Hacer deporte y dormir mucho mejora la resistencia contra el Covid-19

Las consecuencias de contraer coronavirus pueden llegar a ser fatales, aunque para otros sea un resfriado pasajero. Los estudios referentes a las probabilidades de contagio; cómo afecta a cada cuerpo; la resistencia del sistema inmune; los efectos en la salud a largo plazo, etc. se suceden semana tras semana.

Ahora, dos nuevos estudios hablan sobre el sueño y el deporte como los mejores aliados frente al Covid-19. Dos cuestiones claves en plena pandemia donde los ritmos han cambiado drásticamente y el estrés y la ansiedad se han apoderados de muchos.

Son dos estudios diferentes e independientes donde se tratan temas tan vitales como la calidad y duración del sueño y la actividad física moderada. Las conclusiones de los estudios son claras y la falta de sueño o un mal descanso continuado acentúan las probabilidades de contagiarnos de coronavirus. Además, la práctica de ejercicio varias veces por semana mejora la supervivencia en caso de contagiarnos del virus.

El sedentarismo aumenta el riesgo de sufrir un Covid-19 mortal

Una investigación española encabezada por Ricardo Salgado Aranda y publicada en Springer Link se titula «Influence of Baseline Physical Activity as a Modifying Factor on COVID-19 Mortality: A Single-Center, Retrospective Study».

Dos amigas paseando por la playa con ropa deportiva

Aquí se contempla la importancia de realizar ejercicio aeróbico (natación, correr, montar en bici, caminar rápido, bailar…) frente al sedentarismo. En el estudio, realizado en los primeros meses de pandemia, se eligieron a 520 pacientes de Covid-19 con edades comprendidas entre los 18 y los 70 años.

A todos ellos se les realizó un RAPA, es decir, una evaluación rápida de la actividad física. Esta prueba mide la intensidad aeróbica del ejercicio, así como la flexibilidad y la fuerza muscular.

Tras las pruebas, los pacientes fueron divididos en dos grupos, por un lado, los que tenían una vida sedentaria, y por otro, los que realizaban ejercicio físico como mínimo 2 días a la semana. En ambos grupos se realizó un seguimiento de la evolución del Covid-19 en los pacientes.

El estudio concluyó de forma rotunda que, realizar ejercicio regularmente y con cierta intensidad, aumenta la supervivencia al contagiarnos de coronavirus. Sin embargo, los que llevaban una vida sedentaria tenían un 13,8% más de probabilidades de desembocar en complicaciones mortales.

Los problemas de sueño aumentan las probabilidades de contraer Covid-19

Esta investigación llevada a cabo por BMJ Nutrition Prevention & Health, deja entrever la relación entre los problemas de sueño y el contagio de coronavirus. La razón es muy sencilla y se debe a que un mal descanso prolongado en el tiempo afecta al sistema inmunológico.

Mujer en la cama con insomnio

El agotamiento proveniente de la falta de horas de sueño, está relacionado con diabetes, mayor número de resfriados y gripes, enfermedades cardiovasculares e incluso la muerte.

El estudio es claro, aquellas personas con trastornos del sueño tienen un 88% más probabilidades de contagiarse de coronavirus y tener un proceso más complicado.

Cada hora de sueño nos aleja un 12% del contagio de Covid-19, esta es la conclusión de la investigación. Para llegar a dicho resultado se realizó una encuesta online entre julio y septiembre de 2020 en Francia, Alemania, Italia, España, Reino Unido y Estados Unidos.

En esa encuesta había datos personales sobre el estilo de vida, la calidad del sueño, las horas de descanso, el uso de medicamentos para el sueño, agotamiento mental, etc.

La investigación en sí no fue un seguimiento, sino más bien una observación y valoración de los datos. Es por esto por lo que los resultados no son exactos y no se puede establecer una causa – efecto clara.