Siempre que intentamos reducir los gases y la inflamación abdominal, pensamos en los alimentos que pueden estar provocando esos pedos incontrolables. Pero no solamente tienen la culpa los garbanzos o las brócolis, algunas bebidas también pueden causar flatulencias o problemas intestinales. Así que presta atención a lo que bebes para evitar malestar estomacal.

Si descubres que una bebida te hace sentir hinchado, no implica que tengas que evitar tomarla siempre; con beber dosis más pequeñas, podrás controlar este problema.

Bebidas que producen gases e hinchazón

Refrescos

Da igual el tipo de refresco que bebas, esas burbujas que flotan en tu bebida pueden provocar gases en el abdomen. Además, las versiones light son el doble de problemáticas para el estómago, ya que contienen edulcorantes artificiales que no tolera bien el intestino.

Los polialcoholes se encuentran en los edulcorantes artificiales y llevan agua hacia el intestino, por lo que es normal sentir gases e inflamación. Incluso, este tipo de azúcar puede tener un efecto laxante.

Agua carbonatada o con gas

Ahora se ha puesto de moda entre las personas que quieren cuidar su salud, pero simular que beben un refresco sin ingerir azúcar. Es posible que te sigas hinchando como un globo cada vez que bebes agua carbonatada, y el problema vuelven a ser las burbujas.

Aunque tenga apariencia inofensiva, es normal que cause más estrés en el estómago. No solamente las burbujas tienen un papel fundamental en este síntoma, tomar con alcohol puede inflamar el intestino y duplicar la inflamación.

Además, el alcohol puede alterar la composición y función de la microbiota intestinal, según un estudio publicado en 2017 en Alcohol Research: Current Reviews. Esto es muy problemático para las bacterias en tu abdomen porque juegan un papel importante en tu salud intestinal. Y, por si fuera poco, si eres sensible a algunos ingredientes del alcohol, estarás formando una bomba para el estómago.

Leche

No estamos aquí para decirte que los lácteos son lo peor del mundo, al revés. La leche es muy beneficiosa para el cuerpo, aunque en ciertas personas causa daños gastrointestinales. Es común notar gases o inflamación abdominal cuando tenemos intolerancia a la lactosa. El principal problema es que no se puede digerir bien la lactosa, que es un azúcar que se encuentra presente en la leche de manera natural.

Aun así, incluso si la leche nunca te causó problemas estomacales, es normal que sientas cambios conforme envejeces.

café en una taza

Batidos de proteínas

Si estás iniciándote en el consumo de suplementos de proteínas y notas que te inflamas como un globo, lo más posible es que tenga mucho que ver con el suero. Este ingrediente se encuentra comúnmente en la proteína en polvo, y es un subproducto de la leche. Así que si eres intolerante a la lactosa, escoge productos de proteínas veganos.

Otro factor culpable de esta sensación es el edulcorante que se use en el batido. Los sustitutos del azúcar se usan para endulzar los productos, pero pueden provocar diarrea o distensión abdominal. Deja de tomarlo totalmente y notarás que los efectos dejan de aparecer alrededor de 3 o 4 días después.

Café

Todos sabemos el efecto que tiene una taza de café a primera hora de la mañana. Aunque esta bebida en sí no es un factor que irrite los intestinos de todos, hay personas que son sensibles a la cafeína y, como resultado, pueden aparecer problemas digestivos como diarrea o gases.
Según dicen los expertos, tu grado de sensibilidad a la cafeína está relacionado con tu composición genética. Así que si tu madre tampoco tolera bien el café, puedes culpar a tu ADN de causar estos efectos en ti.

No bebas con pajita

Sabemos que es apetecible beber con pajita para no mancharnos o mantener el pintalabios intacto. Pero lo cierto es que beber con este utensilio puede provocar una mayor ingesta de aire e hinchazón abdominal. Al succionar, introducimos más cantidad de aire que puede acabar en el intestino y generar los molestos gases.

Si a esto le sumamos beber demasiado rápido, aumentarás la ingesta de aire y tu estómago se inflamará mucho más. Lo mejor es no usar pajita y beber lentamente.