Hace unos meses comentábamos que Asics estaba planeando engancharnos al pádel mediante la realidad virtual. Y lo ha conseguido. Se acabaron las pistas de entrenamiento al uso porque llega la versión multiespejos, llamada Unplayable Mirror. Habrá muchos presumidos que se despisten al verse en el reflejo continuo, pero se acabaron las paredes de muro o cristal para dar paso a los espejos.

Entrenamientos mucho más intensos

No solo debemos tener en cuenta que nos veremos constantemente, y puede ser una distracción; sino que puede aumentar la dificultad por el hecho de verte reflejado en el campo oponente, ver varias bolas o hacer una contrapared viéndote a ti mismo. Asics ha aumentado la intensidad, mezclando factores mentales de coordinación y atención.

Algunos privilegiados pudieron vivir la experiencia en el Corte Inglés Sanchinarro (Madrid), ya que hace algunas semanas se celebraron varios torneos a lo largo del día. Además, los participantes pudieron probar la pala de la colección actual, mientras jugaban en esta peculiar pista rodeada de espejos.

La idea nace de la campaña Play the Unplayable, en la que Asics desafió a varios jugadores para competir en una pista con condiciones especiales, que ponían a prueba sus habilidades. «Para cualquiera que quiera sacar más provecho del pádel, Asics inspira a los jugadores a cerrar la brecha entre cómo se mueven ahora y cómo podrían jugar, para así jugar lo injugable«, asegura la marca nipona.

Lógicamente, todo esto también tiene un plan estratégico para aumentar las ventas de este deporte. Parece que quieren frenar a nivel mundial la caída en las ventas, pensando en remontar las ganancias de pádel a partir de 2020.