En algunas ciudades, tender la ropa al solecito de la azotea o terraza puede ser algo casi imposible. El clima húmedo y lluvioso obliga a muchas personas a tender la ropa dentro de casa, sin ser conscientes de que esto puede acarrear problemas de salud. Te contamos lo que han averiguado en un estudio realizado por el Instituto de Investigación de Arquitectura Ambiental Mackintosh de Glasgow (Escocia).

Las personas con problemas respiratorios, los mayores afectados

No es casualidad que el estudio nos llegue desde Escocia, ya que el mal tiempo habitual provoca que sus ciudadanos tiendan la ropa mojada dentro de la casa.

Los mayores afectados por las personas que sufren asma, rinitis, infecciones respiratoria y otro tipo de alergias. Al elevar los niveles de humedad en el interior del hogar, sus patologías se ven empeoradas. Casi una tercera parte de la humedad que puede haber en el ambiente de la casa es debido a tender dentro.

La humedad es la principal causante de la aparición de hongos, moho y ácaros en las viviendas. Son microorganismos que crecen cuando hay un alto nivel de humedad en el ambiente y la temperatura es media, justo la circunstancia que ocurre cuando tendemos la ropa en una habitación o pasillo.
Por si fuera poco, el estudio también concreta que puede producirse la aparición de una espora que provoca infecciones pulmonares en personas con un sistema inmunológico débil.

Entonces, ¿dónde podemos tender la ropa?

Lo  recomendable es hacerlo fuera de casa, en una terraza, patio o azotea. Somos conscientes que existen épocas de lluvia o no existen estos espacios en algunas casa, por lo que lo ideal es tener un espacio para ello o utilizar la secadora. Aunque es evidente que muchas prendas no pueden meterse en este electrodoméstico y además nuestra factura de la luz se verá aumentada.

Otra solución, aunque no muy efectiva, sería tener un aparato antihumedad.