En la actualidad, vivimos bombardeados de información constante que puede hacer que confundamos conceptos sobre lo que es saludable y lo que no. Corre el rumor de que la leche desnatada es mucho mejor que la entera, ¿pero es verdad? ¿Tenemos que huir de la grasa que contienen los productos lácteos?

Dentro de una alimentación variada y un estilo de vida saludable, la leche entera no hará que tus arterias se obstruyan ni que tengas que recurrir a productos milagrosos para paliar sus “efectos”. A continuación te resolvemos la duda sobre qué tipo de leche es mejor y por qué se ha pensado que la entera es menos beneficiosa.

La entera no provoca problemas cardiovasculares

¿Te has preguntado alguna vez de qué está hecha la leche? Estamos hartos de ver anuncios que nos aconsejan yogures desnatados o con 0% grasa, ¿pero por qué debemos preferir un lácteo que contiene menos nutrientes? Cualquier tipo de leche de vaca tiene más o menos las mismas composiciones en hidratos de carbono y proteínas, aunque en calorías suele variar. Es por eso que durante mucho tiempo se ha aconsejado tomar la desnatada, por tener menos calorías, pero no se tenía en cuenta la pérdida de nutrientes favorables para el organismo.

Además, también se dice que la leche entera contiene mayor cantidad de azúcar que los desnatados, pero esa azúcar está presente de forma natural y no se relaciona con problemas cardiovasculares como la obesidad o la diabetes. En cambio, hay lácteos que son 0% materia grasa, pero que añaden azúcares químicos en su proceso industrial.

¿Por qué no es interesante tomar leche desnatada?

Es lógico que tenemos que tener un control sobre la cantidad de grasa (saludable) que consumimos, pero dos vasos de leche entera al día no te hará mal a tu organismo. Tanto es así que cuando optamos por una desnatada o semidesnatada, estamos desechando vitaminas liposolubles A, D y E presentes de forma natural.

Así que no debes tener miramiento en tomar leche entera con tu café cuando sales a una cafetería, incluso si la quieres usar en casa. Nutricionalmente, es mucho más interesante la entera, a pesar de que exista un mayor número de calorías.