Después de conocer si realmente el agua engorda si la tomamos mientras comemos, vamos con otro de los grandes mitos sobre esta bebida vital. Habrás oído hablar sobre aquel rey que murió tras beber agua fría al terminar de hacer deporte, ¿verdad? Te contamos si eso es posible y si estás poniendo en peligro tu vida.

Felipe I, el Hermoso, y su muerte por beber agua

Te gustará conocer la historia de este rey al que le atribuyeron su muerte al agua fría que bebió después de jugar a la pelota. Aunque aún sigue siendo un misterio la causa de su fallecimiento, los relatos de su vida cuentan que murió días después del partido de pelota, empezando con un poco de fiebre esa misma noche y empeorando progresivamente. Es por eso que muchos creen que su muerte, más que ser a causa del agua, debió ser por un envenenamiento o la peste.

De igual manera, vamos a analizar el por qué le atribuyeron la muerte a beber agua fría después de hacer ejercicio físico. Existen dos razones:

La hidrocución

Este hecho es lo que todos conocen como un corte de digestión. Cuando el agua fría entra en contacto con el interior del cuerpo caliente, se produce un potente reflejo cardiovascular que altera el ritmo cardíaco, pudiendo producir hasta una parada cardíaca. Pero en torno al agua fría siempre se ha dicho que beberlo de golpe puede producir una parada cardíaca.

Realmente es muy difícil que esto suceda por beber agua, lo más normal que es ocurra si metemos nuestro cuerpo en agua muy fría. Aun así, hay personas a las que les afecta negativamente beber agua muy fría después de entrenar.

La hiponatremia

También puede sucedes que bebamos mucha agua fría y no repongamos sales minerales, sino solamente líquido. Cuando hacemos ejercicio físico, sufrimos pérdida de agua y sales minerales, siendo muy común hincharnos a beber al terminar la sesión de entrenamiento (¡culpable!). Sé que tendrás sed, por lo que te aconsejo mantenerte hidratado durante el entrenamiento y al terminar beber cantidades moderadas.

Si tomamos agua fría nada más terminas, se puede producir un desajuste en los porcentajes minerales del organismo. Es posible que alguna vez hayas experimentado vómitos, jaquecas, mareos, calambres, etc, y es por la falta de sodio que el agua no es capaz de aportarnos.
La hiponatremia no es a causa de la temperatura del agua, sino de la falta de sales minerales. Así que es mejor tomar bebidas isotónicas para recuperarnos adecuadamente.

¿Es mejor no tomar agua fría después de entrenar?

Aunque las dos situaciones las pudo vivir nuestro rey, no es posible que causaran su muerte. La hidrocución la hubiera provocado una muerte inmediata, y la hiponatremia tardaría unas horas tan solo.

En principio, no existen pruebas de que sea dañino beber agua muy fría, pero si quieres tomar precauciones, opta por beber agua templada o un poco fría después de entrenar.