A menudo ocurre que, en ocasiones, tachamos algunos alimentos de nocivos cuando en realidad no lo son. Es cierto que si pensamos en las palomitas que comemos en el cine, éstas no son las más saludables de mundo. Sin embargo, si optas por hacerlas tú mismo, estarás ingiriendo un alimento con muchos beneficios.

Cualquier alimento saludable, ya sea cereal, fruta o verdura, o cualquier otro, puede convertirse en una mala opción en función de la manera en que lo cocinemos. Es lo que ocurre con las palomitas de maíz. Pensamos en ellas cuando vamos al cine y están rebosantes de sal o mantequilla, suponiendo así un aporte elevado de grasas. No obstante, éstas pueden ser una buena opción y un aperitivo saludable, siempre y cuando las hagas tu mismo en casa.

El maíz es un grano integral muy apropiado para nuestra dieta. Tiene un alto aporte de fibra y dispone de grandes propiedades que favorecen el funcionamiento de nuestro organismo. Comiendo palomitas, estamos adquiriendo un importante contenido en antioxidantes, compuestos fenólicos, vitaminas del grupo B, magnesio y manganeso.

Beneficios de consumir palomitas de maíz hechas en casa

Prevención de enfermedades

Varios estudios han demostrado que la ingesta de palomitas de maíz puede ser beneficiosa para nuestro organismo. Y es que disponen de unas propiedades antioxidantes que protegen el organismo frente a algunos tipos de enfermedades. Éstas propiedades neutralizan los daños ocasionados por los radicales libres y cuidan las células de nuestro cuerpo, pudiendo reducir el riesgo de sufrir enfermedades como el cáncer.

Pérdida de peso

El elevado contenido en fibra de las palomitas ayuda a sentirse saciado tras la ingesta de una taza de las mismas. De esta manera se reduce la sensación de hambre y se evita el picoteo entre horas. Por lo tanto, se pueden incluir perfectamente en dietas de adelgazamiento.

Previene el envejecimiento prematuro

Como mencionábamos, los antioxidantes que contiene el maíz luchan contra los radicales libres. Otra de las consecuencias de los daños de estos, es la aparición de síntomas relacionados con el envejecimiento: arrugas, manchas, degeneración macular, deterioro cognitivo, caída del cabello…

Salud digestiva

Su alto contenido en fibra favorece el tránsito intestinal manteniendo la buena salud digestiva. Ayuda en casos de estreñimiento, tanto en prevención como en tratamiento.

Salud cardiovascular

Las palomitas, además de estar deliciosas y ser saludables, tienen la capacidad de favorecer la salud de nuestro corazón. Ayudan a mantener equilibrados los niveles de colesterol y triglicéridos en sangre, previniendo así la aparición de algunas enfermedades cardíacas.

Ahora ya sabes que puedes consumir palomitas de maíz con total tranquilidad. Sin embargo, ten presente que las envasadas o las que compras en el cine no son las más convenientes. Hazlas tú mismo de la forma tradicional y disfruta de ellas sin remordimientos.