Propiedades de la kombucha

Propiedades de la kombucha

Carol Álvarez

La kombucha se ha vuelto oficialmente una bebida corriente en la actualidad, y por el camino popularidad entre los problemas intestinales y hasta la piel sin vida.

Debido al aumento actual de todo tipo de productos de bienestar (y la creciente investigación sobre los beneficios de los probióticos en muchos aspectos de la salud), la kombucha está aquí para quedarse. Es una mezcla de té negro o verde y azúcar que se fermenta con la ayuda de una colonia simbiótica de bacterias y levadura. Básicamente, es una gota de bacterias vivas que se encuentra encima de la mezcla de té, que es lo que hace que se convierta en una bebida carbonatada.

Aunque hay docenas de sabores de kombucha, la gente generalmente describe la infusión como bastante efervescente con un ligero sabor a vinagre y té.

¿Qué es?

Según apuntan varias investigaciones, la kombucha tiene su origen en China. Era muy valorada por la capacidad que tenía para equilibrar el chi (energía vital) y mejorar la digestión. Más tarde se exportó a otros países como Rusia, Japón y la India, pero no fue hasta el sigo XX cuando se introdujo en Europa.

La kombucha en una bebida fermentada probiótica y su obtención es muy similar al kéfir. Se basa en té endulzado que fermenta mediante una colonia de microorganismos, bacterias y levaduras. Es decir, al té se le añade azúcar para alimentar a los microorganismos para que la kombucha fermente. Tiene un sabor levemente ácido que puede llegar a parecerse al del vinagre; aunque todo dependerá del tipo que dejemos que fermente y del té que uses.

Muchos dicen que es «el hongo de la inmortalidad», a pesar de que realmente no es un hongo, sino una mezcla de levaduras y bacterias. Al principio de la fermentación se usan varios tipos de levaduras y bacterias, pero después de unos días solo sobreviven las que forman una especie de cuerpo gelatinoso.

Nutrientes

Una porción de 240 ml de kombucha es una excelente fuente de vitaminas del complejo B, incluidas la tiamina y la niacina. Concretamente, aporta los siguientes valores nutricionales:

  • Energía: 29 calorías
  • Grasa: 0 gramos
  • Sodio: 10 mg
  • Hidratos de carbono: 8 gramos
    • Fibra: 0 gramos
    • Azúcares: 8 gramos
  • Proteína: 0 gramos

Una porción de kombucha orgánica contiene aproximadamente 8 gramos de carbohidratos, que en su mayoría se componen de azúcares. La cantidad de azúcar y carbohidratos en la kombucha diferirá según la marca y la preparación. Algunos contienen jugo de frutas, que hace que se añada más azúcar.

Además, la kombucha es una bebida baja en proteínas. Y, como muchas otras variedades de té, puede carecer de un valor nutricional significativo, pero tiene algunas vitaminas del complejo B, como la tiamina y la niacina.

Como la kombucha se hace con té, suele tener algo de cafeína, pero la cantidad puede variar. También puede tener pequeñas cantidades de alcohol como resultado del proceso de fermentación y contiene una variedad de compuestos fitoquímicos que provienen del té (y, a veces, del jugo) que se usa para preparar la bebida.

Las calorías de la kombucha varían según la mezcla y la marca, pero en general es una bebida baja en calorías. Una porción de kombucha orgánica cruda tiene 29 calorías, la mayoría de las cuales provienen de carbohidratos.

¿Contiene alcohol?

Como resultado del proceso de fermentación, la kombucha tiene un sabor y unas características únicas. Contiene dióxido de carbono, alcohol, ácido acético y otros compuestos ácidos, junto con bacterias probióticas. Y sí, contiene algo de alcohol. Sin embargo, técnicamente no se considera una bebida alcohólica.

La kombucha es una bebida fermentada, por lo que produce algo de alcohol durante el proceso de fermentación. El alcohol en el producto final resulta del consumo de levadura y la fermentación del azúcar en CO2 y etanol. La cantidad mínima de alcohol en la kombucha varía de una bebida a otra, ya que la kombucha se fermenta naturalmente sin ser pasteurizada.

Así que el alcohol ocurre naturalmente durante el proceso de elaboración y no se puede evitar. Todos los alimentos fermentados, como el vinagre, el chucrut, el kéfir y la salsa de soja, contienen algo de alcohol. No obstante, es poco probable que nos emborrachemos por beber mucha kombucha. Incluso con el máximo legalmente no alcohólico de 0,5 %, sería muy difícil.

beneficios kombucha

Beneficios

Hasta ahora, la investigación sobre esta bebida es bastante escasa. Sin embargo, hay muchas ventajas asociadas a su consumo habitual.

Contiene probióticos

Al igual que otros alimentos fermentados, como el kimchi y el chucrut, la kombucha contiene probióticos, bacterias beneficiosas que se han relacionado con la salud intestinal. Tener el equilibrio correcto de estos microbios en el intestino ayuda con la inmunidad, la digestión y el equilibrio del azúcar en la sangre.

Los probióticos provienen de su azúcar y la levadura. Aunque son diferentes a los que encontrarás en el repollo fermentado, el beneficio probablemente sea similar. Por esta razón, agregar bebidas como la kombucha a su dieta podría mejorar su salud de muchas maneras.

Rica en antioxidantes

Pueden ayudar a combatir las enfermedades. Dado que la kombucha está hecha con té verde o negro, es rica en polifenoles, poderosos antioxidantes que combaten los radicales libres y reparan las células dañadas.

Los polifenoles del té pueden incluso proteger contra algunas formas de cáncer y enfermedades cardiovasculares. Además, el té también contiene antioxidantes flavonoides, que se han asociado con un menor riesgo de cáncer.

Mata bacterias

Una de las principales sustancias que se producen durante la fermentación de la kombucha es el ácido acético, que también abunda en el vinagre. Al igual que los polifenoles del té, el ácido acético puede matar muchos microorganismos potencialmente dañinos.

La kombucha hecha de té negro o verde parece tener fuertes propiedades antibacterianas, particularmente contra las bacterias que causan infecciones y las levaduras Candida. Estos efectos antimicrobianos suprimen el crecimiento de bacterias y levaduras indeseables, pero no afectan a las bacterias y levaduras probióticas beneficiosas involucradas en la fermentación de la kombucha.

Aporta ácido acético

Este ayuda a combatir las bacterias malas. Su sabor ligeramente a vinagre se obtiene del ácido acético, un agente antimicrobiano que se encuentra en vinagres como el vinagre de sidra de manzana. El ácido puede ayudar a combatir las bacterias malas que ingresan a nuestros sistemas cuando comes.

Refresco saludable

Ya sea que ames las burbujas de la soda o la dulzura (o ambas), la kombucha gaseosa y sabrosa puede ser una gran opción para ti cuando te apetece un refresco. Si alguien reemplaza su refresco diario con alto contenido de azúcar por una kombucha baja en azúcar y llena de probióticos, estará ganando.

Podemos comprarla en tiendas o hacerla en casa. Sin embargo, debemos asegurarnos de prepararla adecuadamente. La kombucha contaminada o sobre fermentada puede causar serios problemas de salud e incluso la muerte. La casera también puede contener hasta un 3% de alcohol.

Piel brillante

Ya sabes que los probióticos pueden ayudarte a equilibrar tu intestino⁠, y estos beneficios pueden transferirse a tu cutis. De hecho, como los probióticos nutren el microbioma intestinal, pueden ayudar con afecciones inflamatorias de la piel como el acné y el eccema. Sin embargo, se necesita más investigación para comprender sus verdaderos beneficios para la piel.

contraindicaciones kombucha

Contraindicaciones

No debemos tomar kombucha si tenemos un sistema inmunológico comprometido o si tomamos algún medicamento que sea sensible a los niveles de pH del estómago, ya que el té es ácido.

Las personas con diabetes deben usar kombucha con precaución. Y las personas que son sensibles a la cafeína también deben tener cuidado. Si la kombucha cruda se deja fermentar, la cantidad de alcohol puede aumentar casi hasta los niveles que se encuentran en algunas cervezas. Eso podría ser un problema para cualquiera que necesite evitar beber alcohol.

Ha habido informes de daño hepático y acidosis metabólica en personas que bebieron una gran cantidad de kombucha en un corto período de tiempo, aunque estos pacientes también tenían otras condiciones que los hacían más susceptibles a la acidosis.

Una porción diaria de kombucha debería ser segura, pero si se tiene algún problema de salud o si estamos embarazadas, es aconsejable hablar con un médico acerca de si la kombucha es segura en estos casos.

Entonces, ¿es saludable?

Con tantos productos con alto valor nutricional, es bastante tentador consumirlo a diario, pero es posible que no desees tomar kombucha todos los días.

Cuando las personas comenzaron a beberla hace miles de años, lo tomaron como una inyección, varias veces al día. Probablemente fue una buena idea, considerando que los Centros para el Control de Enfermedades recomiendan consumir menos de 350 cl al día. Para que lo sepas, la mayoría de las botellas contienen casi 500 cl.

Por eso, algunos especialistas aseguran que beber demasiado puede provocar malestar estomacal. Otra razón para no pasarnos es que contiene azúcar (entre seis o siete gramos por dosis). Para minimizar el problema del azúcar, busca marcas que tengan menos de cuatro gramos de azúcar por dosis y bébelas en pequeñas cantidades.

También deberías saber que al ser una bebida fermentada, contiene trazas de alcohol (algunas marcas más que otras).

¡Sé el primero en comentar!