Si has pasado por alguna tienda gourmet de café, es muy posible que hayas visto té matcha entre sus productos. Incluso Starbucks tiene una versión de té matcha con leche helado. ¿Pero qué es esto? ¿Por qué todo el mundo está obsesionado con esta sustancia verde? Este té verde en polvo, en el que se basan las ceremonias de té tradicionales japonesas (Sadō), ha aumentado su popularidad en los últimos años gracias a los supuestos beneficios para la salud y su color atractivo para Instagram.

¿Qué es el té matcha?

El mejor matcha proviene de Japón, concretamente de la mitad sur del país. Su principal diferencia con el cultivo de otros tés verdes es que los arbustos de té (Camellia sinensis) se cubrens durante varios días antes de la cosecha para protegerlos de la luz solar. Este método hace que se incrementen los niveles de clorofila en las plantas y le da un tono verde intenso a las hojas.

Una vez cosechada las hojas, se dejan secar al aire libre y luego se muelen para conseguir un delicado polvo. Justo este polvo es que después se bate con agua caliente o leche. El precio de este tipo de té suele ser más elevado que el resto debido al laborioso proceso de fabricación.

¿Qué beneficios nutricionales aporta?

Se dice que esta bebida tiene una potente característica antioxidante, con grandes beneficios para la salud. Pero no es solo una leyenda, un estudio, realizado en la Universidad de Colorado, determinó que el té matcha contiene al menos tres veces más galato de epigalocatequina (EGCG) (el antioxidante característico del té verde) que lo que parece tener un té verde clásico.
Y tiene sentido. El té verde clásico se prepara al remojar las hojas enteras o trituradas en agua caliente, pero el agua con vapor no puede extraer tantos antioxidantes y compuestos beneficiosos. En cambio, en el caso del matcha, estamos consumiendo toda la hoja en polvo, lo que hace que la bebida sea muy potente.

Existen varias investigaciones que sugieren que podría haber varios beneficios para la salud relacionados con consumir más cantidad de este antioxidante. Por ejemplo: aumento de la fuerza ósea, mejoras en el funcionamiento cerebral (como la memoria), reducción de la presión arterial y niveles controlados de colesterol.

Además, parece que tomar habitualmente este tipo de té, también puede ayudarte a quemar más grasa durante tus entrenamientos, según una investigación del International Journal of Sports Nutrition and Medicine. Esto puede deberse a la combinación de antioxidantes de catequina y cafeína en el té, que podrían acelerar nuestro metabolismo para quemar grasa. No obstante, se necesita más investigación en este terreno para estar completamente seguros.

Por otra parte, el polvo de té matcha es rico en L-teanina, un aminoácido que parece que ayuda a aumentar la sensación de calma. Aunque el matcha puede contener más cafeína que el té verde normal, no aumentará tus nervios gracias al efecto calmante que proporciona la L-teanina. Por lo tanto, es posible que note que notes un mix de sensaciones a la vez, que es algo que te proporciona un «zumbido suave». No obstante, beberlo en exceso o antes de dormir puede alterar tu sueño.

¿Cómo consumir té matcha?

El sabor del té matcha depende de la calidad del polvo y de la zona de donde provenga. Existen distinciones claras entre el matcha de buena y de mala calidad; sobre todo por que el de mala calidad tiene un color verde pálido y un sabor desagradable. Cuando pruebas uno de buena calidad te das cuenta de sus notas naturales en el sabor dulce y vegetal. No compres el polvo en cualquier tienda sin tener unos controles altos de calidad.

Para hacerte una infusión de té matcha caliente, solo tienes que colocar una cucharadita de polvo en un tazón con agua o leche caliente, ¡y listo!