Para vivir durante más tiempo es necesario que ingieras la cantidad suficiente de los nutrientes esenciales. Tu cuerpo es una máquina y necesita «combustible», ya que de no ser así, sus funciones se verán afectadas negativamente. Hay personas que se obsesionan con ingerir vitaminas y minerales en suplementos, para asegurarse de que están perfectamente nutridos. ¿Pero por qué no se centran en mejorar su alimentación? Esto es lo que revela un nuevo estudio, publicado en el Annals of Internal Medicine. Incluso, comentan que la suplementación en pastillas no ayuda y puede aumentar el riesgo de padecer cáncer o una muerte prematura.

¿Existen diferencias entre los nutrientes que provienen de los suplementos y los de los alimentos?

En la investigación, los científicos de la Universidad de Tufts evaluaron datos de más de 27.000 hombres y mujeres para conocer el vínculo entre el uso de suplementos dietéticos con la muerte prematura, las enfermedades cardiovasculares y el cáncer. También observaron si la cantidad consumida se asociaba con una muerte temprana, además de ver la diferencia entre los nutrientes que provenían de suplementos o de alimentos.

En el estudio se encontró que ingerir las cantidades recomendadas de vitamina K y magnesio se asociaba con un menor riesgo de muerte prematura; una buena cantidad de vitamina A, vitamina K y zinc parece protegernos de morir por enfermedad cardíaca, y el exceso de calcio estaba vinculado con un mayor riesgo de muerte por cáncer.

Lo curioso es que cuando miraron un poco más allá, se dieron cuenta de que no se podía aplicar a todos los ámbitos. En realidad, sí importa el origen de los nutrientes. De hecho, se comprobó que se obtenían todos los beneficios nutricionales cuando las personas ingeríasn esas vitaminas y minerales de los alimentos. Cuando se consumían micronutrientes mediante los suplementos, los beneficios no fueron los mismos. Por ejemplo, tomar un suplemento de calcio (1.000 mg al día) se vinculó con un mayor riesgo de muerte por cáncer. En cambio, un alto consumo de este mineral mediante los alimentos, no planteaba ningún riesgo para la salud.

¿Por qué es mejor ingerir nutrientes mediante los alimentos?

«Los beneficios de una adecuada ingesta de nutrientes en la salud se han apreciado durante mucho tiempo«, dijo el autor principal del estudio Fang Fang Zhang. «Cuando la ingesta adecuada de ciertos nutrientes de los alimentos se asocia con un riesgo reducido de mortalidad, puede reflejar el efecto beneficioso de esos nutrientes en la salud. Sin embargo, esto también refleja las complejas interacciones entre los múltiples nutrientes dentro de los alimentos en lugar de un solo nutriente«.
Es decir, el magnesio es bueno para cuando lo tomamos junto a todos compuestos que se encuentran en los cereales o en las verduras; pero puede ser perjudicial si lo aislamos y abusamos de su dosis en forma de pastilla.

Con esto podemos ver por qué una suplementación no puede compensar que no estemos comiendo adecuadamente. En el estudio se encontró que los suplementos no modificaron el riesgo de muerte prematura en personas que tenían una ingesta baja de nutrientes.

Quizá sea el momento de plantearte tu alimentación y dejar de pensar en los suplementos. Adquiere buenos hábitos en la cocina y combina con rutinas de ejercicio físico. Si no sabes planear por ti mismo, acude a un profesional que te asesore.