Cuando una persona ama el deporte y decide emprender una aventura en este sentido, debe saber que se enfrentará a grandes sacrificios en su vida. Sin embargo, cuando es la pasión lo que empuja a realizarlos, alcanzan más protagonismo las alegrías que los esfuerzos. Descubre los sacrificios a los que se enfrenta un deportista y reflexiona, si es que te sientes identificado.

Cada deporte requiere un comportamiento específico y cierto compromiso por parte del deportista. Éste debe hacer balance y saber si su pasión, y entrega por el deporte en cuestión, es motivación suficiente como para ser responsable y disciplinado en su vida general

Cuando hablamos de un deportista de élite, la entrega y compromiso con su vida profesional debe ser lo más estricta posible. De ello dependen los resultados posteriores y su éxito como deportistas.

¿Qué tipo de sacrificios debe hacer un deportista?

Estos dependerán del nivel de vinculación con el deporte en cuestión. No podemos hablar de la misma seriedad en deportistas profesionales, que para aquellos que lo practican con una menor ambición. No obstante, hay muchas personas que, a pesar de no dedicarse a ello a nivel profesional, luchan y su entrega es enorme; deseando ver los resultados, exigentes y comprometidos con ellos mismos.

Algunas de las facetas de su vida en las que se pueden observar algunos sacrificios, con respecto a quienes no son deportistas, son:

Descanso

Los deportistas deben estar muy comprometidos con respecto al tiempo de descanso. En muchas ocasiones, las largas jornadas de entrenamiento les hacen sentir exhaustos y agotados. Por ello, pese a la falta de tiempo, deben comprometerse a descansar y acudir a su próximo entrenamiento en óptimas condiciones. Si queda poco tiempo en el día para uno mismo, no hay más remedio que emplearlo en descansar y permitir que el cuerpo se recupere.

Responsabilidad

Muchas veces deben entrenar, aun sintiendo dolor en alguna parte de su cuerpo. Sin embargo, hay ciertas lesiones que les obligan a parar. Un deportista tiene que ser responsable de su propio cuerpo. De la misma forma en que aprenden a esforzarse y dar lo máximo de sí mismos, pese a algunas molestias y dolores, deben saber frenar y seguir las indicaciones oportunas cuando una lesión seria les obliga a parar. Este último caso resulta muy traumático para algunos. Sin embargo, es imprescindible echar mano a la resiliencia y saber que hay tiempo de juego, y tiempo de descanso en la partida.

Alimentación

A todos nos gusta salir por ahí con compañeros, familiares y amigos, y darnos algún que otro capricho. Los deportistas deben tener muy claros los conceptos en cuanto a su plan de alimentación. Habrá momentos en los que pueda permitirse ciertos placeres y momentos en lo que no. La correcta y pautada alimentación de un profesional del deporte, es fundamental para su posterior rendimiento. La obtención de los resultados esperados, pasa por ser responsable de muchos pilares básicos, más que el resto de mortales.

Ocio

Muchas veces, se verán obligados a ausentarse de encuentros, fiestas o quedadas porque su deporte les obligue a descansar, a reposar o a concentrarse. Pueden y deben tener vida social, aunque muchas veces se complica. Decir que no a un plan que te apetece, porque debes ir a entrenar, o a descansar, o a recuperarte; o simplemente porque sabes que no podrás disfrutar de él o que no se ajusta a los requisitos de tu forma de vida, es difícil, pero imprescindible en el mundo del deporte.

Conclusiones sobre los sacrificios de un deportista

Los sacrificios son necesarios cuando queremos alcanzar una meta ambiciosa. En el mundo del deporte son muchas las restricciones en comparación a una “vida normal”. Muchas de ellas, incluso, son cuestionables a nivel de salud, cuando se lleva al extremo. Sin embargo, la recompensa de un gran deportista no tiene medida. La felicidad y satisfacción que pueden llegar a sentir cuando sus esfuerzos se ven recompensados, es indescriptible, en boca de muchos.

Por ello, cuando es la pasión lo que mueve a una persona, los sacrificios forman parte de la vida. Hay gente que debe sacrificar tiempo con su familia por ir a trabajar a una oficina; o estar lejos de los suyos cuando deben viajar a menudo. En cada parcela de la vida, hay una historia y siempre hay un motivo de peso para cada circunstancia voluntaria.

El poder del entorno

Algo muy importante que un deportista debe tener, es gente alrededor que le comprenda y respete su forma de vida. Alguien que te fuerza a salir cuando sabe que debes descansar; que te critica por no comer o beber ciertas cosas, sabiendo que de ello depende tu rendimiento; que te juzga cuando no estás presente en todos los encuentros con amigos; no es gente que sume. Por ello, no te sienta mal si no te sientes comprendido en algunos aspectos. Piensa que no todo el mundo es capaz de entender lo que la pasión mueve, y los sacrificios que uno está dispuesto a hacer por lograr la vida que quiere.