Hace unos días empezó a compartirse por redes sociales un vídeo viral que cuestiona los alimentos que consumimos diariamente. Es realmente llamativo el minuto de duración, en el que se muestran quesos y granos de arroz de plástico, así como pegamento en las carnes rojas. De verdad, enhorabuena al creador del vídeo que ha ayudado a que más de 120 mil personas compartan algo que es un auténtico bulo de la nutrición.

Estamos hartos de ver vídeos de personas limpiando sus cañerías con Coca Cola o de ositos de gominolas que son petróleo, ¿pero de verdad alguien se puede creer lo que el vídeo muestra? Estoy segura de que en El Hormiguero no van a tardar en darle una explicación científica a todo esto, pero desde aquí te animo a dejar de creer en esas imágenes.
Son muchas personas las que piensan que existe un complot de la industria alimentaria para conseguir envenenarnos. Y bueno, paranoias hay miles, como la de que el oxígeno y el agua son sustancias necesarias para vivir, pero totalmente tóxicas que favorecen a nuestra mortalidad.

Espero que estéis de acuerdo conmigo: la industria alimentaria tan solo quiere crear necesidades en los consumidores para vender más y hacerse más ricos. Es cierto que a muchas les da igual si sus productos tienen más o menos contenido en azúcar, pero ninguno supone un peligro para la salud. Básicamente porque todos los productos que ves en un supermercado han pasado por un control de calidad. Pero aun así, lo de este vídeo viral ha llegado demasiado lejos.

Ni el queso es de plástico, ni tu arroz es de mentira

Si eres alguien que está empezando a cuidarse y te ha llegado este vídeo, lo normal es que pienses «¿cómo puedo cuidarme si las empresas me engañan?». Entre los quesos llenos de químicos, el arroz hecho con plástico, la carne con pegamento, las papillas sensibles a los imanes, helados con polvos para limpiar… ¡Lo único que nos falta es dar gracias por seguir vivos!

Es muy alarmante que este vídeo siga circulando con estos bulos y sin tener ningún ápice de verdad. A la gente le encanta difundir contenido, dando igual si es falso o no, porque: ¿para qué vamos a querer demostrarlo? Sobre todo, me imagino al creador del vídeo, montando los frames mientras se harta de Donuts. Pero, ¡ojo! La industria nos está matando.

En el caso del queso, hay unos que se funden y otros que no. Es una cuestión de composición, no de que esté creado con petróleo o plástico. Los granos de arroz falsos fue una falsa noticia que salió hace varios años y que quedó totalmente desacreditada. Principalmente porque el arroz es uno de los alimentos más baratos del mundo y más fáciles de encontrar. En cuanto a las carnes rojas, es real que algunos productos usan emulgentes para unir el producto, pero jamás mediante pegamento. Así como el helado con «polvos de detergente» en realidad está hecho con ácidos (como el limón) que puede reaccionar formando burbujas. Pasa también algo parecido con los famosos caramelos Mentos.

El vídeo es falso y no sostiene ninguna hipótesis que haga dudar de la realidad. No obstante, si eres muy aprensivo y crees que vas a morir envenenado, consume siempre alimentos frescos y en su formato más natural. Así no habrá proceso en el que «te envenenen».