¿Por qué Sunny Delight es una mala opción para los hijos?

Sunny Delight es una bebida que me recuerda a mis vacaciones de verano cuando era pequeña; no sé muy bien si por que alguna vez me lo compraron mis padres o por la cantidad de veces que veía el anuncio por televisión. Hace unos días me ocurrió lo mismo, estaba cenando y me saltó un anuncio de Sunny contando las nuevas propiedades. Sin conservantes, ni colorantes, con múltiples vitaminas y con un 55% menos de azúcares, ¿se le puede pedir algo más a un zumo industrial?

Son muchos los padres que quieren cambiar los hábitos alimenticios de sus hijos y recurren a productos que juegan con la cantidad de ingredientes que contienen. Analizamos si es verdad que esta nueva versión de Sunny Delight es mejor que la original y si merece la pena que seguir invirtiendo dinero en este zumo (spoiler: ¡no!).

Hay que estar muy atentos a toda la información porque vamos a descubrir algo que nos ha dejado de piedra, ya que no se trata de un nuevo producto sino el mismo, con una información destacada de tal forma que da lugar a una confusión muy grave.

¿Refresco con menos azúcares?

Llama mucho la atención que la primera frase del anuncio sea «es increíble que a tu hijo le guste un refresco con menos azúcares«. ¿Tener un nivel bajo de azúcar significa que no es dulce? Quizá el problema radica en que tenemos un paladar acostumbrado a sabores con exceso de azúcar, y esto es un fallo que viene desde pequeños.

Sunny Delight se anuncia con un 55% menos de azúcar, ¡pero hay letra pequeña! Menos azúcar con respecto a otros refrescos de fruta sin gas que ya existen en el mercado. Lo grave del asunto es que ese 55% menos de azúcar que anuncian a bombo y platillo no significa que es la cantidad que le han quitado con respecto al anterior, sino que han hecho un estudio de mercado y se han dado cuenta de que su zumo con colorantes llamado Sunny Delight tiene 55% menos de azúcar que la competencia.

Juegan con la desinformación, manipulan al consumidor y nos engañan porque quieren y pueden. Por eso es importante estar informados y leer todas las etiquetas. Normalmente cuando pone un asterisco es que lo suelen explicar en la parte de atrás, aunque suele ser una letra casi ilegible y muy escasa información.

En la tabla nutricional se suelen exponer los ingredientes y tenemos que tener claro que, si el azúcar o edulcorantes artificiales aparecen entre los 3 primeros ingredientes, ese producto mejor no comprarlo. Asimismo, hay que mirar los valores medios por cada 100 gramos de producto. Los 100 gramos suele ser la cantidad estandarizada para la información nutricional en España, aunque lo mejor es mirar la cantidad exacta, por ejemplo, los 200 ml en el caso del Sunny Delight.

Otro detalle importante son las cantidades de frutas que trae, en este caso, solo un 5% de los 200 ml es contenido de fruta y además a partir de concentrados, lo cual no se recomienda bajo ningún concepto.

ingredientes sunny delight

Análisis de los ingredientes

Ahora que ya conocemos que realmente no existe una reducción de los azúcares presentes, vamos a analizar todos los componentes:

  • Agua.
  • Zumo de frutas a partir de concentrados. Solo un 5% de todo el contenido y, además, no es ni natural. Los zumos con base de concentrados son aquellos que a los que le realizan un tratamiento a un zumo exprimido para deshidratarlo y luego mezclarlo con agua de nuevo. Suelen añadir conservantes, azúcares y colorantes para que vuelva a tener la apariencia de un recién exprimido. Es decir, es la peor forma de tomar un zumo de frutas.
  • Azúcar.
  • Reguladores de la acidez.
  • Estabilizantes:
    • E-452i (polifosfato de sodio). Se usa como estabilizante y emulsificante. Este tipo de aditivo basado en fosfato puede llegar a alterar algunos procesos metabólicos, e incluso ser perjudicial para la salud de los riñones.
    • Goma xantana
    • Goma de celulosa
  • Aromas naturales
  • Vitaminas: B6, C, D, E. Están los antepenúltimos del listado de ingredientes, por lo que la presencia de estas vitaminas es tan mínima que no merece la pena ni destacarlo en la portada del producto.
  • Edulcorantes: ciclamato sódico y sucralosa
  • Colorantes: azul brillante. ¡Ojo! Porque aseguraban que era sin colorantes artificiales, que alguien me cuente cómo se añade color azul brillante (tipo friegasuelos) a una bebida.

Alternativas saludables

La botella más pequeña de Sunny Delight es de un formato de 200 ml, que contiene 6’7 gr de azúcar. Lo normal es que esta bebida se consuma con algún snack (galletas, patatas, bocadillos…), lo que hace incrementar la ingesta de azúcar en una sola comida.

Según la OMS la cantidad máxima de azúcar añadida que un niño puede comer al día son 25 gramos, pero la gran mayoría suele incluso triplicar esa cifra, dado que los padres ofrecen a sus hijos este tipo de zumos, así como otros batidos azucarados, galletas y bollería industrial de todas las clases y sabores.

Esta dieta aumenta las probabilidades de que los niños desarrollen obesidad infantil e incluso en su edad adulta tengan diabetes tipo 2 y colesterol debido a los malos hábitos alimenticios adquiridos desde pequeños, pudiendo desarrollar problemas de corazón y cáncer.

No solo se trata de comer sano y variado, el ejercicio físico debe ir de la mano de esos hábitos alimenticios, ya que el sedentarismo es tan destructivo para niños y adultos, como una dieta basada en ultraprocesados.

Si nuestra intención es tomar un zumo de frutas (aunque realmente es agua con un 5% de zumo concentrado), es mejor opta por hacerlo de forma casera. Siempre damos el mismo consejo, cuando vayamos a elegir un alimento que sustituye a otro, la mejor opción es coger el producto o ingrediente original.

Entre las principales opciones saludables o alternativas al Sunny Delight encontramos, agua con trozos de fruta natural, limonada o naranjada con Stevia, hacer zumos naturales en una licuadora (eliminar los huesos grandes y las pieles no comestibles), hacer polos con agua mineral y trozos de frutas o con yogur griego natural (sin azúcar), poner trozos de frutas en una cubitera llenar los huecos de agua y crear bebidas refrescantes con frutas, entre otras opciones.