En verano apetece sentarse en una terraza al aire libre y disfrutar de alguna bebida refrescante. Si sueles quedar con amigos y disfrutar de los maravillosos días bajo el sol, sustituye opciones poco saludables por las bebidas refrescantes que te recomendamos. Saciarán tu sed, son muy sabrosas y, además, súper saludables.

Muchas veces nos dejamos llevar por el verano y los momentos de ocio, y optamos por alimentos y bebidas que podrían resultar perjudiciales. De este modo, nuestra dieta se ve interrumpida por alternativas que se alejan de lo que nuestro organismo demanda. Elegir aquello que favorezca a nuestra salud, no está reñido con que sea apetecible y nos permita disfrutar del momento. Recuerda que quienes consideran una dieta saludable como un plan plagado de restricciones, no están en lo cierto. Llevar una alimentación equilibrada y sentirse satisfecho con ella no solo es perfectamente posible, sino que, además, resulta de lo más saludable.

Ideas para tus bebidas refrescantes en días de calor

Limonada

Se trata de un clásico de estos meses calurosos. Además de estar deliciosa, es muy beneficiosa para nuestro organismo. Es preferible que la prepares en casa para controlar que no lleva grandes cantidades de azúcar y otros componentes innecesarios. Si tienes poco tiempo, puedes llenar un gran vaso con agua muy fría y añadir unas rodajas de limón. Le dará un sabor delicioso y suave.

Zumo de zanahoria

Una excelente opción que contribuye a una mejor salud y apariencia de nuestro pelo, piel y uñas. Favorece la salud de nuestros ojos gracias a su contenido en vitamina A. Está delicioso, es fácil de preparar y, frío, resulta un verdadero manjar.

Té frío

Los tés fríos son opciones con grandes aportes que no solo te refrescan, sino que te hidratan y benefician con sus propiedades diuréticas y depurativas. Prepara un té, deja que se enfríe y añade mucho hielo. Puedes incluir una rodajita de limón y disfrutar de esta opción tan saludable.

Zumo de sandía

La sandía es la fruta por excelencia del verano. Resulta muy hidratante por su elevado contenido de agua. Por ello, saciará tu sed, te refrescará y además, te aportará muchos nutrientes. Puedes combinarla con melón. Gusta tanto a mayores como a niños y se prepara en 5 minutos. Añade sandía (sin pepitas), agua y un poquito de zumo de limón a la batidora, ¡y listo!