Con la llegada del otoño, los primeros resfriados se dejan caer y empezamos a estar alerta con la gripe. Los virus gripales se pueden contagiar fácilmente de una persona a otra, y eso por eso que se convierte en un grave problema de salud mundial. Las famosas vacunas pueden ser efectivas para combatir la gripe, pero en muchas ocasiones se necesita una intervención más efectiva.

Un reciente estudio afirma que el (con catequinas en sus ingredientes) tiene una función antiviral. Aunque previamente ya se había investigado sobre el uso del té y sus ingredientes para prevenir las infecciones de gripe, el efecto de hacer gárgaras con estas sustancias sigue siendo todo un misterio.

¿Hacer gárgaras con té?

La investigación se centró en el efecto que se produce al realizar gárgaras son té o con sus ingredientes. Se realizaron diferentes estudios controlados y aleatorios para conocer si influía en la prevención de la infección por gripe; la duración de los estudios varió de 3 a 5 meses.

Para ello, participaron 1.890 voluntarios, de entre 16 y 83 años, que realizaron gárgaras con té. En los
estudios controlados y aleatorios, los grupos recibieron extracto de té verde (solución de catequina) o té verde embotellado. En cambio, los grupos de control tomaron una bebida placebo o agua.
Curiosamente, mostraron un menor riesgo de infección por gripe que los voluntarios que hicieron gárgaras con una bebida placebo, agua o no las hicieron.

El estudio concluye con que hacer gárgaras con té y sus ingredientes puede tener un efecto preventivo para la infección de la gripe. Se necesitan intervenciones no farmacéuticas (como las vacunas) para controlar
epidemias de gripe, y el té y sus ingredientes podrían ser muy útiles con este propósito. Las edades medias de los participantes abarcaron a muchos grupos de edades, por lo que podría ser efectivo para cualquiera.
Aun así, se necesitan estudios adicionales a una escala mayor y en diferentes poblaciones para confirmar el efecto.