Transportarnos en coche es un hábito bastante común. Si eres conductor, debes conocer todas las reglas y mantener las distancias necesarias para respectar a los ciclistas. Pero ir de pasajero, o ser un poco despistado, puede causar un accidente al abrir la puerta del coche. Lo común es mirar por el retrovisor o la ventanilla antes de bajarnos, pero en ocasiones se nos olvida revisar y abrimos la puerta con la suerte echada.

Los que viajan en moto tienen el mismo problema, aunque en el caso de los ciclistas es mucho menos seguro, ya que su freno no es tan potente como el de una moto. Para evitar que nos llevemos un susto u ocurra una catástrofe, Uber ha lanzado una campaña para enseñarte a abrir la puerta con precaución.

El peligro de abrir la puerta sin mirar

Cuando abrimos la puerta del coche sin mirar, estamos exponiendo al ciclista frente a dos peligros: chocarse con la puerta o desviarse para esquivarla y tener otro tipo de accidente. Muchas personas, cuando viajan en taxi, Cabify o Uber, se olvidan de que tienen que seguir teniendo las mismas precauciones. Es decir, usar cinturón de seguridad y asegurar que no hay peligro al abrir la puerta del coche. Lo normal es que este tipo de servicio intente dejarte cerca de una acera o en alguna zona segura, pero algunos no tienen reparo en estacionar cerca de un carril bici y hacer que sus clientes se bajen ahí.

En Nueva York, por ejemplo, es ilegal recoger o dejar pasajeros en carriles para bicicletas, pero en 2016 el taxi y las limusinas dijeron que no iban a cumplir esa ley. No obstante, Uber se ha propuesto ayudar a resolver el problema con una nueva herramienta integrada en la aplicación. A partir de ahora, la aplicación alertará a los pasajeros sobre la presencia de carriles para bicicletas en los puntos de bajada.

«Te dejarán cerca de un carril bici«, dice la notificación. «Un recordatorio útil: mira por encima del hombro en busca de personas en bicicleta antes de abrir la puerta«.

Esta herramienta utiliza los datos de mapas disponibles públicamente para localizar carriles de bicicletas o carriles compartidos. Concretamente, los pasajeros recibirán una notificación unos 480 metros antes de llegar al destino. Por ahora, tan solo las ciudades de Nueva York, San Francisco, Toronto y Washington son las que están disfrutando ya del servicio, pero se espera que no tarde demasiado en extenderse.

¿Cómo bajarte correctamente del coche?

«Realmente esperamos moldear el comportamiento de las personas con la forma en que interactúan entre sí en la calle«, comenta Uber.

Aunque en España aún no podamos gozar de este servicio, no está de más aprender a bajarnos del coche correctamente. Uber nos enseña el truco de usar la mano opuesta para abrir la puerta del coche, lo que te obliga a girar y estar atento a los ciclistas. Todos debemos hacer esto sin importar dónde nos hayamos parado, ya sea para estacionar o para detenernos unos segundos.

Este nuevo servicio coincide con el empuje de las aplicaciones de transporte para llegar hasta las bicicletas. El año pasado, Uber adquirió Jump, un nuevo negocio de bicicletas eléctricas sin muelle, y que ya ha tenido bastante éxito. Los primeros datos revelan que las bicicletas eléctricas pueden ser más populares que el servicio de Uber con coches, en ciertas áreas seleccionadas.