Aunque en el sur de España estamos acostumbrados a tomarlo en cualquier época del año, es cierto que en temporadas de calor apetece mucho más un gazpacho o un salmorejo fresquito. Tenemos la suerte de seguir una dieta mediterránea, por lo que el buen comer nos viene de serie.

Al igual que ocurre con la tortilla de patatas con o sin cebolla, los españoles suelen enfrentarse con el gazpacho y el salmorejo. ¿Cuál es la mejor opción? ¿Son platos que engordan? ¿Puedo comprarlo envasado? Te respondo a todas las dudas que puedas tener sobre estos dos deliciosos manjares verduriles.

Gazpacho con pepino vs salmorejo con jamón

Habrá quienes no sepan en qué se diferencian, puesto que prácticamente contienen los mismos ingredientes. Podríamos resumirlo en que son una especie de sopa fría con base de hortalizas, y en ocasiones de frutas.

El gazpacho es la opción más ligera de tomar, puesto que no es necesario añadirle pan, y si lo hacemos, que sea en cantidad pequeña. Además de tomate, ajo y aceite de oliva virgen extra, también se le incorpora pimiento, vinagre y pepino; por lo que es una auténtica bomba revitalizante.
En cambio, el salmorejo es una crema más densa por su mayor contenido en pan. Frente al gazpacho, no tiene pimiento ni pepino, pero sí se le añaden taquitos de jamón y huevo duro; siendo una apuesta interesante en proteína.

Ambas opciones son espectaculares nutricionalmente, aunque personalmente disfruto mucho más el gazpacho al ser mucho más ligero de beber.

Gazpacho o salmorejo… ¿pero del súper?

“No tengo tiempo”, “no manejo bien las cantidades”, “no me sale tan bueno como los envasados”…

Si eres de los que pone cualquier excusa para comprar un gazpacho o salmorejo de bote, ¡atento!
Es cierto que como el de nuestra abuela no hay ninguno, y por eso puede ser que seas reticente a probar sopas de hortalizas en cualquier bar. Mucho peor es que te hayas aficionado a comprarlos en el supermercado, creyendo que son “saludables” y sin mirar el etiquetado nutricional.

Desde hace un tiempo existen una amplia oferta en los súpers, pero nunca será igual de natural que uno casero. A pesar de que contienen los mismos ingredientes, debes fijarte en el tipo de aceite que usan (si es de girasol, fuera), la cantidad de sal y de agua.
Aunque tengan un buen contenido en hortalizas, ¿de qué nos sirve beber demasiada azúcar o sal?

Y no, no engordan

Yo no tomo salmorejo porque engorda“, pero sí te tomas un refresco en cada comida. No existe ninguna relación con aumentar de peso si tomamos gazpacho o salmorejo, de hecho te mantendrán nutrido bastante bien.

Lógicamente, el gazpacho no es agua, así que si tienes sed no te bebas un litro de este alimento. Todo en su correcta medida.