Los wearables están en constante evolución, por lo que de aquí a unos años será casi anecdótico el uso de pulsera de actividad para contar calorías. Este nuevo invento viene de la mano de unos investigadores de la Universidad Tufts (Massachusetts) y parece ser mucho más discreto que cualquier otro accesorio informativo.

¡Que se prepare Apple y Xiaomi!

Un wearable en tus paletas

Los que hayan tenido que soportar ortodoncia estarán asustados con tener que llevar otro aparatito en los dientes. En este caso, el wearable se trata de un sensor que colocaremos en los dientes y que cuenta con conexión inalámbrica con el smartphone.
Esta pequeña lámina es capaz de medir la ingesta de azúcar, alcohol y sal, siendo de gran apoyo informativo para las personas que deseen controlar su nutrición. Evidentemente, también nos aportará información sobre nuestra salud bucal y dental, e incluso nos podrá detectar problemas como la fatiga a través de la saliva.

wearable diente nutricion

No te asustes, es un dispositivo estético con un tamaño de dos milímetros cuadrados, y podremos usarlo sin protector bucal y sin miedo a que se nos caiga.

¿Cómo funciona? El sensor cuenta con una capa “bioresponsivaencargada de absorber los nutrientes de los alimentos, provocando cambios en las propiedades eléctricas del sensor. Ciertas partes del dispositivo transmiten una intensidad de ondas específica, que acaban en el dispositivo de la persona que lo lleva puesto.

Según el El Dr. Omenetto, creador del estudio: “en teoría, podemos modificar la capa de respuesta biológica en estos sensores para apuntar a otras sustancias químicas; estamos realmente limitados solo por nuestra creatividad […]. Hemos ampliado la tecnología común de identificación por radiofrecuencia (RFID) a un paquete de sensores que pueden leer y transmitir dinámicamente información sobre su entorno, ya estén adheridos a un diente, a la piel o a cualquier otra superficie”.

El único inconveniente es que el sensor dura solo un par de días, aunque están pendientes de poder alargar su autonomía. Esperemos que no tarden muchos años en lanzarlo al mercado y que durabilidad valga la pena, ya que entendemos que el precio del aparato no será nada barato.

¿Qué información recogería si nos besamos con alguien?