¿Es bueno beber vino tinto?

¿Es bueno beber vino tinto?

Carol Álvarez

El vino tinto es una de las bebidas más consumidas y más antiguas en el mundo del alcohol. Durante años se ha estado recomendando su consumo diario gracias a ciertas propiedades beneficiosas. Muchos aseguraban que podía mejorar la salud de nuestro corazón y alargar la esperanza de vida, ¿pero es cierto?

Varias investigaciones aseguran que consumir alcohol no aporta ningún beneficio. Y es que aunque el vino tinto posea propiedades magníficas, no parece que merezca la pena la ingesta de esta sustancia tóxica (ni aunque sea de manera moderada).

¿Qué es?

El vino tinto se elabora triturando y fermentando uvas enteras de color oscuro. Hay muchos tipos de vino tinto, que varían en sabor y color. El contenido de alcohol generalmente oscila entre 12 y 15%.

Se ha demostrado que consumir cantidades moderadas de vino tinto no tiene beneficios para la salud. Esto se debe principalmente a su contenido de alcohol. Por lo tanto, el consejo de tomar una copa de vino tinto en las comidas se ha quedado totalmente obsoleto.

Cantidad recomendada

Si nos gusta beber vino tinto, no debemos preocuparnos a menos que estemos excediendo la cantidad recomendada. En Europa se considera un consumo moderado de vino tinto. Esto sería:

  • 1’5 vaso al día para mujeres.
  • 1–2 vasos al día para hombres.

Algunas fuentes también recomiendan tener 1-2 días sin alcohol cada semana. Hay que tener en cuenta que esto se refiere a la ingesta total de alcohol. Beber esta cantidad de vino tinto además de otras bebidas alcohólicas podría ponernos fácilmente en el rango de consumo excesivo.

Si tenemos antecedentes de abuso de sustancias, probablemente deberíamos evitar el vino y cualquier otra bebida alcohólica por completo. También hay que tener mucho cuidado si tenemos antecedentes familiares de alcoholismo.

Para muchas personas, disfrutar de una o dos copas de vino tinto al día puede ser parte de una dieta saludable. Sin embargo, a pesar de los posibles beneficios para la salud, beber alcohol en exceso puede hacer más daño que bien.

Propiedades

Imaginémonos que podemos eliminar el alcohol del vino tinto, ¿qué propiedades beneficiosas nos podría aportar al organismo? Siempre hemos oído hablar de su alto contenido en polifenoles, sobre todo de resveratrol, que se encuentra en la cáscara de las uvas. Estos son un tipo de antioxidantes que ayudar a reducir la inflamación, posee beneficios para el corazón, reduce el nivel de colesterol LDL (malo) y aumenta el LDL (bueno). Lo cierto es que para conseguir notar esta propiedad, deberías beber entre 8 y 10 botellas de vino; por lo que la mejor opción es buscar los polifenoles en una buena dosis de frutas y verduras diarias.

Relacionado también con el compuesto de las uvas, el vino tinto evita la aparición de los estreptococos y bacterias relacionadas con las caries, además de luchar contra la gingivitis o los dolores de garganta. Además, es rico en zinc, magnesio, litio, calcio, potasio y vitamina E.

Como ves, las propiedades beneficiosas las aporta la fruta original, no el vino ni su alcohol. Para notar el más mínimo beneficios, tendríamos que consumir demasiados litros de esta bebida; por lo que ni es saludable, ni rentable a largo plazo. Puedes encontrar las mismas propiedades (y mejores) llevando una alimentación equilibrada y saludable. No importa que durante años se haya recomendado que consumir una copa al día (la dosis moderada) influya de manera positiva. La ciencia ha demostrado que estábamos equivocados.

Ventajas

El vino tinto tiene ciertos efectos beneficiosos en la salud, más allá de saciar un antojo o disfrutar de un maridaje.

Rico en antioxidantes

Las uvas son ricas en muchos antioxidantes. Estos incluyen resveratrol, catequina, epicatequina y proantocianidinas. Se cree que estos antioxidantes, especialmente el resveratrol y las proantocianidinas, son los responsables de los beneficios para la salud del vino tinto.

Las proantocianidinas pueden reducir el daño oxidativo en el cuerpo. También pueden ayudar a prevenir enfermedades cardíacas y cáncer. El resveratrol se encuentra en la piel de la uva. Se produce en algunas plantas, como respuesta a daños o lesiones.

Este antioxidante se ha relacionado con muchos beneficios para la salud, incluida la lucha contra la inflamación y la coagulación de la sangre, así como la reducción del riesgo de enfermedades cardíacas y cáncer. El resveratrol también puede hacer que los animales de prueba vivan más.

Sin embargo, el contenido de resveratrol del vino tinto es bastante bajo. Tendríamos que consumir varias botellas por día para alcanzar la cantidad utilizada en los estudios con animales. Esto no es recomendable, por razones obvias. Si estamos bebiendo vino solo por el contenido de resveratrol, entonces obtenerlo de un suplemento puede ser una mejor idea.

Efecto antiestrés

La ciencia sugiere que el resveratrol tiene un impacto terapéutico sobre la ansiedad y la depresión. El resveratrol es un compuesto de origen vegetal que muestra efectos antiestrés.

Obstaculiza las perturbaciones creadas por una enzima que comienza a controlar el cerebro. Además, es una alternativa eficaz a los fármacos para pacientes con depresión o ansiedad. Por lo tanto, dado que el vino es rico en resveratrol, ayuda a calmar el estrés y relaja la mente.

Apto para el intestino

Las personas que beben vino tinto tienen niveles de bacterias más saludables en el intestino. Los compuestos presentes en el vino tinto actúan como probióticos para estimular las bacterias intestinales beneficiosas.

Sin embargo, no es el caso con otros tipos de alcohol. Además, el vino tinto es antibacteriano. Por lo tanto, mejora la digestión, trata la irritación estomacal y otros trastornos digestivos.

Mejora el sueño

Una copa de vino tinto de 4 a 5 horas antes de dormir puede ayudar a relajar la mente y el cuerpo. Como resultado, mejora la calidad del sueño. Según un estudio, se debe a la melatonina, un compuesto que ayuda a estimular el reloj corporal interno, asegurando un sueño adecuado.

Sin embargo, depende del procedimiento de producción del vino. La piel de la uva real contiene melatonina. Por lo tanto, si se conserva la piel durante el proceso de vinificación, es posible que se encuentren trazas de melatonina en el vino. Sin embargo, el alcohol justo antes de acostarse puede afectar la calidad del sueño.

Por otro lado, puede hacer que uno se duerma rápida y profundamente por un tiempo. Lo negativo es que deteriora el sueño REM. El sueño REM es reparador para el cuerpo. Como resultado, el exceso de alcohol puede provocar somnolencia durante el día, agotamiento, falta de concentración y una sensación de falta de bienestar.

Beneficios en el cabello

Si sufrimos problemas como la caída del cabello y la caspa, podemos incluir el vino tinto en la dieta. Los expertos aseguran que mejora la circulación sanguínea en el cuerpo, incluido el cuero cabelludo. Como resultado, promueve un cabello grueso, seductor y sin caspa. También repara el cabello dañado y sin brillo.

Si sufrimos de picazón en el cuero cabelludo, debemos mezclar un poco de vino con agua y enjuagarnos el cabello con él. Para tener un cabello saludable, también debes incorporar algunos productos con infusión de vino en la rutina de cuidado del cabello para lograr un cabello saludable.

Beneficios para la piel

Si tenemos problemas con las imperfecciones, los poros dilatados, los brotes y el acné, las líneas finas y las arrugas, entonces debería intentar usar productos para el cuidado de la piel con infusión de vino. Los antioxidantes como los flavonoides, el resveratrol y el tanino preservan las fibras de colágeno y elastina.

Como resultado, ayudan a ralentizar el proceso de envejecimiento. Los polifenoles extraen las células muertas de la piel para impartir un aspecto radiante y juvenil. Además, tiene propiedades antiinflamatorias y antisépticas, que eliminan los poros, combaten el acné y previenen posibles brotes. También puedes aplicarlo tópicamente en el rostro.

beneficios del vino tinto

Principal causa de muerte mundial

La Organización Mundial de la Salud sacó un análisis recientemente en el que sorprendía con que el alcohol era la primera causa de muerte mundial. No solamente el exceso de su consumo es lo más peligroso que puede aportar esta sustancia, también se relaciona con numerosos tipos de cáncer, otras patologías graves, accidentes de tráfico, suicidios, violencia, etc.

Es una locura que un médico recomiende a alguien que se inicie en el consumo de alcohol, si no es habitual en él o nunca lo ha hecho. No es todas las circunstancias se pueden aprovechar los “beneficios” del vino tinto.

De hecho, se sabe a ciencia cierta que el alcohol reduce el riesgo de padecer una enfermedad cardiovascular, solo a partir de los 45 años en hombres y 55 en mujeres. Antes de esas edades, el alcohol solo provoca daños. Asimismo, se ha comprobado que las personas que viven en el Mediterráneo son las afortunadas y las que pueden alardear de las propiedades del vino. ¿Pero sabes por qué? Por su correcta alimentación y estilo de vida. Alguien que no coma adecuadamente, de poco le servirá tomar vino cada cierto tiempo.

¡Sé el primero en comentar!