Mercadona vuelve a estar en el punto de mira por uno de los productos más usados en estos días: el spray solar. Estamos en pleno verano y, aunque la pandemia de COVID-19 sigue amenazando las vacaciones de muchos de nosotros, otros se divierten pasando las tardes en la playa. La nueva polémica viene de una usuaria de Twitter que alerta de que un protector solar de la cadena de supermercados crea quemaduras y fotosensibilización. ¿Deberías preocuparte? ¿Es un producto peligroso para la piel?

¿El Spray Solar de Mercadona provoca realmente quemaduras?

No queremos llevarle la contraria a la usuaria de Twitter que detalla con tanto detenimiento lo «malísimo» que es el producto, pero el problema viene dado por un mal uso. A casi todos se nos ha olvidado que hemos estado casi tres meses confinados, perdiéndonos la primavera al completo. Es decir, hay zonas de España que han pasado del abrigo a las camisetas de tirantas. La piel no está preparada para un cambio tan drástico, por lo que exponernos al sol (aunque sea con una protección elevada) no es la mejor idea.

Rayos UVA no es lo mismo que UVB

Si observamos el bote de Spray, nos asegura protección frente a los rayos UVA. Muchas personas confunden el término, pero las quemaduras solares son generadas por los rayos UVB, y el cáncer de piel es causado por los rayos UVA (que son la mayoría de los rayos UV). Que te hayas quemado no quiere decir que estés protegido contra el cáncer de piel. Además, el daño causado por el sol también causa fotoenvejecimiento acelerado, y este se acumula incluso aunque la piel no se queme.

Los protectores químicos pueden tener efectos no deseados

Los protectores solares tienen dos maneras de funcionar: o absorben los rayos UV o los reflejan lejos de la piel. En el caso de los químicos, estos funcionan al absorber la energía dañina de los rayos UV. Son los protectores solares más tradicionales y tienen ingredientes como oxibenzona, octinoxato, octisalato, octocrileno, homosalato y avobenzona, o una combinación de todos. Esos ingredientes, con base de carbono, convierten los rayos UV en calor y los liberan.

Además, no favorecen al cuidado del medio ambiente, por lo que se recomiendan aquellos con ingredientes naturales.

¿Un mayor número de SPF significa una mejor protección?

Podríamos decir que sí. La creencia popular pensaba que un SPF 15 era igual de efectivo que un numero mayor, pero la ciencia ha demostrado que no es así. Cuanto mayor sea el número, mayor será la protección. Los SPF altos, como el 100, pueden tener un efecto notable contra el daño solar, así lo afirma un estudio publicado en la revista de la Academia Americana de Dermatología. Las personas voluntarias se aplicaron crema SPF 50 en un lado de la cara y SPF 100 en el otro, obteniendo como resultado que el 55% de los participantes estaban más quemados por el sol en el lado menos protegido.

Aun así, no es necesario que te agobies por elegir protectores solares por encima del 50. Una vez pasado ese número existe muy poca protección extra. Lógicamente, también dependerá de si lo estás usando correctamente. Recuerda que necesitas aplicar la suficiente cantidad y volver a aplicar inmediatamente después de nadar o sudar, y cada dos a tres horas.

En conclusión, puede deberse a un lote en mal estado, pero existen más posibilidades de que la reacción de la usuaria de Twitter tenga mayor relación con el cuidado de su piel durante estos meses y la exposición solar que mantuvo. De hecho, reconoce que hay otras marcas de protección solar que también le han reaccionado así.