Las remolachas son una hortaliza poco consumida en general. Una vez que descubres el poder que tienen los alimentos provenientes de raíces, te das cuenta de que su contenido en nitrato aumenta el rendimiento en tu entrenamiento. Algunos estudios aseguran que tomar jugo de remolacha puede disminuir la presión arterial y ayudar a que los entrenamientos intensos sean más fáciles. Podríamos decir que el corazón realiza menos esfuerzo para bombear la sangre que necesita.

A continuación te desvelamos los beneficios más destacables de tomar este tipo de jugo.

¿Qué ha descubierto la ciencia?

Existen varias investigaciones sobre la remolacha, siendo una de ellas la que descubrió que los ciclistas que bebían una buena dosis de jugo concentrado de remolacha gastaban un 3% menos de oxígeno durante el entrenamiento, frente a aquellos que tomaron una bebida placebo. Es decir, usaron menos energía para pedalear en un mismo ritmo.

Es cierto que durante algunos años se cuestionó la verdadera eficacia del jugo, ya que uno de los estudios no mostró beneficios extras en deportistas experimentados. Concretamente, en este estudio se contó con la participación de triatletas de élite. Tuvieron que beber una taza del jugo dos horas y media antes de pedalear durante 30 minutos. Y en realidad no notaron mejoría significativa en el aporte de nitrato.
Tu cuerpo convierte el nitrato en nitrito y luego en óxido nítrico, que es lo que promueve la vasodilatación (ensanchamiento de los vasos sanguíneos) y la presión arterial baja. En personas que no suelen entrenar o que lo hacen de forma moderada, parece que el aporte de nitrato sí proporciona beneficios en el rendimiento. En cambio, en deportistas de élite, al producir ellos mismos una gran cantidad de óxido nítrico, no les supone un cambio extra.

Recientemente se ha realizado otra investigación que le da un nuevo giro a todo esto. Parece ser que las personas que entrenan asiduamente necesitan una dosis mayor. Para conocer este resultado, un grupo de ciclistas se sometieron a diferentes pruebas. Antes de nada, cada uno tomó el doble de la dosis habitual del jugo de remolacha durante una semana.
Seguidamente se realizaron pruebas de 10K con una máscara para simular el nivel del mar y otra para simular 2.500 metros de altitud. La potencia media de los ciclistas mejoró en 5 vatios y alcanzaron los 10K un 1’6% más rápido después de beber durante siete días el jugo de remolacha.

¿Cuánta remolacha debo tomar?

Así que los científicos concluyeron que estos resultados vinieron dados al aumentar la dosis de nitrato en deportistas bien entrenados. Tampoco es necesario que te hinches a comer remolachas. Para conseguir doblar la dosis recomendada, tendrías que comer una docena de remolacha, por lo que no es nada saludable para tu estómago. Existen algunos suplementos de nitrato que pueden hacerte la vida más fácil.