El verano es un momento ideal para dedicarse tiempo a uno mismo.  Además, la mayor exposición al sol hace que nos veamos favorecidos con un bonito bronceado. No obstante, nuestra piel se puede ver resentida y cuidarla con especial atención, no está de más. Presta atención a los siguientes batidos para una piel saludable en verano.

Del mismo modo que aplicamos crema para protegernos del sol y cuidar nuestra piel el resto del año, la alimentación es un pilar clave. Si queremos lucir una piel bonita, tonificada y con una apariencia saludable, podemos encontrar la forma a través de una dieta equilibrada. Hoy te damos 3 ideas para que prepares unos batidos cargados de beneficios para ti. ¿Te atreves a probar?

Batidos para cuidar tu piel en verano

Batido regenerador

Mezcla en tu batidora un puñado de fresas, granada, una pera y medio vasito de agua. Las fresas contienen antioxidantes que ayudan  a producir colágeno y mejorar así el aspecto de tu piel. Además, la vitamina C refuerza tu sistema inmunitario y te mantiene fuerte y vital. La granada y sus propiedades revitalizantes, es el complemento perfecto para que puedas cumplir con las exigencias de tus días.

Batido depurativo

Prepara en tu batidora una manzana verde, un puñado de espinacas, una rodaja de piña y un trozo de aguacate. Añade medio vaso de agua para una textura más líquida. Es un batido muy nutritivo, con un sabor excelente y fácil de tomar, rico en vitamina C que favorece el estado de tu piel y reduce los signos del envejecimiento.

Batido antioxidante

Vierte medio vaso de leche vegetal, un puñado de arándanos, fresas y frambuesas. Si quieres hacerlo más completo, añade un puñado de semillas de girasol y calabaza y unas nueces. Es un batido con un elevado contenido antioxidante que combate los daños ocasionados por los radicales libres; causantes de multitud de enfermedades y del envejecimiento prematuro. Si quieres, puedes incluir un trozo de plátano para darle un toque especial en su sabor y textura.

Recuerda que una alimentación equilibrada cuida de tu interior y se refleja en el exterior. Puedes emplear productos cosméticos y otros tratamientos alternativos, ya que muchos de ellos pueden resultar  útiles. Sin embargo, nunca dejes de lado una correcta alimentación. Cuidar de nuestra salud es lo más importante y, lo mejor de todo, es muy sencillo si te lo propones.