Las mujeres son más longevas por una cuestión de cromosomas

Siempre se ha dicho que las mujeres tienen más años de vida que los hombres. Bien porque no morían en batallas de guerra o porque llevaban otros hábitos de vida. Lo llamativo es que un nuevo estudio parece hallar la causa en los cromosomas. Así que si eres hombre, la masculinidad tóxica podría ser tu fin, aunque tampoco deberías alarmarte demasiado.

Los investigadores de los Estados Unidos realizaron el estudio con moscas y descubrieron que, a medida que los machos envejecen, se activan secciones repetitivas en sus cromosomas Y, lo que causa efectos tóxicos.

En el estudio, la bióloga Alison Nguyen y Doris Bachtrog de la Universidad de California, en Berkeley, analizaron un tipo de mosca de la fruta llamada Drosophila miranda. Los machos de esta especie tienen el doble de ADN repetitivo que sus contrapartes femeninas, y también una esperanza de vida significativamente más corta.

Descubrieron que en las células de los machos jóvenes, el ADN se mantiene en una forma compacta y las secciones repetidas están desactivadas. Sin embargo, a medida que las moscas envejecen, los científicos descubrieron que las secciones repetidas pueden activarse a medida que el ADN forma una forma más suelta, lo que resulta en efectos secundarios tóxicos.

«Demostramos que los elementos transponibles ubicados en el cromosoma Y se silencian con menor eficacia en los machos de Drosophila«, escribieron los investigadores en su artículo. «El efecto Y tóxico parece más pronunciado en una especie que contiene un cromosoma Y más grande con más repeticiones y genes transcritos más activamente. Nuestros datos demuestran que los cromosomas Y ricos en repeticiones son un riesgo genómico para los hombres«, concluyeron.

dibujo de cromosoma

Las repeticiones de ADN se activan conforme envejecemos 

Según el equipo de investigadores, los hallazgos también apoyan la noción de un vínculo más general entre las secciones repetidas de ADN y el envejecimiento, uno que, por ahora, no se comprende bien.

El daño del ADN causado por las secciones repetidas probablemente contribuya a los efectos fisiológicos del envejecimiento, agregaron, pero se necesitará más investigación para descubrir los mecanismos exactos que subyacen a los efectos tóxicos del ADN repetido.

En concreto, estudios previos sobre las moscas han demostrado que cuando las secciones repetidas se activan, deterioran la memoria, causan daño al ADN y acortan la esperanza de vida. Aunque tanto los machos como las hembras portan estas secuencias repetidas, son más abundantes en el cromosoma Y, lo que representa un «riesgo genómico».

En conjunto, esto puede explicar por qué, en especies con cromosomas sexuales XY, como los humanos, las hembras suelen tener una esperanza de vida más larga que sus homólogos masculinos.