Oído taponado

oido taponado

Todos alguna vez en nuestra vida hemos tenido un oído taponado. Se trata de la asunción por será en los oídos y qué ocurre cuando se acumula demasiada cera o se endurece de tal forma que no se puede eliminar naturalmente. Hay algunas personas pueden experimentar dolencias e incluso desarrollar enfermedades a causa del oído taponado.

Por ello, vamos a dedicar este artículo a contarte todo lo que necesita saber sobre las causas, consejos y posibles soluciones sobre de movido taponado.

Síntomas del oído taponado

causas del cerumen

Cuando experimentas la sensación de tener el oído taponado, puede resultar bastante incómodo e incluso un poco desconcertante. Es como si de repente te hubieran puesto un tapón en el oído y la audición se viera afectada. Afortunadamente, este problema es bastante común y generalmente no es motivo de preocupación grave.

Uno de los síntomas más comunes del oído taponado es una disminución en la capacidad auditiva del oído afectado. Puedes notar que los sonidos se escuchan más apagados o atenuados, como si estuvieras bajo el agua. Además, es posible que tengas dificultad para distinguir los sonidos suaves o los que provienen de lejos.

Otro síntoma que a menudo acompaña al oído taponado es una sensación de presión en el oído afectado. Puede sentirse como si tuvieras el oído tapado con algodón o como si hubiera una obstrucción física dentro del canal auditivo. Esta sensación de presión puede ser molesta y provocar cierta incomodidad.

Además de la disminución de la audición y la sensación de presión, algunas personas también experimentan otros síntomas relacionados con el oído taponado. Por ejemplo, es posible que experimentes zumbidos en el oído afectado, conocido médicamente como tinnitus. Esto puede manifestarse como un pitido constante, un zumbido o incluso un silbido.

En ocasiones, el oído taponado puede ir acompañado de mareos o desequilibrio. Esto se debe a que el sistema de equilibrio en el oído interno también puede verse afectado cuando hay una obstrucción en el canal auditivo.

Es importante tener en cuenta que hay varias razones por las que puedes experimentar un oído taponado, como una acumulación de cerumen, una infección del oído, una obstrucción causada por cambios en la altitud (como al viajar en avión) o incluso una lesión en el oído. Si los síntomas persisten o empeoran, es recomendable consultar a un profesional de la salud, como un médico o un otorrinolaringólogo, para recibir un diagnóstico preciso y un tratamiento adecuado.

Causas del oído taponado

causas del oido taponado

Acumulación de cera

El oído humano produce cerumen constantemente, principalmente para protegerlo de la suciedad y la lubricación externas. Es el propio oído el que lo expulsa a través del movimiento de la mandíbula, pero si este mecanismo falla o producimos mucho cerumen, se pueden formar tapones, sobre todo cuando se mueven, provocando la sensación de oído taponado.

La única forma de evitarlo es con un lavado de oídos por parte de un profesional de la salud que pondrá unas gotas antes para suavizarlo.

Cambios en la presión atmosférica

Esto sucede especialmente durante los viajes aéreos, cuando la trompa de Eustaquio no puede igualar la presión en el oído medio con la presión exterior. Hay varias soluciones muy sencillas a este problema, como masticar chicle, beber agua o bostezar.

Infección respiratoria

Parece que cuando tenemos un resfriado, una sinusitis o una infección de garganta con pocos síntomas, tenemos un tapón para los oídos más. En esta condición, las vías respiratorias se inflaman y se llenan de moco, lo cual es suficiente para causar este bloqueo, que no se puede resolver fácilmente hasta que la infección se resuelva o se usen medicamentos para tratar los síntomas.

Infección en el oído

La causa de esta obstrucción muy probablemente sea una otitis media, una infección e inflamación del oído, pero en estos casos, además de la sensación de oído tapado, también experimentamos dolor, malestar general, picor en el interior del oído y fiebre. El tratamiento en estos casos siempre debe ser prescrito por un médico tras confirmar la presencia de la citada infección.

Agua en los oídos

Normalmente, cuando nos bañamos o nos duchamos, el agua entra y sale del canal auditivo sin esfuerzo, pero puede haber una pequeña cantidad de agua atrapada en él. Si esto continúa con el tiempo, puede provocar una infección conocida como oído de nadador, por lo que tratamos de abordarlo lo antes posible. Una forma de hacer esto de manera muy efectiva es inclinar la cabeza hacia los lados mientras contiene la respiración.

Posibles soluciones al oído taponado

oido con exceso de cera

Una solución común para el oído taponado debido a la acumulación de cerumen es utilizar gotas para los oídos diseñadas específicamente para ablandar y aflojar el mismo. Estas gotas suelen contener ingredientes suaves, como agua oxigenada o aceite mineral, que pueden ayudar a disolver el cerumen y permitir que se elimine de forma natural.

Otra opción para aliviar el oído taponado es la irrigación del oído. Esto implica usar una jeringa o una pera de goma llena de agua tibia y salina para enjuagar suavemente el canal auditivo y eliminar el cerumen acumulado. Es importante realizar este procedimiento con cuidado y siguiendo las instrucciones adecuadas para evitar lesiones o infecciones.

En algunos casos, cuando el oído taponado está relacionado con una infección del oído, puede ser necesario un tratamiento con medicamentos, como antibióticos o medicamentos para aliviar el dolor y la inflamación.

Para aliviar la sensación de presión y abrir los conductos auditivos, existen técnicas de compensación de presión que pueden ser útiles. Por ejemplo, bostezar, masticar chicle o tragar con fuerza pueden ayudar a igualar la presión en el oído y aliviar la sensación de bloqueo.

Por qué no usar bastoncillos

Usar bastoncillos para limpiarse los oídos puede ser dañino o incluso peligroso. Si nos detenemos y nos fijamos bien en el envase en el que se venden, veremos que nos advierte que no los introduzcamos en el conducto auditivo pero mucha gente lo hace.

El sanitario insiste en no hacerlo, porque al introducirlos lo único que podemos hacer es empujar el cerumen hacia el conducto auditivo, comprimiéndolo y dificultando su posterior expulsión. En el peor de los casos, podríamos incluso dañar el tímpano con un hisopo perforado.

Espero que con esta información puedan conocer más sobre qué hacer un oído taponado, sus posibles causas y soluciones.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Actualidad Blog
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.