Estar en forma es necesario para gozar de una óptima salud. A unos les entusiasma su rutina deportiva y, a otros, les supone un mayor esfuerzo. La realidad es que cuando uno cumple con unos hábitos saludables, se siente mejor. Presta atención a los siguientes trucos para estar en forma a lo largo del verano.

Estar en forma podría considerarse una actitud frente a la vida. No es necesario machacarse en el gimnasio, ni entrenar como si no hubiera un mañana. Para estar en forma simplemente debes llevar a cabo un estilo de vida saludable. Esto incluye cuidar tu alimentación, sustituir hábitos perjudiciales por otros saludables, descansar correctamente y realizar ejercicio físico moderado de forma regular. Con estos pilares cumplidos, tu bienestar aumentará.

¿Por qué resulta más difícil estar en forma en verano?

En verano la tarea de llevar a raya tu rutina se complica. Aumentan los planes y el ocio, frecuentamos a menudo terrazas, bares y restaurantes y el calor parece que nos deja fuera de juego. Si bien es cierto que muchos aprovechan el verano para probar deportes nuevos y cuidarse, otros sustituyen su tiempo en el gimnasio por una cerveza bajo el sol. Los extremos no suelen ser buenos. Por ello, no es necesario que te aísles y decidas no salir a comer fuera para mantener tu peso a raya; ni dejar por completo el gimnasio con la excusa de que el verano está para disfrutar. El secreto es disfrutar del equilibrio entre el ocio y el ejercicio. Porque ambas cosas bien hechas son opciones de diversión y bienestar.

Trucos para estar en forma a lo largo del verano

  • Cuando acudas a terrazas y chiringuitos, evita comer los aperitivos que acompañan a las bebidas. Los frutos secos rebozados de sal o las patatas fritas, no son la mejor opción. Unas aceitunas, por ejemplo, son más saludables, nutritivas y, además, apetecibles.
  • Ojo con las bebidas que consumes. Los refrescos enlatados, cargados de azúcar, pueden resultar atractivos, pero están bastante lejos de ser saludables. El agua siempre debe ser tu primera opción. Cuando no sepas qué pedir en tus encuentros bajo el sol, una infusión fría o agua con hielo y limón son buenas alternativas.
  • Intenta cumplir con tu rutina deportiva diaria. Que tu cuerpo trabaje un ratito cada día. Los días de playa son una excelente oportunidad para probar nuevas actividades como el kayak, Paddle surf o SUP Yoga, por ejemplo.
  • Opta por alimentos hidratantes y depurativos. Te ayudarán a eliminar toxinas que acumules en tu organismo. Una alimentación lo más saludable posible, siempre es una inmejorable decisión.