntomas como la fatiga.

Es un diurético

Beber una taza de café puede hacer que usemos el baño con más frecuencia. Si bebemos una cantidad moderada (dos o tres tazas), puede que no notemos nada, pero si bebemos cuatro o más tazas, es posible que corramos para ir al baño.

Si perdemos más líquidos de los que bebemos, es posible que nos sintamos cansados por deshidratación. Otros síntomas de deshidratación incluyen sed, boca seca, mareos, piel seca y falta de sudor. Sin embargo, es posible que el café no te deshidrate tanto. Mientras que las bebidas con cafeína pueden aumentar las visitas al baño, el agua en la bebida sigue contribuyendo al consumo total de líquidos.

Para contrarrestar la deshidratación, se recomienda beber mucha agua y comer alimentos que contengan agua, como frutas y verduras. Cuando hacemos ejercicio, estamos enfermos o nos exponemos un clima cálido, húmedo o frío, es posible que necesitemos beber más agua de lo habitual.

Es moho

Más allá del factor asqueroso del moho en el café, la contaminación resultante del moho podría ser la razón por la que estamos luchando por mantenernos despiertos. Esto se debe a que se ha demostrado que algunos granos de café contienen micotoxinas, un tipo de moho que se ha relacionado con la fatiga crónica.

Desafortunadamente, los efectos del moho en el café pueden volverse mucho más graves que la simple fatiga. Los estudios han relacionado las micotoxinas con tumores hepáticos y renales, y se ha clasificado como posiblemente cancerígeno para los humanos.

mujer tomando café

Consejos para que aporte energía

Dejando a un lado que nos apasione tomar esta bebida, la promesa de mayores niveles de energía es una fuerza impulsora detrás de muchos rituales matutinos de café. Si estamos experimentando el efecto contrario (sensación de cansancio después de tomarlo), intentaremos adoptar algunos cambios para que el café tenga más probabilidades de animarnos.

Tomar espresso

Si beber café solo ayuda a prevenir esa depresión de la tarde cuando la cafeína comienza a desaparecer, no es lo esperado. Eso tiene menos que ver con la cafeína en el café que con el contenido de azúcar de lo que queremos que se le añada.

Renunciar a los edulcorantes cargados de azúcar en el café elimina el riesgo de un bajón de azúcar más adelante. Además, se recomienda consumir un café solo o espresso para evitar que leche o las bebidas vegetales pueden crear ese efecto en el azúcar en la sangre.

Alternar una taza de café con una taza de agua también puede ayudar. Si experimentamos un bajón por la tarde con regularidad, intentaremos cambiar a café o té descafeinado después de comer.

Usar un edulcorante de bajo índice glucémico

El azúcar de mesa tiene un índice glucémico de 63, que se considera un índice glucémico medio. Comer alimentos con un índice glucémico alto se asocia con un fuerte aumento en los niveles de glucosa en sangre que disminuyen rápidamente.

Se recomienda elegir un edulcorante de bajo índice glucémico como la stevia o el azúcar de coco, o ningún edulcorante. Esto puede ser de gran ayuda para ayudar a reducir o prevenir los aumentos y caídas del azúcar en la sangre a lo largo del día. También se puede evitar por completo el azúcar o los edulcorantes.

Beber café con una comida

Beber cafés con el estómago vacío podría afectar el control del azúcar en la sangre, lo que podría provocar una sensación de somnolencia. Una forma de evitar esto es tomar un café con el desayuno u otra comida.

Se recomienda tomarlo con alimentos, preferiblemente un poco de proteína y un poco de grasa. Tanto la grasa como la proteína pueden amortiguar el pico de azúcar en la sangre. En cambio, los hidratos de carbono entrarán gradualmente al torrente sanguíneo para evitar que los niveles bajen demasiado más adelante, aportando energía más sostenida.

¡Sé el primero en comentar!